El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

Explican por qué algunas personas son verdaderos "imanes para los mosquitos"

Publicado:
Los investigadores comprobaron que esta característica individual de ser atractivo para estos insectos perdura en el tiempo.
Explican por qué algunas personas son verdaderos "imanes para los mosquitos"

En un estudio, dirigido por investigadores de la Universidad Rockefeller (EE.UU.), se determinó que las personas que resultan muy atractivas para los mosquitos producen significativamente más unos tipos de ácidos orgánicos, llamados 'carboxílicos', en las emanaciones de su piel. Los científicos consideran que la comprensión de por qué algunos humanos son más atractivos que otros para las hembras de los mosquitos evidencia qué olores de la piel son más importantes. Esto podría ayudar en el desarrollo de repelentes más efectivos, comunicaron este martes.

"Existe una asociación muy, muy fuerte entre tener grandes cantidades de estos ácidos grasos en la piel y ser un imán para los mosquitos", sostiene la jefa de la investigación, Leslie Vosshall, directora del Laboratorio de Neurogenética y Comportamiento en la Universidad Rockefeller. Estas sustancias se encuentran en el sebo que secretamos por nuestras glándulas y son utilizadas por las bacterias en nuestra piel para producir nuestro olor corporal humano único.

Estudio

El grupo de especialistas pidió a ocho voluntarios que cubrieran sus antebrazos con medias de nailon durante 6 horas al día y repitieran este proceso varios días a la semana a lo largo de 3 años. Los investigadores construyeron un 'olfatómetro' de dos alternativas, que constaba de una cámara principal de plexiglás conectada con dos tubos, cada uno de los cuales terminaba en una caja que contenía una media de nailon.

Entonces colocaron mosquitos Aedes Aegypti en la cámara principal y probaron las medias de nailon entre sí en todos los emparejamientos posibles a través de un "torneo" de estilo de todos contra todos (un total de 64 posibilidades de emparejamiento). Los insectos tenían la libertad de volar por los tubos hacia un nailon u otro en dependencia de cuan atraídos se sentían por los olores. Este comportamiento fue anotado por los investigadores, quienes cuantificaron el número de mosquitos que hacía elección de cada alternativa.

Una media de nailon resultó cuatro veces más atractiva para los mosquitos que la media del siguiente participante 'más atractivo' del estudio, y hasta 100 veces más atractiva que la menos 'popular'. Los especialistas notaron que los insectos siempre se arrojaron hacia esa muestra en particular en cualquiera de las combinaciones evaluadas. Esta situación era obvia "a los pocos segundos de comenzar el ensayo", dijo María Elena De Obaldía, postdoctorante en el laboratorio de Vosshall. "Es el tipo de cosas que realmente me emocionan como científica. Esto es algo real. […] Este es un gran efecto", subrayó.

Los científicos realizaron análisis químicos para identificar 50 compuestos moleculares que estaban elevados en el sebo de la piel de los participantes de alta atracción. Descubrieron que los 'imanes para los mosquitos' producían ácidos carboxílicos en niveles mucho más altos que los voluntarios menos atractivos.

Comprobaron que esta característica individual de ser atractivo para los mosquitos perdura en el tiempo. "Algunos sujetos estuvieron en el estudio durante varios años y vimos que, si eran un imán para mosquitos, seguían siendo un imán para mosquitos", dice De Obaldía. "Muchas cosas podrían haber cambiado sobre el sujeto o sus comportamientos durante ese tiempo, pero esta era una propiedad muy estable de la persona".

Algo sumamente interesante

Los científicos quedaron desconcertados cuando, aún eliminando los receptores olfativos de los mosquitos, no pudieron hacer que perdieran toda atracción por las personas, o que tuvieran una atracción debilitada por todos y no pudieran discriminar al individuo imán del menos atractivo de todos. Esto hubiera sido de mucha importancia, pues podría conducir al desarrollo de repelentes de mosquitos más efectivos. "Y, sin embargo, eso no fue lo que vimos. Fue frustrante", comentó Vosshall.

Estos resultados complementan uno de los estudios recientes de Vosshall, sobre el sistema olfativo exquisitamente complejo de la hembra del Aedes aegypti. Ese estudio indicó que el 'A. aegypti' cuenta con un sistema de doble o triple redundancia con el que, si no logra percibir un aroma, detecta otro o un tercero. Y si detectan todos, la señal se amplifica. "Los mosquitos tienen un plan b para el plan b de su plan b. Para mí, el sistema es irrompible", dijo Vosshall en ese estudio.

Aplicaciones prácticas

Los investigadores están pensando en untar la piel de una 'persona imán' con sebo y bacterias de la piel de una persona de bajo atractivo para proporcionar un efecto de enmascaramiento de mosquitos. "No hemos hecho ese experimento", señala Vosshall. Ella y sus colegas esperan que su artículo, publicado este martes en Cell, inspire a los investigadores a probar con otras especies de mosquitos, incluido el género Anopheles, que propaga la malaria. "Creo que sería realmente genial descubrir si este es un efecto universal", agregó. 

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7