Actualidad

El presidente de Kazajistán acepta la dimisión de los miembros del Gobierno ante la ola de violentas protestas que azotan varias regiones del país

Publicado:
Los miembros del Gobierno disuelto seguirán en sus funciones hasta la formación de un nuevo Gabinete.
El presidente de Kazajistán acepta la dimisión de los miembros del Gobierno ante la ola de violentas protestas que azotan varias regiones del país

El presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáev, ha aceptado la dimisión del Gobierno del país en concordancia con el artículo 70 de la Constitución de la nación, según se informa en el portal oficial del mandatario.

Los miembros del Gobierno disuelto seguirán en sus funciones hasta la formación de un nuevo Gabinete. Mientras, Aliján Smaílov será el primer ministro interino del país.

La noticia se produce ante la ola de violentas protestas que azotan varias regiones del país centroasiático desde hace varias días. Las manifestaciones estallaron debido al aumento de los precios del gas licuado del petróleo, pero luego la ciudadanía también exigió cambios políticos.

Poco antes el mandatario introdujo el estado de sitio en la ciudad de Almatý y la provincia de Mangystau a partir de la 01:30 del 5 de enero hasta las 00:00 del 19 de enero en vista del "agravamiento de la situación, con el fin de garantizar la seguridad pública, restablecer el orden público y proteger los derechos y libertades de los ciudadanos". Además, se empleó un toque de queda en Almatý.

Dicha urbe se convirtió en uno de los focos principales de las protestas que desembocaron en enfrentamientos con las fuerzas del orden que emplearon gas lacrimógeno, granadas aturdidoras y de humo, así como balas de goma para dispersar a los manifestantes más violentos que quemaron varios vehículos policiales y agredieron a agentes de seguridad. Varios videos en redes muestran también como los congregados hacen retroceder a los vehículos blindados de los equipos antidisturbios.

Las manifestaciones estallaron el 2 de enero en la ciudad de Janaozen (provincia de Mangystau) ante la duplicación de los precios del gas licuado del petróleo. Luego, las protestas se propagaron a la ciudad capitalina de Nursultán, así como a Aktau (capital de la provincia de Mangystau), Almatý, Aktobé (capital de la provincia homónima) y Taldykorgan (capital de la provincia de Almatý), entre otras urbes y localidades. 

Las autoridades intentaron aliviar la tensión social este 4 de enero con la disminución de los precios de combustible en las provincias de Aktobé y de Mangystau, pero estas medidas no dieron frutos.

 

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7