Actualidad

Estudio: Las mujeres tienen mayor riesgo de morir tras una operación realizada por un hombre

Publicado:
La investigación sugiere que las posibilidades de recuperación de las mujeres tras una intervención quirúrgica pueden depender del sexo del cirujano.
Estudio: Las mujeres tienen mayor riesgo de morir tras una operación realizada por un hombre

Las mujeres operadas por un hombre tienen más posibilidades de morir, sufrir complicaciones y reingresar al hospital, según un estudio que analizó el sexo de cada paciente, el sexo del médico y los detalles de cómo se llevó a cabo la operación. Así, los investigadores hallaron que las mujeres tenían más probabilidades de obtener un resultado positivo si el procedimiento era realizado por una cirujana.

Según el estudio, publicado el 8 de diciembre de 2021 en la revista médica JAMA Surgery, las mujeres tienen un 15 % más de posibilidades de sufrir complicaciones y un 32 % más probabilidades de morir si su doctor es un hombre. Los científicos estudiaron tres tipos de resultados postoperatorios adversos: muerte, reingreso al hospital y complicaciones en un plazo de 30 días, basándose en los datos de 1.320.108 pacientes de Ontario (Canadá) que se sometieron a 21 procedimientos quirúrgicos realizados por 2.937 cirujanos entre 2007 y 2019.

La doctora Angela Jerath, epidemióloga clínica en el Universidad de Toronto y coautora de la investigación, explicó que "los resultados son preocupantes, porque no debería haber diferencia de sexo en los resultados de los pacientes, independientemente del sexo del cirujano".

Además, las conclusiones muestran que los pacientes masculinos obtuvieron resultados similares, independientemente de si su médico era hombre o mujer, pero las pacientes femeninas obtuvieron mejores resultados si el cirujano era mujer.

Jerath cree que es poco probable que las diferencias técnicas entre médicos masculinos y femeninos expliquen los resultados, ya que ambos sexos reciben la misma educación en medicina. En su opinión, una de las explicaciones podría ser "el sesgo sexual implícito", en el que los cirujanos actúan sobre la base de prejuicios, estereotipos subconscientes y profundamente arraigados. Además, añadió que las diferencias en la comunicación y las habilidades interpersonales de hombres y mujeres, que surgen en las conversaciones de los médicos con los pacientes antes de la operación, también puede afectar los tratamientos.

A juicio de los investigadores, es el primer estudio de este tipo, que examina la asociación entre el sexo del paciente, el sexo del cirujano y los resultados quirúrgicos.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19