Actualidad

Nerviosismo en los mercados y estampida de funcionarios del ministerio de Economía de Brasil ante los cambios en la política fiscal

Publicado:
La intención del Gobierno de romper el techo del gasto público, que es intocable desde 2016, ha provocado la dimisión de varios cuadros del gabinete.
Imagen ilustrativa

La incertidumbre generada por las maniobras del Gobierno de Brasil para flexibilizar su política fiscal con supuestos fines electorales y la dimisión de altos funcionarios del Ministerio de Economía provocó que este viernes se registrara una caída en la bolsa y otra subida del dólar en ese país.

Según Globo, el "pánico" del mercado crece porque a pesar de que hay un "problema estructural" en las cuentas públicas del país, el Gobierno de Jair Bolsonaro prevé destinar unos 40.000 millones de reales (7 millones de dólares) para el programa social 'Auxilio Brasil', lo que podría ocasionar la ruptura de su techo del gasto público, que es considerado el "ancla fiscal del país".

Este viernes, la bolsa de Sao Paulo se hundió 3,88 % y la divisa estadounidense subió 1,05 % para cotizarse en 5,72 reales, lo que significa un aumento de más del 10 % en el año. 

Lluvia de dimisiones

En medio de estas caídas y alzas, este viernes, un nuevo alto funcionario del Gobierno de Jair Bolsonaro pidió la dimisión de su puesto. Se trata del secretario de Petróleo y Gas del Ministerio de Minas y Energía, José Mauro Coelho.

Lo mismo había ocurrido un día antes, cuando dos secretarios del Ministerio de Economía y sus adjuntos dimitieron de sus cargos argumentando razones personales, en medio de los duros cuestionamientos que ha recibido el Gobierno por la flexibilización de la política fiscal para incrementar los gastos en 2022, cuando se realizarán las elecciones generales donde se elegirá el presidente, al vicepresidente y a los integrantes del Congreso.

Los cuatro funcionarios que estaban al frente del área fiscal de la cartera eran: el secretario de Tesorería y Presupuesto, Bruno Funchal, y su adjunta Gildenora Dantas, y el secretario de Tesorería Nacional, Jeferson Bittencourt, y su adjunto Rafael Araujo.

En los medios ha trascendido que el equipo del ministerio encabezado por Paulo Guedes había mostrado su descontento por sus maniobras para sortear el techo del gasto público y entregar un programa social temporal de 400 reales (casi 70 dólares), que habría sido exigido por Bolsonaro, quien aspira a la reelección. 

El pasado miércoles, el ministro de Economía anunció que podrían ejecutarse unos 5.300 millones de dólares "fuera del techo de gastos" para impulsar los programas de ayudas directas a la población con menores recursos, en una jugada del Gobierno que ha sido interpretada de "populista", lo que causó el desplome de la Bolsa de Valores el pasado jueves.

El techo del gasto público

La postura del ministro puso en alerta a los inversionistas, ya que pareciera poner fin al techo del gasto público (vigente desde 2016) y constituye una estocada para el equipo económico, liderado por Guedes, que defendió a ultranza la disciplina fiscal para impedir que la inversión social estuviese por encima de la inflación del año anterior.

Con una maniobra para tratar de palear la crisis que ha generado el anuncio, el pasado jueves, en la Comisión Especial para analizar la Propuesta de Reforma a la Constitución (PEC) se aprobó un cambio en la metodología de cálculo para la emisión de los precatorios, que son deudas que deben pagarse por decisión judicial, y que permitirían reajustar los programas sociales sin romper el techo de gasto. 

Con esta medida se ofrece un espacio fiscal de hasta 50.000 millones de reales (8 millones de dólares) para 2022 y los años siguientes, respetando el techo de gasto. Esta propuesta deberá ahora ir a la plenaria, donde tendrá que obtener 308 votos para ser aprobada.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19