Actualidad

En medio de una fuerte inflación, el Gobierno de Argentina busca congelar los precios y se tensa la relación con los empresarios de alimentos

Publicado:
La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios rechazó una negociación para congelar los valores de bienes de primera necesidad hasta fin de año.

Al cierre del mes de septiembre, la inflación en Argentina ya supera la proyectada por el Gobierno en el presupuesto 2021 (29%), y los analistas estiman que llegará al 48% al cierre del año, según un estudio de mercado elaborado por el Banco Central

En un clima de crisis social y económica, que se vio agravada por la pandemia, el aumento irrefrenable de los precios, principalmente en artículos de primera necesidad, golpea duramente el bolsillo de los argentinos, que ven caer su poder adquisitivo mes a mes. 

Con el objetivo de contener la escalada inflacionaria, el gobierno de Alberto Fernández propuso la semana pasada alcanzar un acuerdo con los empresarios de alimentos y otros bienes de uso cotidiano para congelar los valores a fecha del 1 de octubre de este año, que se extenderá por 90 días.

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, anunció este lunes que con el sector empresario abrieron "un compás de espera de 12 horas" para seguir negociando y convenir el pacto, clave para disminuir la inflación, que en el mes de septiembre fue del 3,5% y ya acumula un 52,5% interanual. 

Frente a este panorama, la Casa Rosada pretende confeccionar una lista de precios congelados hasta fin de año con un máximo de 1.650 productos, aunque el número final podría modificarse. Esto se sumaría a una serie de medidas implementadas por el Gobierno, como el programa Precios Cuidados, que marca valores de referencia y garantiza precios mínimos para productos de primera necesidad.

Feletti dijo que "hay vocación de acuerdo, pero firmeza en la necesidad de concretarlo porque la aceleración de los precios de la canasta básica es un tema que preocupa sumamente al Gobierno nacional".

Rechazo del sector empresarial

Sin embargo, este martes la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), que representa a unas 200 compañías alimenticias nacionales y multinacionales, emitió un duro comunicado en el que señaló que "no están garantizadas las condiciones para conciliar", y denunciaron que la Secretaría de Comercio "no tuvo en cuenta" sus contrapropuestas. 

La coordinadora argumenta que los productos alimenticios tienen una incidencia menor en el alto nivel de inflación que informa mensualmente el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), respecto de los demás rubros.

"Muestra de ello es que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de septiembre se incrementó (en general) un 3,5%, mientras que el IPC de alimentos y bebidas lo hizo por debajo de esta cifra, alcanzando un 2,9%. Lo mismo ocurre en el acumulado 2021, donde el IPC general alcanza un 37% mientras que el de alimentos y bebidas aumentó 36,6%", indicaron en el texto.

Según el reclamo de la COPAL, Feletti rechazó "el pedido de generar un espacio de intercambio en lo inmediato, que permita clarificar las realidades y posibilidades de los distintos sectores y encontrar en conjunto un acuerdo sostenible".

En la tarde de este martes, en un breve diálogo con la prensa argentina, Felletti sostuvo que el comunicado que emitió la COPAL "no ayuda" en las conversaciones que se vienen llevando adelante con el sector empresarial.

A pesar de ello, el funcionario confirmó que el acuerdo entrará en vigencia a partir del 20 de octubre, y agregó que "hay una vocación sostenida de seguir dialogando" con las empresas. 

rtnoticiasrtnoticias
Covid19