El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

La historia detrás de la canción que Chico Buarque no interpreta por considerarla "machista" (y que ha generado un acalorado debate en Brasil)

Publicado:
Las redes se llenaron de elogios por la decisión del artista y de críticas al considerar que se está autocensurando debido a la presión de los movimientos feministas.
La historia detrás de la canción que Chico Buarque no interpreta por considerarla "machista" (y que ha generado un acalorado debate en Brasil)

Brasil década de los 60, Río de Janeiro. En el departamento frente en la playa de Copacabana de la cantante Nara Leão, consagrada como "la musa del bossa nova", se juntaban reconocidos artistas como Tom Jobim, Vinícius de Moraes o Chico Buarque. 

Entre las paredes de aquella vivienda de la Avenida Atlântica, epicentro de ese género musical que derivó de la samba, se compusieron canciones como 'O Barquinho', 'Você, Nós e o mar' o 'Ah se eu pudesse', que hoy forman parte de la cultura popular brasileña.

De esa década también es 'Com Açúcar, com Afeto' (Con azúcar, con afecto), el clásico que Buarque escribió a pedido de Leão y que desde hace semanas está en el centro de una acalorada polémica en Brasil después de que el artista, de 77 años, anunciase que no lo interpretará más por considerarla machista. 

El documental 'O canto livre de Nara Leão', recientemente estrenado y cuyo título hace referencia al tercer álbum de Nara Leão, va desmenuzando la trayectoria de la cantante, que falleció en 1989, a los 47 años, por un tumor en el cerebro. El pasado mes de enero hubiese cumplido 80 años. 

Buarque es uno de los amigos íntimos de la artista que aparece en la cinta, donde comunica su polémica decisión. 

"Me gustó hacerla [la canción], pero siempre voy a dar la razón a las feministas. Aunque tienen que entender que en aquella época no existía, no se nos pasaba por la cabeza que eso era opresión, que la mujer no podía ser tratada así", comenta.

La letra de la canción, uno de los grandes clásicos del icónico artista, retrata a una mujer sin independencia financiera que se queda en casa preparando "con azúcar y afecto" el dulce preferido de su marido, mientras este sale del trabajo y se va de bares a hablar de fútbol. Y, sin embargo, al volver a casa, le "calienta el plato" y "le abre sus brazos".

"Cuando la noche por fin te cansa /vienes hecho un niño para llorar mi perdón (...) harapiento y maltratado/ ¿cómo voy a aborrecerme?/ luego voy a calentar tu plato/ doy un beso a tu retrato/ y te abro mis brazos", reza la letra.

Buarque conoció a Nara en 1966 en su apartamento. Él era un joven estudiante de arquitectura al que le gustaba la música, y ella enseguida supo ver su talento. 

Juntos cosecharon grandes éxitos como A Banda, escrita por Buarque, con la que ganarían la segunda edición del Festival de Música Popular Brasileña en 1967.

Ambos –considerados por muchos en la época como "portavoces de la izquierda"– interpretaron canciones consideradas subversivas en plena dictadura militar (1964-1985). Sus abiertas posiciones políticas les llevarían a pasar un periodo exiliados en Europa. 

Tras el golpe militar, la llamada "música de protesta" empezó a perder fuerza y Nara, referente del "tropicalismo", un movimiento libertario que revolucionó la música brasileña en aquella década, quiso hacer cosas nuevas. 

"Ella me pidió esa música. Dijo: yo quiero ahora una música de mujer sufridora", comentó Buarque en relación a 'Com Açúcar, com Afeto', que escribió cuando tenía 23 años. "No cantaré más esta canción y si Nara estuviese aquí, seguro que no la cantaría", agregó.

"Una cosa medio muerta"

Lo que no imaginaba el artista –que en realidad dejó de cantar la canción en los años 80- es que su comentario iba a generar todo un debate en la sociedad, dividida entre los elogios por su decisión y en las críticas por considerar que se estaba autocensurando debido a la presión de movimientos feministas.

Las redes se llenaron de comentarios de todo tipo.

"Adoro 'Com Açúcar, com afeto', siempre la tarareo. La considero una hermosa canción que denuncia una situación machista. A pesar de que la canción tiene mi edad (54 años), todavía hay muchas mujeres que viven eso", afirma la feminista Lola Aronoviche, profesora de la Universidad Federal de Ceará. 

Otro escribió: "Me partió el corazón escuchar a Chico Buarque justificándose por el 'error' de haber compuesto 'Com Açúcar, com Afeto' y asegurando que no la volvería a cantar ya que 'las feministas tienen razón' al criticar la representación de la mujer en la canción. Qué triste mundo creamos".

Para el filósofo Francisco Bosco, en las últimas décadas se ha ido ganando conciencia de la construcción de roles de género. "Hay, por supuesto, una serie de canciones en el cancionero brasileño que están 'políticamente anticuadas'. Y la gente es libre de decidir si las sigue cantando", comentó.

La columnista Amara Moira destacó que el episodio se utilizó para "criticar a las feministas y los movimientos sociales, supuestamente responsables de censurar las creaciones artísticas para imponer el molde de lo políticamente correcto".

Ante el revuelo, Buarque quiso aclarar la controversia. "Se ha creado este revuelo diciendo que estoy cancelando, autocensurando, vetando. Tengan paciencia. No tengo nada que ver con eso. Dejar de cantar no es prohibir, ni cancelar", afirmó.

El artista también aseguró que no recibió críticas de los movimientos feministas y que decidió no interpretar la canción porque pensó que estaba anticuada.

"El único feminista que criticó esta canción fui yo. Sigo pensando que es una cosa medio muerta, eso de la mujer que llora, que se queda en casa (...) las mujeres están hablando alto, están con la cabeza erguida y eso lo encuentro bonito", zanjó. 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7