El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

El feminismo y la violencia de género se cuelan con polémica en la campaña electoral de España

Publicado:
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dice que ciertos discursos del feminismo "incomodan" a los hombres; y el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, llama "divorcio duro" a una condena por maltrato psicológico.
El feminismo y la violencia de género se cuelan con polémica en la campaña electoral de España

Las políticas feministas y la violencia machista han entrado de lleno en la campaña para las próximas elecciones generales que se celebrarán en España el próximo 23 de julio. Las primeras declaraciones que causaron polémica fueron las del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En una entrevista radiofónica en Onda Cero, Sánchez aseguró que algunos discursos lanzados desde el Ministerio de Igualdad, liderado por Irene Montero, de Unidas Podemos, han "incomodado" a algunos hombres y defendió la necesidad de volver a un "feminismo integrador".

"Sobre todo hay un ciudadano, hombres, de entre 40 y 50 años, que han visto en algunas ocasiones que algunos discursos, no tanto las políticas, han sido incómodos hacia ellos, y creo que eso es un error", sostuvo Sánchez. En su discurso, el político explicó que interpretaba el "feminismo como un movimiento social integrador".

En ese sentido, puntualizó: "la apelación a ese feminismo integrador es probablemente la tarea pendiente que tiene en particular la España progresista durante los próximos años". En su criterio, hay "amigos que se han sentido en algunas ocasiones incómodos con algunos discursos que se han planteado más de confrontación que de integración", algo que consideró como "una constatación" y un "dato objetivo".

Una de las primeras en manifestarse tras estas declaraciones fue la propia ministra de Igualdad. Poco después de la conclusión de la entrevista, Montero colgó en su perfil oficial de Twitter la fotografía de una manifestación feminista en la que aparecía en primer plano un cartel en el que se podía leer: "Disculpe las molestias, pero nos están matando".

Las palabras de Sánchez han recibido muchas más críticas, en su gran mayoría provenientes del ámbito progresista, que denunciaron que el presidente se centrara en la "incomodidad" de los hombres, en vez de apuntar a las actitudes y agresiones machistas que sufren las mujeres.

Algunas personas han querido parodiar la propuesta de Sánchez y han escrito hilos con algunas de las reivindicaciones feministas, planteándolas como "un favor" que se solicita a los hombres intentando no molestar.

"Divorcio duro" de Feijóo

A la polémica protagonizada por Sánchez le ha seguido la polvareda por el blanqueamiento a la violencia machista que intentó hacer el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, quien encabeza las encuestas para las próximas elecciones generales.

Feijóo calificó de "divorcio duro" el caso del líder del partido ultraderechista Vox en la Comunidad Valenciana, que fue condenado por violencia psíquica habitual y 21 faltas de coacciones, injurias y vejaciones a su exmujer.

Desde el Partido Popular se han querido matizar estas palabras. Así, Borja Semper, portavoz de campaña de la formación, aseguró en una entrevista en la televisión pública que Feijóo tan solo recogía "algunas de las cosas" que decían desde Vox "para minimizar la importancia de este hecho".

Sin embargo, las críticas han arreciado. Una de ellas ha sido de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien consideró que el líder del PP "ha legitimado que se maltrate a las mujeres físicamente e intelectualmente sencillamente porque alguien está en un proceso de separación". Por esa razón, aseveró que el líder político está inhabilitado para ser presidente del Gobierno.

La ministra de Educación, Pilar Alegría, también reaccionó en sus redes, adjuntado algunas informaciones sobre la condena del político de Vox que fue calificada de "divorcio duro".

Mientras tanto, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha pedido a Feijóo una rectificación: "No fue un divorcio duro, fue una condena por maltrato psicológico a una mujer. La violencia machista no admite eufemismos", escribió en Twitter, donde también advirtió que, si el líder del PP no se retracta, "el discurso de la derecha le absorberá por completo".

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7