Actualidad

La violencia en el entorno familiar afecta a miles de menores en España

Publicado:
Los hijos suelen estar invisibilizados en la violencia de género contra la mujer. Sin embargo, en más de la mitad de las ocasiones son una víctima más.

Manifestaciones multitudinarias han ayudado a poner el foco en la violencia sobre la mujer, un mal endémico que en España se ha llevado por delante la vida de más de 1.100 mujeres desde 2003. Pero la violencia machista no solo afecta a la pareja, sino también a los hijos e hijas.   

RT ha conversado con algunas personas que vivieron este complejo y sensible problema en carne propia para conocer sus historias.

Secuelas psicológicas

Uno de los interlocutores es ya es mayor de edad, pero aún teme la reacción agresiva de su padre biológico. Por eso, prefiere ocultar su identidad. Define define a su hogar familiar durante años como "la casa del terror".

Fue testigo del maltrato que sufría su madre. No solo era ella: su hermana y él mismo vivieron el horror de los continuos ataques físicos y verbales. Una situación que le ha dejado importantes secuelas psicológicas. 

"Llevo muchos años culpando a ese niño que hay en mí por no reaccionar e incluso orinarme encima, por no poder parar una agresión de cualquier tipo", confiesa esta víctima bajo anonimato.

Visibilidad del problema

Uno de cada cinco varones en España de entre 15 y 29 años considera que la violencia de género no existe, según un sondeo elaborado por el Ministerio de Igualdad. Sin embargo, los datos de la última macroencuesta de violencia contra la mujer muestran una realidad muy diferente. Más de 1,6 millones de niños en España viven en hogares con violencia machista.

Síntomas depresivos, miedos, baja autoestima y problemas de socialización e integración en la escuela son algunas de las consecuencias psicológicas que padecen estos menores, de acuerdo con los expertos. 

"Lo que falta es ver también a los adolescentes y las adolescentes, y niños y niñas, no solo como objetos de especial protección, que también lo son, sino como sujetos de derechos", señala Cristina Sanjuan, especialista en prevención de la violencia en la ONG Save the Children.

"Y en este caso también es integrar esos dos enfoques: que la violencia de género en la adolescencia también existe", añade.

En busca de una solución

Sin embargo, en los últimos meses se han dado avances políticos para dar prioridad a los más jóvenes. Recientemente, el Gobierno español creó un órgano estatal adscrito al Ministerio de Derechos Sociales en donde participan niños y adolescentes para darles voz. Se reunirán al menos dos veces al año. 

Otro impulso lo dio hace unos meses el Congreso de los Diputados, aprobando la primera ley que protege a la infancia frente a esta violencia. Una norma que llega una década después de que el Comité de Derechos del Niño de la ONU recomendara a España un marco legal.

Desatención institucional

Pero en opinión de Patricia Fernández, hija de una víctima de violencia de género, aún queda mucho por hacer. Esta madrileña fue testigo durante su niñez de los malos tratos de su padre a su madre. Recalca que los niños también son víctimas.

La violencia es una pirámide —dice— y lo último que sucede es la agresión física. En ese tiempo, echó de menos que las instituciones la hubieran protegido, escuchado y creído.

"El juez cuando te obliga a ver al maltratador. El psicólogo cuando te dice que no te cree. La perito cuando te aplica el síndrome de alienación parental. Te están coaccionado, te están amenazando, te están metiendo miedo. Y al final, es el maltrato ejercido por una maquinaria", resume Patricia.

Más de la mitad de los casos de maltrato a la mujer están acompañados de ataques físicos contra los niños. Una violencia que coloca a los menores como las víctimas invisibles de las agresiones machistas.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7