Actualidad

Rusia se plantea reanudar la producción en serie de sus propios aviones de pasajeros como solución frente a las sanciones

Publicado:
El jefe de la corporación estatal Rostec, Serguéi Chémezov, afirmó que la compañía estudia esta posiilidad para los aviones Tú-204/214, así como de Il-96.
Rusia se plantea reanudar la producción en serie de sus propios aviones de pasajeros como solución frente a las sanciones

Moscú busca vías para sustituir los aviones de producción extranjera con los suyos propios, en medio de la ola de sanciones occidentales contra Rusia por su operativo militar en Ucrania y que afectan, entre otros, al sector aéreo del país, lo que se traduce en la suspensión del mantenimiento y del soporte técnico para las aerolíneas rusas por parte de gigantes como Boeing y Airbus, entre otras restricciones.

Este jueves, el director general de la corporación estatal Rostec, Serguéi Chémezov reveló que la compañía estudia la posibilidad de reanudar la producción en serie de aviones de pasajeros como el Tú-204 (y su modificación Tú-214), así como el Il-96.

"Ante las severas restricciones impuestas a la explotación de aeronaves civiles de fabricación extranjera, la industria aeronáutica nacional se enfrenta a enormes desafíos. Y deben resolverse en un plazo muy ajustado. Esto se refiere principalmente a la ampliación de la producción de los aviones existentes. Además, es necesario considerar la posibilidad de reanudar la producción en serie del Tú-204/214 de alcance medio y del avión de pasajeros ruso de fuselaje ancho Il-96", afirmó Chémezov.

El CEO de Rostec precisó que el reinicio de la producción en serie de dichos aviones se contempla como medida adicional antes de que se proceda a la fabricación en masa de las aeronaves más modernas Irkut MS-21 y Sukhoi Superjet New (versión actualizada de Sukhoi Superjet 100 con una cantidad mínima de piezas extranjeras).

Actualmente, los Tú-214 y Il-96-300 están en servicio de algunas entidades estatales, al tiempo que forman parte del escuadrón de vuelos especiales Rossiya, que se encarga de transportar a la cúpula del país. En dichas aeronaves solo se montan motores y componentes de producción rusa.

  • El Tú-214, que realizó su primer vuelo en 1996, tiene un alcance práctico de 6.500 kilómetros con hasta 210 pasajeros a bordo y es capaz de volar a una velocidad de crucero de 850 km/hora.
  • El Il-96-300 despegó por primera vez en 1988. Tiene cuatro motores que le permiten acelerar hasta 870 km/h, y es capaz de volar hasta 9.800 kilómetros con una carga útil máxima.
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7