Actualidad

Moscú eleva una protesta a la Embajada de EE.UU. en la que advierte de las peligrosas consecuencias de la actividad de la OTAN en el mar Negro

Publicado:
Rusia se reserva el derecho a reaccionar a los desafíos procedentes del bloque militar del Atlántico Norte, declara la Cancillería.
Moscú eleva una protesta a la Embajada de EE.UU.  en la que advierte de las peligrosas consecuencias de la  actividad de la OTAN en el mar Negro

La Embajada estadounidense en Moscú ha recibido una nota de protesta del Ministerio ruso de Exteriores, en relación a la actividad aumentada de las fuerzas de la OTAN en el mar Negro, informó la Cancillería.

"Al tiempo que nos reservamos el derecho a responder a los desafíos correspondientes de EE.UU. y de los miembros de la OTAN que lidera, instamos a un diálogo sustancial sobre las garantías de seguridad y a una discusión sobre las formas de reducir las tensiones político-militares, incluidas las opciones para prevenir incidentes peligrosos en aire y mar", reza el comunicado.

En caso contrario, recalca el Ministerio, "se utilizarán todos los recursos a nuestra disposición para prevenir y neutralizar las amenazas emergentes".

En el documento entregado a la parte estadounidense se enumeraron recientes incidentes que pudieron haber acabado en tragedia, de no ser por la oportuna reacción de los pilotos y controladores de tráfico rusos.

"Los militares estadounidenses y sus aliados de la OTAN han pasado de intentar poner a prueba la seguridad de nuestras fronteras a realizar provocaciones contra aviones civiles, poniendo en peligro la seguridad del espacio aéreo y vidas humanas", reza el comunicado de la portavoz del Ministerio, María Zajárova.

La vocera subraya que efectuar vuelos sin comunicación por radio ni previo aviso y sin autorización de los controladores del tráfico aéreo conlleva graves riesgos para la seguridad de las aeronaves civiles y viola los fundamentos del tráfico aéreo internacional fijados en el Convenio de Chicago de 1944 y en otras normas de derecho internacional.

El pasado 3 de diciembre un Airbus А330-300 de la aerolínea rusa Aeroflot, que volaba de Tel Aviv a Moscú se vio obligado a cambiar su rumbo debido a que un avión de reconocimiento de la OTAN se interpuso en su ruta sobre las aguas del mar Negro.

La Agencia Federal de Transporte Aéreo de Rusia informó que el avión CL600 de la Alianza realizó un vuelo con un intenso descenso desde una altitud de 11.000 a 9.200 metros, cruzando la ruta del servicio de tránsito aéreo establecida para aeronaves civiles sin responder a las peticiones de servicios de tránsito aéreo.

En la zona también se encontraba otro avión de pasajeros, un Bombardier CL650 maltés que volaba de la ciudad rusa de Sochi a Skopie, la capital de Macedonia del Norte.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7