Actualidad

El director del centro que desarrolló la vacuna Sputnik V descarta que la variante ómicron tenga origen artificial y explica su génesis

Publicado:
Altamente transmisible, esta variante del coronavirus ha sido detectada ya en 89 países.
El director del centro que desarrolló la vacuna Sputnik V descarta que la variante ómicron tenga origen artificial y explica su génesis

Alexánder Guíntsburg, director del Centro Gamaleya –institución que desarrolló la vacuna anticovid rusa Sputnik V–, descartó la suposición de que la nueva variante del coronavirus, la ómicron, pueda tener origen artificial, y enumeró las diversas causas naturales que podrían haber generado esa mutación en la región donde fue descubierta.

En declaraciones a Interfax, Guíntsburg se refirió a la presencia en el sur de África –donde fue detectada la ómicron por primera vez– de una gran cantidad de personas con inmunodeficiencia, en cuyos organismos puede el coronavirus habitar durante un largo tiempo y experimentar mutaciones.

"Por otro lado, existe allí una capa inmunizada ante diversos agentes infecciosos, lo que abarca, no lo excluyo, coronavirus de diferentes genotipos. Frente a ese telón de fondo, cuando el virus pasa mucho tiempo dentro de un organismo, va acumulando un sinfín de mutaciones", dijo.

También es posible, añadió, que el covid-19 se haya transmitido originalmente de los humanos a ciertos animales salvajes y, después de mutar, regresara a las personas.

"Y se desconoce cuántas veces puede haberse transmitido este coronavirus de un animal salvaje a otro. Puede que ni haga falta la inmunodeficiencia, sino simplemente la resistencia natural, debido a que los animales tienen receptores diferentes de adhesión del virus", detalló Guíntsburg.

Por lo tanto, subrayó, "no se necesitan influencias humanas, intervenciones antropogénicas, para explicar todos estos fenómenos".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó como "preocupante" la variante ómicron (B.1.1.529), detectada por primera vez en el continente africano –en noviembre pasado– y caracterizada por una alta cantidad de mutaciones. Según alerta la comunidad científica, su transmisibilidad supera la de la variante delta y tiene una mayor capacidad para esquivar la protección de las vacunas existentes.

La ómicron ha sido detectada ya en 89 países. Su rápida propagación disparó las cifras de contagios y está obligando a muchas naciones a reimplantar medidas sanitarias restrictivas.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19