Actualidad

Adaptan búnkeres militares del Reino Unido para albergar nuevas armas nucleares de EE.UU.

Publicado:
La solicitud de presupuesto de EE.UU. para 2023 incluye a Reino Unido entre los países europeos donde se realizarán inversiones para actualizar almacenes de "armas especiales".
Adaptan búnkeres militares del Reino Unido para albergar nuevas armas nucleares de EE.UU.

Vacíos durante los últimos 14 años, búnkeres militares en el Reino Unido se están actualizando para albergar nuevas armas nucleares de Estados Unidos, según reveló Hans Kristensen, director del proyecto de información nuclear de la Federación de Científicos Estadounidenses.

De acuerdo con la solicitud de presupuesto del año fiscal 2023 de la Administración Biden, Reino Unido se ha unido a la lista de países en los que realizar inversiones en infraestructuras de sitios de almacenamiento de "armas especiales", junto a Bélgica, Alemania, Italia, Países Bajos y Turquía, donde el Pentágono almacena actualmente dentro de un programa de la OTAN un estimado de 100 bombas atómicas B61 (la principal arma del arsenal nuclear de EE.UU.).

Según Kristensen, pese a que no se especifica en los documentos, es probable que el sitio que se está actualizando sea la base de la Fuerza Aérea británica de Lakenheath, a 100 km al noreste de Londres.

La Fuerza Aérea de EE.UU. solía almacenar bombas nucleares de caída libre en esta base, que en la década de los 90 estaba equipada con 33 búnkeres de almacenamiento subterráneos, asignadas para su uso desde cazas multifuncionales pesados F-15E.

En 2008, estas municiones fueron retiradas del lugar, lo que marcó el final de más de medio siglo de almacenamiento de armas nucleares estadounidenses en el Reino Unido. En el momento de la retirada, las bombas no guiadas de caída libre se consideraban obsoletas.

Sin embargo, a día de hoy el Pentágono le ha dado una nueva vida a la B61 al desarrollar su versión B61-12, dotada con un sistema de guiado, que entrará en producción completa en mayo.

La B61-12 reemplazará a todas las bombas de tipo B61 y B83, en servicio desde la época de la Guerra Fría. Se prevé que serán portadas tanto por bombarderos estratégicos como por aviones tácticos.

La peculiaridad de la nueva versión de la B61 es que no usa un paracaídas, lleva motores propios incorporados y un sistema de guiado instalado en la cola que contiene un subsistema de navegación inercial asistido por GPS. 

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7