El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

Una extraña barrera invisible recorre Indonesia y los científicos finalmente tienen una explicación

Publicado:
Un estudio ha encontrado una explicación al misterio de la invisible barrera que pasa por las islas de Indonesia y delimita los grupos de especies muy distintas que viven en Asia y Australia.
Una extraña barrera invisible recorre Indonesia y los científicos finalmente tienen una explicación

Entre Asia y Australia discurre la llamada línea de Wallace, una barrera virtual que marca una frontera a ambos lados de la cual viven especies animales muy diferentes y que durante mucho tiempo los científicos no pudieron explicar.

Ahora, un importante estudio dirigido por biólogos de la Universidad Nacional de Australia (ANU) y la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, en Suiza, propuso una explicación de por qué no se pueden encontrar canguros, koalas y otros marsupiales australianos en Indonesia, un archipiélago tan cercano a Australia, y por qué en la fauna australiana sí existen especies de origen asiático, como distintos tipos de roedores o el martín pescador, informa Popular Mechanics.

Los investigadores han sugerido que esta confusa línea, que es a la vez virtual y real, surgió hace decenas millones de años, después de que una colisión de placas tectónicas desencadenara un cambio climático extremo que afectó de diferentes maneras la diversidad de las especies a ambos lados de ella.

Patchareeporn Sakoolchai

Esa frontera invisible fue descubierta por el naturalista y explorador británico Alfred Russel Wallace durante sus viajes por el archipiélago malayo a mediados del siglo XIX. En ellos, el científico observó notorios cambios en las especies después de un determinado punto, que más tarde se conoció como la línea de Wallace.

En el lado asiático de la línea, las especies son originarias exclusivamente de Asia, mientras que en el lado australiano, los animales son de origen asiático y australiano. Esta distribución sesgada desconcertó a los ambientalistas durante más de siglo y medio.

"Si viajamos a Borneo, no veremos ningún mamífero marsupial, pero si vas a la vecina isla de Sulawesi, sí. Australia, por otro lado, carece de mamíferos típicos de Asia, como osos, tigres o rinocerontes", dijo el doctor Alex Skeels, de la ANU, en un comunicado de la universidad.

Las investigaciones del equipo científico han concluido que la distribución desigual de especies a lo largo de la línea de Wallace fue causada por el cambio climático como resultado de la actividad tectónica hace aproximadamente 35 millones de años, a consecuencia de la cual Australia se separó de la Antártida y chocó con Asia, formando el archipiélago malayo. "Esa colisión dio origen a las islas volcánicas que ahora conocemos como Indonesia", señaló el científico.

El estudio, publicado en la revista Science, utilizó un modelo informático para simular el impacto del cambio climático en las especies a ambos lados de la línea de Wallace. El modelo tuvo en cuenta factores como la capacidad de dispersión, las preferencias ecológicas y las relaciones evolutivas de más de 20.000 especies.

El surgimiento de las islas de Indonesia fue el punto de partida para los animales de Asia, lo que les permitió llegar hasta Nueva Guinea y el norte de Australia.

Migración de animales asiáticos a Australia

La investigación también plantea por qué los animales asiáticos pudieron migrar a Australia, mientras que los animales australianos no pudieron hacer la ruta inversa. Según los científicos, el surgimiento de la línea de Wallace se debe no solo a los movimientos de los continentes de la Tierra, sino también a cambios climáticos que acompañaron la separación de Australia de la Antártida.

"Cuando Australia se separó de la Antártida, se produjo un cambio climático que conllevó un enfriamiento global y un secado de los continentes, lo que condujo a eventos de extinción masiva en todo el mundo", explicó Skeels.

La singularidad de las especies australianas

"Cuando ocurrió la separación del continente australiano de la Antártida, había una región oceánica profunda que rodeaba la Antártida, donde fluye la fría corriente circumpolar antártica", detalló Skeels. "Esto cambió drásticamente el clima de la Tierra en su conjunto, hizo el clima mucho más frío", agregó.

A pesar de este enfriamiento global, el clima en las islas de Indonesia, usadas por los animales asiáticos "como puerta de entrada para saltar a Australia", se mantuvo relativamente cálido, húmedo y tropical. "Por lo tanto, la fauna asiática ya estaba bien adaptada y cómoda con estas condiciones, lo que les ayudó a establecerse en Australia", apuntó Skeels.

Por el contrario, las especies australianas no tenían ese tipo de adaptación. "Habían evolucionado en climas más fríos y cada vez más secos, y, por lo tanto, tuvieron menos éxito en establecerse en las islas tropicales en comparación con las criaturas que emigraron de Asia", explicó. 

Los autores del estudio estiman que el análisis de millones de años de historia climática podrían ayudar a predecir qué especies de seres vivos podrán adaptarse mejor a las condiciones climáticas, nuevamente cambiantes, del mundo actual.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7