El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

"No estoy resentido": Liberan a un hombre de 69 años que pasó más de media vida en prisión por una condena errónea

Publicado:
Tras permanecer 38 años entre rejas, Maurice Hastings deja la cárcel después de que una prueba de ADN relacionara los crímenes por los que fue inculpado con otra persona que murió en 2020.
"No estoy resentido": Liberan a un hombre de 69 años que pasó más de media vida en prisión por una condena errónea

Un estadounidense que ha pasado los últimos 38 años de su vida entre rejas fue liberado este viernes, después de que nuevas pruebas de ADN le exoneraran de los crímenes por los que fue condenado en 1988, informan medios locales.

Maurice Hastings, de 69 años, fue condenado por el secuestro, violación sexual y asesinato de Roberta Wydermyer en Inglewood (California, EE.UU.) en 1983, así como por el intento de matar a su marido, Billy Ray, y a su amigo George Pinson, mientras perseguían el carro en el que iba la víctima, que había sido raptada durante su visita nocturna a un mercado cercano.

El primer juicio contra Hastings terminó con el jurado en desacuerdo, pero un segundo proceso lo declaró culpable de todos estos crímenes, lo que se tradujo en una condena a cadena perpetua sin libertad condicional.

"No estoy señalando a nadie. No me presento aquí como un hombre resentido", dijo Hastings durante una rueda de prensa tras su liberación. "Solo quiero disfrutar de mi vida mientras me quede. Y solo quiero seguir adelante", agregó.

La condena de 1988 fue anulada gracias al esfuerzo conjunto de la Fiscalía del Condado de Los Ángeles y el Proyecto Inocencia de Los Ángeles, recalca CBS News.

"Ya no tenemos ninguna confianza en la veracidad del caso contra el señor Hastings", dijo el fiscal, George Gascón, quien recordó que el condenado había proclamado constantemente su inocencia a lo largo de los años. "Hoy es un hombre libre gracias a su perseverancia", añadió.

Según la prensa estadounidense, Hastings había solicitado una prueba de ADN en el año 2000, pero en ese momento le denegaron la petición. En 2021, Hastings presentó una reclamación de inocencia a la Unidad de Integridad de las Condenas de la Fiscalía y las pruebas de ADN realizadas el pasado mes de junio determinaron que el semen hallado en el cadáver no era suyo.

El perfil de ADN se introdujo este mes en una base de datos estatal y coincidió con el de una persona que fue condenada por un secuestro a mano armada en el que la víctima también fue secuestrada en un vehículo y agredida sexualmente. Ese sospechoso, cuyo nombre no ha sido revelado, murió en prisión en 2020.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7