Actualidad

¿Por qué Perú enfrenta una crisis que pone en riesgo inminente al sector aeronáutico y turístico?

Publicado:
La eventual situación, advertida por Petroperú, también impactaría negativamente contra la actividad de carga comercial y el turismo interno.
¿Por qué Perú enfrenta una crisis que pone en riesgo inminente al sector aeronáutico y turístico?

Perú enfrenta una preocupante crisis por desabastecimiento de combustibles que afectaría, en menos de 10 días, a los sectores aeronáutico y turístico. La situación tiene que ver con el cierre de los puertos por la presencia de oleajes anómalos en las costas del país.

La empresa estatal Petróleos del Perú (Petroperú) advirtió el domingo sobre la escasez de reservas de carburantes para aviones, que viene agravándose durante "las últimas semanas" por la falta de descarga de combustible y la presencia del oleaje irregular, lo que hace imposible el proceso de trasegado.

La coyuntura, que afecta a todas las empresas productoras e importadoras de combustibles en Perú, debe ser atendida por el resto de empresas privadas, entre productoras e importadoras, que controlan el 77 % del mercado local. De momento, la petrolera asume el 23 % del suministro restante, equivalente a unos 3.000 barriles diarios del combustible para aviones Turbo A-1.

En el caso puntual de Petroperú, la compañía señaló que ya ejecutan "acciones necesarias para atender el abastecimiento", que en el caso del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, la principal terminal aeroportuaria del país ubicada en la capital, Lima, tiene la responsabilidad de proveer el 19 % de Turbo A-1, lo que es igual a 2.500 barrilles diarios, mientras que el 81 % restante lo proveen empresas importadoras y productoras privadas.

¿Qué está haciendo Petroperú?

Petroperú informó que para el caso del combustible para aviones, en la refinería Talara, ubicada al noroeste del país, quedan 118.000 barriles de Turbo A-1 en existencia.

El puerto de esa planta, que se encuentra cerrado desde el pasado 5 de julio por el oleaje irregular, debería abrir este martes 19, y tras su apertura podría trasegar otros 60.000 barriles para aviones que traslada un buque que llegaría el próximo sábado 23.

La disponibilidad de este combustible, advierte la petrolera, se haría efectiva hasta el 27 de julio, apenas un día antes de las fiestas patrias que se celebrarán el 28 y 29 de este mes.

Además, Petroperú prevé la llegada al país de otros 200.000 barriles de Turbo A-1 importado, que se recibirían en la refinería Callao el 23 de julio y que estarían en disponibilidad el 27, debido a "la necesidad de reposo y certificación del producto".

Paralelamente, la petrolera ha dispuesto realizar la distribución del carburante vía terrestre, desde la refinería Talara hacia los aeropuertos de Tarapoto y Chiclayo; así como efectuar "mayores despachos" al aeropuerto de Iquitos e incrementar la producción de Turbo A-1 en la refinería Iquitos, para que también surta a esa terminal.

"Extrema preocupación"

El presidente de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) de Perú, Martín La Rosa, señaló en una entrevista con el medio local Canal N que la situación actual "es de extrema preocupación", sobre todo porque coincide con una temporada alta por las fiestas patrias, lo que podría ocasionar, "en el peor de los casos", que al menos 30 % de los pasajeros que viajen entre el 27 y 31 de julio se vean afectados.

En criterio de La Rosa, la advertencia de Petroperú habría llegado tarde porque si bien el oleaje anómalo en las costas tiene al menos dos semanas, fue el pasado viernes cuando las aerolíneas se enteraron de la escasez del combustible, cuando las instaron a racionar el carburante a través de la cancelación de vuelos.

Además, cuestionó que Petroperú no tenga reservas de emergencia y "no haya tomado acciones necesarias" para evitar poner en "grave peligro la continuidad de un servicio esencial, sobre todo en temporada alta". "Nuestro reclamo es que no se haya llevado la logística de forma correcta como para prever este tipo de situaciones", dijo.

El vocero del IATA, quien manifestó estar dispuesto a establecer un diálogo con los actores implicados, también se mostró preocupado porque el abastecimiento del combustible para avión no está garantizado en el país, ya que solo habría reservas para un máximo de 13 días.

"Ya se han usado las reservas de Tacna, Maldonado y Arequipa", dijo La Rosa, quien agregó que las aerolíneas están repostando en el extranjero y tomando medidas como disminuir las operaciones de carga, aunque alertó que estas impactan negativamente en el sector comercio.

"Las aerolíneas están haciendo todo lo mejor posible para no prender las alarmas todavía", aseveró. Por otro lado, aseguró que están coordinando el suministro con proveedores privados, que manejan sus propias reservas de emergencia con cautela porque "no pueden llegar al punto de desabastecimiento".

Impacto al turismo

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Carlos Canales, transmitió la alerta de ese sector porque la eventual suspensión de vuelos en días festivos podría acarrear pérdidas para los prestadores de servicios.

Entre los afectados estarían desde pequeños a grandes negocios que trabajan los días de fiesta. Hoteles, posadas, restaurantes, transporte interno en las regiones turísticas, entre otros, podrían perder más de 200 millones de dólares.

Canales pidió a las autoridades tomar acciones antes que la situación empeore. La coyuntura coincide, además, con el llamado a paro indefinido de transportistas de carga pesada, que reclaman la reducción de los precios de combustibles, entre otras demandas, y la huelga nacional de agricultores ante el alza de los precios de los fertilizantes.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7