Actualidad

El precio de la gasolina en España bate su máximo en diez años con el litro a más de 1,5 euros

Publicado:
Además, el precio del diésel en el país ibérico ha experimentado un alza durante seis semanas seguidas, mientras que la electricidad y el gas siguen encareciéndose.

La crisis energética en España se intensifica, con el precio de la gasolina marcando un nuevo máximo desde 2012, que lo sitúa en 1,54 euros (1,77 dólares) por litro. Además, el diésel ha experimentado un alza durante seis semanas seguidas. A los elevados precios de los combustibles se suma la escalada de valor de la electricidad y del gas. Francisco Guaita nos cuenta las causas y consecuencias de estas constantes subidas.

La escalada de precios de los combustibles no es nueva. Hay que remontarse a hace más de un año. Fue en noviembre de 2020 cuando llegó a tocar su techo antes de esta pasada Navidad. En este inicio de año la gasolina ha sumado cuatro semanas consecutivas de alzas.

Esta situación supone un importante agujero para el bolsillo de muchos ciudadanos. Una de las afectadas es Sofía Guisado, a quien cada depósito semanal le cuesta unos 17 euros más que hace un año. "[Para] los que usamos el vehículo para el transporte a nuestro trabajo y para cualquier cosa que necesitemos para nuestro trabajo ha subido muchísimo", se lamenta.

¿Cuáles son los motivos?

Pero, ¿cuáles son los motivos del aumento del precio de los carburantes? Por un lado, el encarecimiento del petróleo, ya que su coste ha llegado a cotas máximas desde el 2014. Por otro lado, al haberse reactivado la economía tras la pandemia de covid-19, hay una mayor demanda, mientras que la oferta de los países productores de petróleo es muy limitada.

No obstante, hay expertos que consideran que el principal problema de los hidrocarburos es estructural. Estamos dicen, ante el peor escenario.

"Los que tienen que invertir en que haya recursos fósiles disponibles no lo van a hacer, ya que corren el riesgo de que sus inversiones pierdan todo su valor en muy poco tiempo, porque ya no se pueda extraer por razones medioambientales", explica Mario Sánchez-Herrero, economista y experto en energía. "Las energías renovables todavía no representan un peso suficiente como para tirar los precios hacia abajo", añade.

A los elevados precios de la gasolina se suman los altos costes de la luz. De hecho, en enero de este año el precio de la electricidad en el mercado mayorista registró su segundo mes más caro de la historia del país.

Una piedra más en el camino

A pesar de que numerosos negocios están ligados al consumo de la electricidad y al gasto de combustible en el transporte, muchos de los productos alimenticios no han aumentado de manera ostensible. Los costes, por ahora, los están asumiendo las empresas en muchos casos.

"Intentamos por todos los medios que el consumidor no lo sufra, pero hay algunas veces que no tenemos más remedio que hacerlo", comenta Alba María Ruiz Morales, que desde hace 15 años regenta una pescadería en Madrid. La mujer reconoce que su negocio está pasando por uno de sus momentos más difíciles.

Hay quienes creen que una de las claves para el futuro de la economía es conocer cuál será el techo del coste del oro negro. "Si, como consecuencia de los problemas estructurales del sector energético, el gas y el petróleo se mantienen a precios altos de manera continuada de aquí en adelante, entonces tenemos mucha inflación general, habrá, por lo tanto, caída de la demanda, caída de la producción y una recesión de la que costará mucho tiempo salir", señalA Sánchez-Herrero.

Entre la incertidumbre económica y los numerosos problemas sociales, los ciudadanos ven un horizonte complicado, mientras todo parece indicar que el precio de la gasolina, a corto plazo, será una piedra más en el camino de millones de familias en España.

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7