Actualidad

Llaman a un paro 'antiinmigrantes' en una ciudad chilena un día después de una manifestación que destruyó un campamento de venezolanos

Publicado:
A pesar de que había integrantes de las Fuerzas Especiales de Carabineros, los grupos de choque destruyeron las carpas y los enseres que se encontraban a su paso. En septiembre pasado, ya había ocurrido un hecho similar.

Este lunes, el acceso a la ciudad chilena de Iquique está bloqueado como parte de un paro regional que busca la paralización de la capital de la provincia homónima. Esta convocatoria estuvo precedida por una manifestación en contra de la delincuencia y la inmigración, el pasado domingo, en la que un grupo de personas, entre consignas xenófobas y banderas negras y de Chile, destruyó un campamento de venezolanos situado en una transitada avenida.

Durante esta paralización, respaldada por un grupo de habitantes, y convocada por sectores comerciales, de transporte (terrestre y marítimo), hoteleros y deportivos, se han levantado barricadas en distintos puntos de la capital de la región de Tarapacá, caracterizada por una intensa vida turística y portuaria. 

En las imágenes compartidas en las redes por los medios locales se observan las largas filas de autos detenidos y la obstaculización de las vías, incluso en las cercanías del Aeropuerto que, después de cancelar y reprogramar algunos vuelos, informó en Twitter que continuaba normalmente con su funcionamiento. 

¿Por qué esta nueva protesta?

Este paro regional, que incluso ha convocado a un equipo de fútbol local, es la continuación de una manifestación que congregó el domingo a unas cuatro mil personas que salieron a las calles para protestar en contra del aumento de la delincuencia y de la inmigración en esa ciudad.

A pesar de que la movilización derivó en hechos de violencia en contra de un campamento de venezolanos, el jefe de zona de Carabineros en Iquique, Iván Monje, afirmó que no hubo detenidos porque "no se presentaron desórdenes graves", recoge Radio Paulina.

La jornada se inició con una movilización donde algunos participantes exhibieron carteles con mensajes xenófobos en contra de los migrantes, a los que relacionan con el repunte de la delincuencia. Durante el recorrido, también hubo insultos contra quienes estaban en las zonas con presencia de venezolanos, a los que les exigían que regresaran a su país de origen.

La situación se salió de control cuando parte de la movilización arremetió de manera violenta contra un campamento de venezolanos en el sector Aeropuerto con Las Rosas. Allí, a pesar de que había integrantes de las Fuerzas Especiales de Carabineros, los grupos de choque destruyeron las carpas y los enseres que se encontraban a su paso. La noche del sábado, los migrantes habían sido trasladados a un albergue de manera preventiva debido a que se esperaba que hubiera agresiones, según Monje.

En medio de la destrucción del campamento, un migrante, al parecer de origen venezolano, fue golpeado y lanzado al suelo, según un video colgado en las redes. A su alrededor se aprecian varios carabineros mientras de fondo se escuchan voces que repiten: "¡Que se vayan, que se vayan!".

"Lo que nos preocupa no es la nacionalidad"

En un trino, el gobernador de Tarapacá, José Miguel Carvajal, escribió este lunes que espera que el Gobierno "dimensione la gravedad de la situación" y que el ministro del Interior visite esa región "hoy mismo". Además, aseguró que la "inseguridad que se vive es muy grave" y que confía en que se aborde "con urgencia".

A pesar de que un hecho similar en contra de un campamento con población migrante venezolana ya había ocurrido en septiembre pasado en Iquique, Carvajal también afirmó días atrás, en una entrevista con Radio Usach, que lo que le preocupa a las autoridades "no es la nacionalidad, sino la delincuencia". Según el gobernador, "algunos tratan de instalar ideologías" con respecto a lo ocurrido en la región, lo que "provoca que la población vaya incubando un discurso xenófobo".

En su opinión, la comunidad se moviliza "contra la delincuencia y por la sensación de inseguridad". Sobre este tema, el fiscal de Tarapacá, Raúl Arancibia, informó en días recientes que en esa región aumentaron los delitos violentos como los homicidios (183 %), el tráfico de drogas (42 %) y el tráfico de migrantes (501 %).

Si bien el fiscal no se refirió a nacionalidades, fue más allá que el alcalde de Tarapacá y señaló como causa de este importante salto exponencial de las cifras a la "permeabilidad" de la frontera y una supuesta migración "masiva y totalmente descontrolada" que ha modificado "la criminalidad que conocíamos, con el surgimiento de organizaciones y bandas criminales extremadamente violentas".

Por su parte, un grupo de venezolanos, entrevistados por Radio Paulina, se refirió a su situación de vulnerabilidad y manifestó que temen por su seguridad ante los reiterados ataques en contra de la población migrante que se encuentra de manera precaria en esa zona del norte chileno.

Según datos del Departamento de Extranjería y Migración (DEM) y del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), a fines de 2020 había 1,4 millones de personas migrantes en Chile. Venezuela lidera la población migrante con un 30,7 %, seguido de Perú (16,3 %), Haití (12,5 %), Colombia (11,4 %) y Bolivia (8,5 %).

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7