Actualidad

Serbia iría a la quiebra si no fuera por el "fantástico precio" del gas ruso, admite el presidente Vucic

Publicado:
El pasado mayo, Vladímir Putin y Aleksandar Vucic acordaron que Rusia suministrará gas a Serbia de forma ininterrumpida.
El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, afirmó este sábado en un discurso a la nación, citado por medios locales, que su Gobierno no tiene contemplado introducir restricciones en el consumo de energía para la próxima temporada invernal, en gran medida por el gas que la nación balcánica importa desde Rusia.

"Quiero decirle a la gente que no planeamos ninguna restricción", comentó Vucic. Sin embargo, reiteró que la situación es "extremadamente difícil", ya que se avecina una catástrofe en Europa por el aumento en los costos del gas.  

El mandatario serbio detalló que su país consume alrededor de 3.200 millones de metros cúbicos de gas por año, de los cuales 2.000 millones los compra a Rusia a un precio de 400 dólares por 1.000 metros cúbicos. Asimismo, destacó que pagan a Moscú 797 millones de dólares para satisfacer el 63 % de sus necesidades energéticas, lo que considera que "es un precio fantástico".

El jefe del Ejecutivo aseveró que Serbia se salvó de la bancarrota tras adquirir, a precios más bajos que los actuales, 1.200 millones de metros cúbicos de gas adicionales, que fueron almacenados en Hungría. Esto se debió a que la operación tuvo un costo de 4.783 millones de dólares, mientras que el presupuesto nacional es de 13.452 millones. "Es una suerte que obtuviéramos gas antes, como si supiéramos", indicó.

Por último, Vucic anunció que su Administración otorgará grandes descuentos a los ciudadanos que ahorren electricidad, puesto que se ha registrado un mayor consumo que antes y el costo para generarla es más alto del que se ofrece. "No planeamos ir con exclusiones, pero recompensaremos los ahorros", concluyó.

El 29 de mayo, el presidente ruso, Vladímir Putin, y Aleksandar Vucic acordaron que Rusia suministrará gas a Serbia de forma ininterrumpida. Esto se logró después de que Moscú aceptara la propuesta de vender gas a Belgrado a un precio de 400 dólares por 1.000 metros cúbicos. El pasado 25 de mayo se llegó a un convenio para que Serbia almacené 500 millones de metros cúbicos de gas en Hungría para el próximo invierno.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7