Actualidad

Extraditan a EE.UU. a un mexicano acusado de asesinar a 2 mujeres con exactamente 2 años de diferencia y encontrado gracias a una bolsa de Cheetos

Publicado:
Juan Antonio Arreola-Murillo está acusado de matar a las mujeres el 9 de febrero de 2006 y el 9 de febrero de 2008.
Extraditan a EE.UU. a un mexicano acusado de asesinar a 2 mujeres con exactamente 2 años de diferencia y encontrado gracias a una bolsa de Cheetos

Un hombre acusado de estrangular a dos mujeres del estado de Utah (EE.UU.), una de las cuales estaba embarazada de seis meses, con exactamente dos años de diferencia, fue extraditado el último jueves a Estados Unidos desde México.

El acusado, Juan Antonio Arreola-Murillo, de 41 años, ingresó en la prisión del condado de Salt Lake por cargos de homicidio agravado, robo agravado y hurto agravado, afirmó la oficina del fiscal de distrito local en un comunicado el lunes, obtenido por el portal Law&Crime.

Descubierto gracias a una bolsa de Cheetos

Sonia Mejia, de 29 años y quien estaba embarazada de seis meses, fue asesinada el 9 de febrero de 2006 dentro de su residencia, luego de sufrir un robo y ser golpeada y estrangulada. Los oficiales encontraron "Cheetos derramados sobre la entrada, tanto dentro como fuera de la puerta principal", así como una botella de Coca-Cola, productos que, según el marido de la víctima, no se consumían ni guardaban en el departamento.

"Se obtuvieron huellas latentes de la bolsa de Cheetos y la botella de Coca-Cola", señaló entonces la Policía. Las huellas y el ADN se ingresaron en las bases de datos del Gobierno, pero no dieron de inmediato la identidad de un sospechoso.

Entre tanto, exactamente dos años después, el 9 de febrero de 2008, también se alega que el acusado asesinó a Damiana Castillo, de 57 años. En este caso, una autopsia dictaminó que la causa de la muerte fue "asfixia por estrangulamiento". Los investigadores obtuvieron pruebas de ADN, las cuales coincidieron con las encontradas en la escena del crimen de Mejia.

Sin embargo, no fue hasta 2016 que la base de datos proporcionó la identidad del autor de los crímenes. Ello se debió a que ocho meses luego del segundo asesinato, Arreola-Murillo fue deportado a México y nunca regresó a Estados Unidos hasta el día de su extradición. El fiscal de distrito del condado de Salt Lake, Sim Gill, explicó a medios locales que un "rastro en papel" de la deportación del acusado permitió a la Policía "conectar los puntos" y realizar un arresto.

Si es encontrado culpable, según medios locales, podría recibir la condena de cadena perpetua, sin posibilidad de pena de muerte, debido a restricciones diplomáticas a los imputados extraditados desde México.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19