Actualidad

"Primera línea de defensa": ¿qué se sabe hasta ahora de la vacuna nasal rusa contra el coronavirus?

Publicado:
Según los desarrolladores, el uso del fármaco nasal no puede reemplazar una vacuna tradicional intramuscular sino que la complementa, creando la "inmunidad esterilizante".
"Primera línea de defensa": ¿qué se sabe hasta ahora de la vacuna nasal rusa contra el coronavirus?

La nueva vacuna nasal contra el covid-19 permitirá a aquellos que entren en contacto con una persona infectada no convertirse en portadores del virus, detalló este sábado Alexánder Guíntsburg, director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya que desarrolló el fármaco anticovid ruso Sputnik V, informa RIA Novosti.

¿Qué es y cuáles son las ventajas?

De acuerdo con Guíntsburg, la vacuna representa el segundo componente de Sputnik V modificado para ser administrado por vía nasal.

Según los desarrolladores, el uso del fármaco nasal no puede reemplazar una vacuna tradicional intramuscular sino que la complementa. Al ser aplicado por la nariz, el medicamento impulsará la formación de anticuerpos secretorios que neutralizarán el virus, creando así, la "inmunidad esterilizante".

Este tipo de protección permitirá desarrollar la "primera línea de defensa" en la nariz y la garganta, lo que impedirá que una persona se convierta en portadora de la infección y transmita el virus.

"Después de la vacunación parenteral primaria tendremos la inmunidad sistémica; después de la vacunación intranasal adicional se creará una barrera suplementaria en forma de inmunidad en las vías respiratorias superiores", explicó el pasado domingo el director adjunto para la investigación del Centro Gamaleya, Denís Logunov, citado por TASS.

Los ensayos siguen en marcha

De momento, no se han identificado efectos secundarios de la vacuna nasal, si bien cabe destacar que los ensayos clínicos aún continúan.

En octubre, el Ministerio de Salud de Rusia autorizó el uso del fármaco en voluntarios en el marco de la segunda fase de los ensayos clínicos que, según se estima, se completarán hasta diciembre de 2023 y contarán con la participación de 500 personas. Asimismo, se detalla que la vacuna podría estar disponible en los mercados internacionales en 2022.

Entre las personas que ya han probado la vacuna se encuentra también el presidente ruso, Vladímir Putin, a quien le administraron el fármaco nasal anticovid el pasado miércoles, un día después de que se revacunara contra el coronavirus con el fármaco monodosis Sputnik Light.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19