El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

Lavrov: "No se puede curar la obsesión de Occidente por su supremacía"

Publicado:
Los países más ricos deberían dejar al resto del mundo, en particular a los países africanos, asiáticos y latinoamericanos, en paz y dejar que decidan por sí mismos cuál será su postura, ha insistido el ministro de Exteriores ruso.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, este viernes en el marco de una rueda de prensa en línea, ha denunciado la postura de los países occidentales de imponer sus reglas al resto del mundo que, en realidad, representan una mayoría global, pero los países de los 'mil millones de oro' no los ven como Estados soberanos.

"Esto ya no se puede curar. Es una obsesión por su supremacía, obsesión por la seguridad infalible en su razón", ha indicado Lavrov, añadiendo que el "gran grupo de países de los 'mil millones de oro' están dictando sus reglas a todos".

En este contexto, el canciller ruso ha mencionado que mientras Moscú se prepara para la cumbre Rusia-África, Occidente "presiona descaradamente a los Estados africanos, todos los días exigen que cancelen su viaje a la cumbre o bajen su nivel de participación". No obstante, más de la mitad de los países del continente africano han confirmado su participación en este evento.

"Dejen en paz al resto, por así decirlo, la mayoría global: los países de Asia, África, América Latina. Trátenlos como adultos, respeten su derecho a escuchar las evaluaciones de Rusia y de Occidente, y luego que decidan por ellos mismos cuál será su postura", ha insistido Lavrov, dirigiéndose a los representantes de Occidente.

Futuro del Consejo de Seguridad de la ONU

En el marco de la rueda de prensa, Lavrov ha declarado que la Federación de Rusia buscará una pronta expansión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas gracias a los países de Asia, África y América Latina. El ministro ha indicado que "alinear el estado de los principales órganos de la ONU con las realidades modernas" es una tarea muy importante.

"Me refiero, en primer lugar, a la reforma del Consejo de Seguridad, donde Occidente está representado de manera absolutamente desproporcionada. De los 15 miembros llamados 'mil millones de oro', 6 ocupan escaños, esto es deshonesto, es injusto", ha denunciado el ministro ruso.

Al mismo tiempo, Lavrov ha enfatizado que los intentos de agregar candidatos occidentales adicionales al Consejo de Seguridad en vez de los países de Asia, África y Latinoamérica son "contraproducentes y absolutamente poco prometedores". "La dominación se está terminando, es hora de pasar a la igualdad. Si todos están a favor de la democracia, entonces no olvidemos que la democracia también se requiere en las relaciones internacionales", ha agregado.

Situación en torno a Ucrania

Al comentar las acusaciones a Rusia por parte de Occidente de los supuestos crímenes de guerra y violaciones del derecho humanitario en Ucrania, el ministro ruso ha aseverado que Occidente no tiene ninguna prueba al respecto. Así, en referencia al informe del secretario general de la ONU, António Guterres, que culpa a Rusia de la supuesta violación de los derechos de los niños en Ucrania, Lavrov ha aseverado que este documento, al igual que muchos otros, redactados por organizaciones internacionales, fueron preparados basándose solo en los datos de representantes del régimen de Kiev.

"No veo aquí otra alternativa sino luchar por la verdad, y lo haremos sobre la base de nuestra investigación objetiva, que no será influenciada por ninguna parte interesada, especialmente por aquellos que patrocinan al régimen de Kiev", ha subrayado.

El ministro ruso ha hecho hincapié en que los "niños fueron evacuados desde la zona de guerra y no trasladados a fuerza". Agrego que, desde febrero de 2022, Rusia recibió a más de 5 millones de residentes de Ucrania, de los cuales más de 700.000 eran niños.

"Una vez más quiero enfatizar que la gran mayoría de estos niños llegaron con sus padres u otros familiares, y solo 2.000 son alumnos de orfanatos de la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk que fueron evacuados junto con el personal, maestros de estas instituciones, y todos ellos permanecen dentro de las estructuras de orfanatos", ha precisado el ministro.

También ha especificado que unos 300 niños fueron recibidos por las familias en Rusia y no fue una adopción, sino una tutela temporal, forma que se eligió teniendo en cuenta que "los padres pueden presentarse y, por supuesto, estos padres tendrán todas las oportunidades para recoger a sus hijos". Así, decenas de niños ya han regresado con sus familiares, ha enfatizado el canciller, al agregar que Moscú no oculta los nombres de los menores evacuados a Rusia desde la zona de guerra.

Además, Lavrov ha señalado que Moscú "tiene serias dudas sobre la idoneidad de muchos de los líderes occidentales", ya que están optando por ayudar con armas a Ucrania a expensas de sus propios ciudadanos.

Por otro lado, el ministro ha reiterado que las Fuerzas Armadas de Rusia no atacan los objetivos civiles en el territorio de Ucrania, pero sí apuntará contra las "reuniones" del Ejército ucraniano con mercenarios y generales occidentales.

"El hecho de que Ucrania utilice instalaciones civiles para celebrar todo tipo de reuniones de mercenarios, generales occidentales e instructores con sus militares es culpa de Ucrania".

"Si encontramos reuniones como la que se llevaba a cabo el otro día en Kramatorsk, las destruiremos, porque estas personas nos declararon la guerra", ha subrayado Lavrov. 

En este contexto, el canciller se ha dirigido a "los países de la OTAN que entrenan a los ucranianos" para que presten atención, ya que "los ucranianos usan la infraestructura civil constante y regularmente para desplegar sus armas pesadas". Lavrov ha enfatizado que el uso de la infraestructura civil con fines militares es un crimen de guerra.

Acuerdo del grano

En lo referente a la 'Iniciativa de Granos del Mar Negro' —el pacto entre Moscú y Kiev que tenía como objetivo ayudar a reanudar los envíos de grano bloqueados por el conflicto en Ucrania y que se ha extendido varias veces— el jefe de la diplomacia rusa ha señalado que el acuerdo, destinado a prevenir una crisis alimentaria global, se cumple solo en la parte relacionada a la comercialización de cereales de Ucrania, mientras que los suministros llegan principalmente a los países occidentales y no a los países pobres, tal y como se planteó en los objetivos del convenio.

Así, según los datos de hace dos días, desde el inicio del acuerdo del grano, desde Ucrania se han exportado 32,5 millones de toneladas de cereales (maíz, aceite, trigo, etc.). Con ello, los principales destinatarios de estos productos han sido: casi el 40 % para la Unión Europea, el 24 % para China, cerca del 10 % para Turquía y un poco más del 2,5 % fue exportado a los países más pobres, ha denunciado Lavrov.

En este contexto, el canciller ruso ha señalado que Rusia, en caso de que termine el acuerdo del grano, proporcionará suministros a los países más pobres a su cargo y en el volumen requerido. Además, ha añadido que, a pesar de todos los obstáculos puestos por Occidente, Rusia sigue con la exportación de fertilizantes y alimentos de producción nacional.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7