Actualidad

"Creemos que el diálogo es el mejor camino para resolver nuestros problemas": indígenas de Ecuador piden al Gobierno retomar la mesa de conversaciones

Publicado:
Tras la negativa del Gobierno de retomar las conversaciones con Leonidas Iza, el líder indígena respondió al presidente Lasso que "está muy complejo y muy alejado de la realidad pretender que al quitar una voz de un dirigente esto va a funcionar".

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza, reiteró este martes que esperan retomar el diálogo con el Gobierno para encontrar soluciones a sus demandas y poner fin al paro nacional indefinido que llevan a cabo desde el pasado 13 de junio.

"Nosotros creemos que el diálogo es el mejor camino para resolver nuestros problemas", respondió el titular de la Conaie al Ejecutivo, luego de que el mandatario ecuatoriano, Guillermo Lasso, anunciara más temprano la ruptura del diálogo y señalara que no negociaría con Iza.

En una reunión con la presencia de representantes de la Asamblea Nacional, el Consejo Nacional Electoral y la Defensoría del Pueblo en la Basílica del Voto Nacional de Quito, donde esta tarde se esperaba retomar las conversaciones antes de que el mensaje de Lasso lo impidiera, Iza señaló que en este momento, cuando se vive la jornada 16 del paro nacional, los ecuatorianos necesitan que las partes en conflicto pongan lo que tienen en sus manos "para pacificar" al país.

"¿Por qué retroceder, si es que se ha avanzado bastante?", preguntó el líder indígena, ante la negativa del Gobierno de continuar las negociaciones, luego de tener una jornada fructífera el lunes, no solo con la Conaie, sino con representantes de otras organizaciones, como la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y el Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine).

Aunque señaló que al diálogo se debe ir sin imposiciones ni condicionamientos de cada parte, Iza pidió al Ejecutivo que "baje de tono" al referirse al movimiento indígena y a sus líderes. Esto, luego que Lasso, en su mensaje, lo tildara de "oportunista", de haber "engañado" a su gente y de solo defender "sus intereses políticos y no los de sus bases".

En relación a la decisión del mandatario de no negociar con él, Iza respondió: "Está muy complejo y muy alejado de la realidad pretender que al quitar una voz de un dirigente esto va a funcionar".

También le señaló que desde el movimiento indígena no han condicionado quién debe o no participar en el diálogo en representación del Ejecutivo. "Simplemente hemos aceptado [...] al que tenga la madurez, el que tenga las condiciones y el que tenga decisiones para que podamos avanzar", comentó.

Iza pidió que en caso de dar continuidad al diálogo se pueda sumar al presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, el monseñor Luis Cabrera, y a rectores de algunas universidades del país.

La retirada del Ejecutivo

El diálogo entre el movimiento indígena y el Gobierno de Ecuador se instaló el lunes. En ese primer encuentro, el Ejecutivo, representado en la mesa por el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, y el secretario de Administración Pública, Iván Correa, aceptó derogar el Decreto 95, emitido por Lasso el año pasado, en el que se expidió la política de hidrocarburos y un 'Plan de Acción Inmediato' para el desarrollo del sector hidrocarburífero. Esta derogatoria era una de las exigencias del movimiento indígena.

No obstante, en ese primer encuentro no se alcanzó un acuerdo respecto a la reducción y congelación de los precios de los combustibles. El pedido de los manifestantes es bajar, y congelar, el costo del galón del diésel de 1,90 dólares a 1,50 y la gasolina extra y ecopaís de 2,55 a 2,10, así como entrar en el proceso de focalización a los sectores que necesitan subsidio. Hasta ahora, la respuesta del Ejecutivo fue bajar 10 centavos de dólar.

En la reunión del lunes acordaron retomar las negociaciones la mañana de este martes, pero los representantes del Gobierno no se presentaron.

La decisión sobre ausentarse, que luego fue confirmada por Lasso en su mensaje a la nación, se debió a la muerte del sargento José Chimarro y el reporte de otros 12 militares y policías heridos durante un confuso incidente en Shushufindi, en la provincia de Sucumbíos, en la Amazonía ecuatoriana, al noreste del país.

El hecho ocurrió en la madrugada. Desde el Gobierno sostienen que los militares y policías fueron atacados por "violentos".

"Un convoy que custodiaba tanqueros que transportaban combustible en Shushufindi fue atacado por 100 violentos. Fueron cobardemente atacados con armas de fuego y lanzas", aseveró Lasso.

Pero desde el movimiento indígena dicen que fue al contrario. Según Iza, el incidente tuvo lugar cuando un "convoy" fue a "atacar en las zonas donde estaban compañeros activando" sus protestas.

Su versión coincide con la de la Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos, que ha seguido las manifestaciones desde el comienzo. Esta agrupación señala en un informe que el convoy de tanqueros de combustible, escoltado por aproximadamente 300 efectivos militares y policiales "llegó a un punto de protesta social, en la comunidad 18 de Noviembre, del cantón Shushufindi, provincia de Sucumbíos, en donde se encontraban los manifestantes ejerciendo pacíficamente su derecho" y, "ante la negativa de las personas de permitir el paso del convoy, la persona que estaría supuestamente a cargo del mismo informó que pasarían a como dé lugar, iniciando una fuerte represión en la que se habrían utilizado gran cantidad de gas, municiones de goma, perdigones, incluso balas reales".

Esto generó "una respuesta de defensa" de parte de los manifestantes, dando lugar a una confrontación.

La Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos, por otro lado, publicó este martes que durante las manifestaciones en todo el país se han registrado cinco muertos, 313 heridos y 147 detenciones.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7