Actualidad

Tres ventajas comparativas del litio de México frente a sus competidores

Publicado:
En los últimos meses, el país ha llevado a cabo una serie de acciones que aceleran el desarrollo de la electromovilidad.
Imagen ilustrativa

La crisis climática y la búsqueda de fuentes alternas de energía han revolucionado a la industria automotriz global, que hoy está en transición hacia la electromovilidad.

México, como el séptimo productor de vehículos a nivel mundial, según datos de la Organización Internacional de Fabricantes de Vehículos Motorizados (OICA, por sus siglas en inglés), no es ajeno a este fenómeno y el gobierno está impulsando al sector a través de un recurso esencial: el litio, aun cuando el país no es el principal productor a nivel mundial. 

Luego de que se encontraran importantes yacimientos al norte de México, en abril de 2022, el Gobierno federal aprobó una ley que reconoce al litio como un recurso del patrimonio nacional, cuya "explotación, beneficio y aprovechamiento" se reserva exclusivamente a las autoridades, quienes son las encargadas de administrarlo y concesionarlo. 

El litio, junto con otros minerales como el cobalto, el níquel y el grafito, es de vital importancia para la fabricación de baterías de litio-ionizado, que son las fuentes de energía que sustituyen a los motores de gasolina en los vehículos cero emisiones. 

1. La experiencia en el sector autopartes

A nivel internacional, México es el noveno país con mayores reservas de litio, al contar con 1,7 millones de toneladas de este recurso, de acuerdo con el Servicio Geológico de EE.UU. 

A pesar de que las reservas mexicanas son superadas con creces por Bolivia (21 millones), Argentina (19 millones) y Chile (9,8 millones), el valor añadido de México es que es el cuarto productor de autopartes del mundo, solo por detrás de China, EE.UU. y Japón, de acuerdo con datos de la Industria Nacional de Autopartes. 

La empresa canadiense Bombardier Recreational Products acaba de poner en marcha la edificación de una planta en Querétaro para la fabricación de baterías de litio destinadas a motocicletas por una inversión de 65 millones de dólares.

En los últimos meses, esta ventaja comparativa se ha traducido en inversiones para el país. 

En abril de 2022, el mismo mes de la nacionalización del litio, las empresas LG y Magna Internacional anunciaron el inicio de la construcción de un planta que estará destinada a la fabricación de baterías y cargadores en Ramos Arizpe, en Coahuila, al norte de México.

Mientras que el pasado 3 de octubre, la empresa canadiense Bombardier Recreational Products también puso en marcha la edificación de una planta en Querétaro, al centro del país, para la fabricación de baterías de litio destinadas a motocicletas por una inversión de 1.300 millones de pesos (65 millones de dólares). 

2. La estratégica posición geográfica 

México se posiciona en una zona estratégica, cerca de uno de los mercados y productores más grandes del mundo: EE.UU. Con un tratado de libre comercio firmado con ese país y Canadá, las exportaciones automotrices mexicanas se concentraron hacia aquella región durante 2021, con EE.UU. dominando el 76,5 % de los envíos, según revela la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA). 

La administración del presidente Joe Biden se comprometió a que para 2030, la mitad de los vehículos nuevos que se vendan en EE.UU. sean cero emisiones y aunque en México no existe un compromiso similar, los estrechos vínculos de las industrias en ambos territorios hacen pertinente inversiones 'ad hoc' en el mercado mexicano. 

Actualmente, EE.UU. importa la mayoría del litio de Argentina, según datos de la Oficina de Eficiencia Energética y Energías Renovables; sin embargo, hay interés por parte de la Casa Blanca en usar litio mexicano, según informó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, tras una reunión entre el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y el presidente Andrés Manuel López.

3. El creciente mercado nacional

Además de ser el segundo mercado más grande en Latinoamérica con ventas que alcanzaron las 1.046.705 unidades, solo por detrás de Brasil, según recoge OICA, México es el mercado más grande en América Latina para la venta de vehículos eléctricos e híbridos con 47.079 unidades comercializadas en 2021, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

En el último lustro, la venta de vehículos de energía alterna se ha multiplicado por 5,7 en México, al pasar de comercializar 8.265 unidades en 2016 a 47.079 vehículos en 2021.

En el país, además se fabrican diversos vehículos como el Ford Mach-E, algunos modelos de la marca JAC y el vehículo eléctrico 100 % mexicano, Zacua. 

En el marco de la reforma, y para aprovechar el potencial del sector en México, el Gobierno creó en agosto de 2022 la empresa paraestatal 'Litio para México' o LitioMX, cuya responsabilidad es la exploración y posterior explotación del recurso.

Según el documento 'Criterios Generales de Política Económica 2023' de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), las estimaciones de dicho archivo, la nacionalización del litio y toda la cadena de valor a su alrededor tienen un valor potencial de 12 billones de pesos (600 millones de dólares), más de un tercio del valor del PIB nacional estimado para 2022. 

De acuerdo con la SHCP, el litio es un recurso de gran importancia geopolítica para el gobierno, pues México se convierte en un actor relevante del "nuevo orden económico internacional".

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7