Actualidad

¿Dónde está Cecilia? La misteriosa desaparición de una joven que impacta en la política argentina

Publicado:
El principal sospechoso es su pareja, quien forma parte de una poderosa familia del norte del país.
¿Dónde está Cecilia? La misteriosa desaparición de una joven que impacta en la política argentina

Desde el pasado 1 de junio, una pregunta recorre la provincia de Chaco, en el norte argentino: ¿Dónde está Cecilia?

Se trata de Cecilia Strzyzowksi, una joven de 28 años que desapareció hace 14 días y cuyo caso ha generado una conmoción debido a las vinculaciones políticas de lo que las autoridades ya investigan como un posible feminicidio, aunque todavía no se haya encontrado ningún cuerpo.

La última familiar que la vio con vida fue su tía abuela, Mercedes Flores, de quien Cecilia se despidió un jueves a la tarde para irse de vacaciones con su pareja, César Sena, de 19 años. Nunca más se supo nada de ella.

El joven es hijo de Emerenciano Sena, un líder social que comenzó su carrera política provincial en los años 90 y que, con el paso del tiempo, se convirtió en uno de los personajes más poderosos de la región gracias a que obtuvo millonarios recursos públicos para realizar programas sociales como la construcción de viviendas populares, escuelas y centros de salud.

En 2007, cuando el peronista Jorge Capitanich ganó la gubernatura, Sena se erigió en uno de sus principales aliados. La relación personal creció al punto que el gobernador fue el padrino de la boda del dirigente con Marcela Acuña, en 2014.

También participó en el libro de memorias titulado "Emerenciano, caudillo del norte", que fue escrito por Acuña y prologado por Capitanich. 

En las elecciones de este año, Sena se postuló como precandidato a diputado provincial, mientras que su esposa buscaba la intendencia de Resistencia, la capital de Chaco.

En ambos casos, formaban parte de la lista encabezada por el gobernador Capitanich, quien, a su vez, está en la búsqueda de su tercera reelección en la provincia.

Escándalo

Pero la desaparición de Cecilia alteró por completo el panorama electoral.

El viernes pasado, Emerenciano y Marcela quedaron detenidos e imputados como principales sospechosos de un crimen que se investiga como feminicidio. Al día siguiente fue el turno de César. La prensa ya los bautizó como "el clan Sena".

Las autoridades sospechan que César mató a Cecilia y que su padre y su madre lo ayudaron a ocultar el cuerpo y manipular pruebas.

Luego de su detención, la coalición política Frente Chaqueño pidió que se invalidara la participación de Emerenciano y Marcela en las elecciones primarias de candidatos provinciales, que se realizarán el próximo domingo. La justicia electoral local aceptó y los dejó fuera de competencia.

Mientras tanto, Cecilia no aparece

"No vamos a dudar en promover la justicia que sea necesaria", prometió el gobernador Capitanich durante el fin de semana, en un intento de deslindarse de cualquier tipo de protección para sus allegados.

El escándalo salpica de lleno a Capitanich y la impunidad es el principal temor de los familiares de Cecilia, así como de las sociedades acostumbradas a que los ricos y poderosos no paguen por sus delitos.

Así ha quedado en evidencia en las marchas en las que un coro masivo se une para preguntar dónde está Cecilia, qué le hicieron. Por qué.

Sin rastro

Lo último que se supo de Cecilia, después de despedirse de su abuela, es que pasaría la noche en casa de sus suegros para luego ir junto con César a la ciudad de Corrientes, con el objetivo de volar hacia la patagónica Ushuaia, con previa escala en Buenos Aires.

Los investigadores del caso ya confirmaron que la joven nunca salió de la provincia. No hay registro alguno de vuelos, ni de autobuses de larga distancia en los que haya viajado.

César primero fue citado como testigo. Reconoció que tuvo una pelea con Cecilia, pero aseguró que luego se despidieron y no volvió a verla.

"Ojalá esté bien y aparezca pronto", dijo llorando ante las cámaras, al salir de la comisaría a la que llegó custodiado por grupos de militantes de Mujeres al Frente, la organización que dirige su madre. Horas después, lo capturaron como principal sospechoso. También afirmó que Cecilia se había fugado "con un amante".

Marcela Acuña lo defendió desde el primer momento. "No se metan con mi hijo. Si quieren tómenlo como amenaza", dijo a los periodistas tras asegurar que la denuncia tenía motivos partidarios. Es más, la dirigente afirmó que Cecilia aparecería después de las elecciones del próximo domingo porque –según su criterio–, la desaparición de la joven solo intenta afectar su carrera política y la de su esposo.

El fiscal Sergio Cáceres Olivera, sin embargo, no pensó lo mismo. El funcionario ordenó la detención del hijo, el padre, la madre, y otras cuatro personas que trabajan con "el clan Sena", entre ellas Fabiana González y Gustavo Obregón, quienes también iban a participar como candidatos en las elecciones internas provinciales del próximo domingo, al amparo de una lista encabezada por Capitanich.

La búsqueda de Cecilia sigue, aunque las esperanzas de encontrarla con vida son casi nulas. Así lo ha reconocido incluso su madre, Gloria Romero.

"Quiero el cuerpo de mi hija", reclama a diario una mujer que es apoyada por miles de personas que siguen presionando para que los responsables sean castigados sin importar su poder político.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7