Actualidad

Histórico veto al tabaco en México: controversia tras entrada en vigor de restricciones para fumar

Publicado:
El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, indicó que se priorizará la salud de la población.
Histórico veto al tabaco en México: controversia tras entrada en vigor de restricciones para fumar

El inédito endurecimiento de la política antitabaco que comenzó a regir esta semana en México provocó una fuerte controversia con críticas y halagos al Gobierno, además de amenazas de amparos judiciales por parte de empresarios tabacaleros, restauranteros y hoteleros.

A partir del pasado lunes, México se convirtió en uno de los países con mayores restricciones para el consumo de tabaco a través de una ley que prohíbe todo tipo de publicidad de cigarros y su visibilidad en los anaqueles de las tiendas.

También veta su uso en espacios públicos, salvo en lugares que estén señalizados específicamente para este fin. De esta forma, los bares y restaurantes ya no podrán tener secciones para fumadores, ni se podrá consumir en hoteles, playas, centros de trabajo, escuelas, canchas, estadios, conciertos, parques, centros deportivos, paradas de transporte público, plazas comerciales, mercados, iglesias ni en sitios en donde haya menores de edad.

Si alguien quiere fumar, tendrá que hacerlo por lo menos a 10 metros de distancia de estos lugares o de cualquier otro en donde haya gente congregada.

Tampoco se podrá fumar en patios, terrazas ni balcones, así que la única alternativa que les queda a los consumidores es en la privacidad de su hogar o el de sus familiares o amigos. De lo contrario, tendrán que pagar una multa de hasta 3.000 pesos (unos 150 dólares).

En el caso de la Ciudad de México, desde el año pasado esta prohibición ya rige en el Zócalo y diversas calles y plazas del centro histórico.

Según datos de la Secretaría de Salud, en México hay entre 12 y 14 millones de fumadores y se registran unas 173 muertes diarias asociadas al tabaquismo. Cada año el Estado invierte 116.000 millones de pesos (alrededor de 6.000 millones de dólares) en atención médica de los consumidores activos y pasivos.

La estrategia puesta en marcha por el presidente Andrés Manuel López Obrador apunta a evitar 49.000 muertes prematuras y 292.000 nuevos casos de enfermedades asociadas al tabaquismo.

Reacciones

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados y la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo ya denunciaron que esta nueva política afectará a los pequeños comercios y generará pérdidas millonarias y desempleo.

Uno de los principales grupos que se oponen a esta política es el de 180.000 restaurantes que hasta el domingo pasado contaban con secciones para fumadores y las quieren mantener.

Además, Hiram Vera, presidente del Consejo Nacional de la Industria Tabacalera (Conainta), anticipó que interpondrán amparos contra medidas específicas como la prohibición de exhibir las cajetillas de cigarros en tiendas, ya que considera que ello fomentara el mercado negro que, de por sí, en la última década creció del 2 % al 20 %.

"Quienes tienen el negocio del tabaco, la distribución del tabaco, la venta del tabaco, de los vapeadores, pues pueden no estar de acuerdo, incluso medios de información, que en este caso serían medios de publicidad, no de información, publicistas porque les deja mucho dinero, pero es a costa de la vida de mucha gente", respondió López Obrador en conferencia de prensa.

El mandatario advirtió que, a pesar de los reclamos de múltiples sectores, lo que se debe priorizar es la salud de la gente.

"Entendemos el por qué de la inconformidad de quienes hacen negocio con la distribución cigarrillos y con otros productos que son dañinos a la salud, y también entendemos que hay medios de información que están molestos", reiteró al subrayar que solo les interesan las ganancias que obtenían por la publicidad de la industria tabacalera.

No es un derecho

El debate se trasladó a las redes sociales y a los medios de comunicación, en donde el argumento central de los defensores de la ley es que implica una política de salud, mientras que los detractores reclaman que se vulneran los derechos de los consumidores.

"Su deseo personal de fumar no puede considerarse mayor al derecho colectivo a la salud"; "la individualidad no importa más que lo social"; "nadie te está prohibiendo fumar, te están limitando hacerlo en espacios públicos para no dañar la salud de terceros", señalaron algunos comentaristas.

Otros explicaron que fumar no es un derecho, y que es posible que las restricciones no impidan que muchas personas sigan fumando, pero lo importante es que los menores de edad ya no vean este consumo como algo normal. Algunos incluso abogaron por prohibir de igual manera el alcohol.

En críticas más prácticas y cotidianas, quienes avalaron la iniciativa celebraron que ahora no tendrán que soportar el humo de los cigarros en las terrazas de los restaurantes y que su ropa no se impregnará de tabaco.

"No puede ser que no entiendan que la cuestión con el cigarro es que contaminan pulmones ajenos", resumió un usuario.

Por el contrario, otros ciudadanos consideran que estas medidas solo estigmatizan a los fumadores de tabaco, tal y como ha pasado durante siglos con quienes consumen marihuana.

También consideraron absurdo que no se pueda fumar en playas vacías; que los bares y restaurantes ya no puedan tener espacios para fumar; que se promueva la criminalización de los fumadores; y que no se haya puesto en marcha de manera simultánea un programa de atención a las adicciones.

"Si no hay lugares para fumar fuera de casa, vamos a entrar en una crisis de ansiedad. Y la gente no es que por eso va a dejar de fumar, más bien va a adquirir enfermedades mentales que el Gobierno no va a atender porque hay una crisis terrible de salud mental", advirtió una tuitera.

"La gente que está en contra del consumo de alcohol y tabaco también es moralina. Y te va a dar argumentos lejos de la salud pública, más bien cree en la salud como una virtud y algo que le hace mejor persona. No está a favor del libre consumo, sino de la criminalización", escribió otro.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7