Actualidad

Lavrov explica por qué Rusia empezó ahora las negociaciones con la OTAN sobre seguridad y cuáles fueron sus objetivos

Publicado:
El canciller comunicó que Moscú espera "respuestas escritas" por parte de Washington y la OTAN.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, celebró este viernes una conferencia de prensa sobre los resultados del trabajo del Ministerio de Exteriores de Rusia en 2021.

El evento se realizó en un formato mixto, ya que era posible hacer preguntas al ministro tanto en línea como presencialmente.

"Respuestas escritas"

Lavrov abordó al inicio de sus declaraciones el tema de las recientes negociaciones entre Rusia y Occidente sobre garantías de seguridad en Europa y comunicó que Moscú espera "respuestas escritas" por parte de Washington y la OTAN.

"Esperamos respuestas de nuestros compañeros, respuestas escritas, puestas en papel, como lo hicimos nosotros al presentar nuestras propuestas. Pero mientras tanto, por supuesto, seguiremos trabajando para asegurarnos de estar listos ante cualquier desarrollo de eventos", declaró el ministro, señalando que los socios de Moscú "comprendieron la necesidad de hacer esto rápidamente, específicamente en papel, y se dieron cuenta de que la Federación de Rusia no esperará indefinidamente".

"En general, estamos convencidos de que, si hay buena voluntad, si hay voluntad de compromiso, siempre se puede encontrar una solución mutuamente aceptable", subrayó el canciller. "Si nuestras propuestas son rechazadas, cuando esto suceda, si esto sucede, seré menos pesimista; nosotros, por supuesto, evaluaremos la situación e informaremos al presidente", dijo Lavrov.

¿Por qué ahora?

Asimismo, el ministro explicó por qué Moscú ha planteado la cuestión de la no expansión de la OTAN durante los últimos meses. "Se acumuló todo eso. Se acumuló durante el período después de los años 90 del siglo pasado, cuando las promesas de la no expansión de la OTAN, de la no expansión de la infraestructura militar de la OTAN hacia el este, del no envío de sistemas militares a ese territorio fueron echadas a la basura por nuestros interlocutores y socios occidentales y la OTAN durante cinco olas de expansión ya está cerca de nuestras fronteras", explicó el diplomático.

Lavrov señaló que, anteriormente, Polonia fue el único país que pretendía unirse a la OTAN, mientras que ahora, "la situación ha cambiado drásticamente" y los territorios que pretenden unirse a la alianza "se desarrollan desde el punto de vista militar". El ministro enfatizó que actualmente, Rusia busca "disminuir las tensiones militares en Europa", mientras que Occidente hace "lo contrario" y los países occidentales incrementan su presencia militar cerca de Ucrania y en el mar Negro.

Asimismo, en sus declaraciones el canciller tachó de "absurdas" y "sin sentido" las exigencias de Occidente respecto a cómo debe Rusia "tratar a sus fuerzas armadas en su propio territorio", unas exigencias que podrían preceder el incremento de las actividades de "las fuerzas de reacción rápida y las fuerzas de operaciones especiales de la OTAN" cerca de las fronteras rusas en los próximos dos o tres meses.

Según Lavrov, la etapa actual "refleja el momento en que Occidente estalló y, violando todos sus compromisos con el sentido común, eligió esa vía de agudizar la situación".

¿Qué objetivos busca Moscú?

Durante la conferencia de prensa, el canciller respondió a la pregunta del periodista y político ucraniano, Anatolii Sharii, sobre los objetivos que perseguía Moscú a la hora de iniciar un diálogo con Occidente sobre las garantías de seguridad, si ya podía predecir su respuesta. Según el periodista, en Ucrania existe la versión de que Rusia "expresamente solicitó algo más grande para recibir a cambio algo diferente, algo que no es público".

Lavrov enfatizó que Moscú "no intentó jugar a ningún juego ni seguir el escenario de 'pide más, pues darán menos', como se dijo en Ucrania". "Somos mucho más serios. No aceptamos de ninguna manera la aparición de tropas de la Alianza del Atlántico Norte justo en nuestras fronteras, teniendo en cuenta el rumbo seguido por los líderes ucranianos. Tanto el anterior como el presente, lamentablemente. Es más. Esto son líneas rojas, de verdad, y lo saben", aseveró.

El ministro ruso subrayó que la presencia militar en los territorios vecinos, como pasa con Ucrania, que representa "una amenaza" para Rusia, es otra "línea roja", en la que actualmente también participa la Unión Europea. "Ahora están promoviendo activamente sus planes para enviar una misión de entrenamiento militar a Ucrania. Es decir, quieren contribuir al entrenamiento de, de hecho, unidades antirrusas", señaló Lavrov.

El canciller hizo el hincapié en que Kiev mueve sus tropas por todo el territorio ucraniano y hace sus concentraciones cerca de Donbass, hecho que "no preocupa" al Occidente. "Le preocupa lo que Rusia hace en su territorio", remarcó, agregando que Moscú nunca ha lanzado amenazas contra el pueblo vecino, a diferencia del presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, y sus seguidores. "Exigió que los rusos salieran de Ucrania", dijo el diplomático, señalando que sus palabras pueden tratarse como "una amenaza directa".

Por otra parte, Lavrov subrayó que, aunque Ucrania permanezca fuera de la OTAN, los acuerdos bilaterales que pueda trazar con los estadounidenses y los británicos sobre la instalación de las bases militares en el mar de Azov, también serán "inaceptable para Moscú". En sus declaraciones de esta jornada, el canciller enfatizó que "la paciencia de Rusia con las acciones de Occidente ha llegado a su fin".

En comentarios a RT, la analista internacional Marinella Correggia señaló que, en vez de lanzar acusaciones contra Rusia, la OTAN debería de reflexionar sobre sus errores anteriores que llevaron a riesgos para la seguridad mundial.

La rapidez de la OTSC

Durante la rueda de prensa, el ministro ruso también resaltó que los acontecimientos en Kazajistán "han demostrado que los esfuerzos para crear capacidades de mantenimiento de la paz que se han hecho en la OTSC en los últimos años han sido muy eficaces y muy demandados".

"El asombro con el que Occidente observó la rapidez con la que se desplegaron las unidades de todos los países de la OTSC en Kazajistán a petición de su presidente fue apreciado por todos, no me cabe duda", dijo Lavrov, que agregó: "Espero que no tengamos que volver a utilizar esta experiencia, pero tenemos que mantener la pólvora seca".

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7