Actualidad

Expulsan del cuerpo a un policía británico que hizo fotos y selfis "racistas, homofóbicas y ofensivas" en escenas del crimen y las envió por WhatsApp

Publicado:
Ryan Connolly fue declarado culpable de falta grave luego de que la unidad anticorrupción de la Policía del condado de Merseyside descubriera el "comportamiento ofensivo" del agente, quien también había mantenido una relación con un conocido delincuente sin informar a sus jefes.
Expulsan del cuerpo a un policía británico que hizo fotos y selfis "racistas, homofóbicas y ofensivas" en escenas del crimen y las envió por WhatsApp

Un policía británico se hizo selfies en el lugar de un asesinato en el que un adolescente había sido apuñalado hasta la muerte, y envió imágenes "atroces" y ofensivas a través de WhatsApp. Aunque el incidente tuvo lugar en el 2018, salió a la luz este martes luego de que The Guardian realizara una investigación.

El oficial del condado de Merseyside, Ryan Connolly, cometió una serie de infracciones disciplinarias a lo largo de seis años, mientras estaba en servicio, según declaró un tribunal. El agente tomó con su móvil fotos de una persona que se había cortado las venas; de varios detenidos, que sufrieron de una crisis de salud mental y permanecieron en un hospital; así como de algunas víctimas de crímenes. Además, el agente compartía con frecuencia múltiples imágenes y mensajes racistas y homófobos a través de la aplicación de mensajería.

La Policía de Merseyside confirmó al medio los detalles de las irregularidades cometidas desde el 2014 por Connolly y señaló que sus acciones eran un "insulto" a la mayoría de los agentes que servían con distinción. Detalló que la unidad anticorrupción confiscó en febrero de 2020 los teléfonos del policía y descubrió el "comportamiento ofensivo" del oficial, quien también había mantenido una relación con un conocido delincuente sin informar a sus jefes.

"Violó el deber de confianza"

Mientras, un tribunal disciplinario declaró al agente, que se incorporó al cuerpo en enero del 2003, culpable de falta grave. El policía dimitió antes una audiencia del pasado noviembre, en la que se decidió despedirle formalmente. Connolly no podrá volver a trabajar en la Policía de por vida.

El subdirector de la Policía local, Ian Critchley, afirmó que "Connolly había tomado fotografías de personas vulnerables en su teléfono personal mientras estaba de servicio", lo que "violó el deber de confianza; carecía de honestidad e integridad y a través de su conducta desacreditada ha socavado la confianza del público". "Entre los años 2015 y 2018, Connolly almacenó imágenes en su teléfono personal que eran racistas, homofóbicas y severamente ofensivas y en algunas ocasiones había compartido esas imágenes", agregó.

Declaración de Connolly

Por su parte, el propio agente señaló en una declaración escrita ante el tribunal que no podía recordar las imágenes ofensivas, después de que le fueran mostradas durante el interrogatorio por los detectives, ni cómo llegaron a estar en su teléfono.

"Tengo la perspicacia de saber que las imágenes no deberían haber estado en mi poder", dijo. "Esto ha sido una experiencia de aprendizaje para mí para ser más consciente de los grupos de WhatsApp en los que estoy y ser más consciente [del] material que me envían", añadió.

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7