El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

Declinaciones y 'traición': así se definió la candidatura presidencial opositora de Gálvez en México

Publicado:
La senadora será la abanderada del Frente Amplio en las elecciones de 2024.
Declinaciones y 'traición': así se definió la candidatura presidencial opositora de Gálvez en México

La coalición opositora Frente Amplio por México eligió a la senadora Xóchitl Gálvez como su candidata presidencial rumbo a las elecciones generales de 2024, en un proceso plagado de controversias, declinaciones de candidatos y denuncias de simulaciones y traiciones.

El desenlace le da la razón al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien desde el principio advirtió que ya estaba decidido de antemano que Gálvez sería la candidata opositora, por lo que la competencia interna solo era "una pantomima".

Aunque estaba previsto que el anuncio oficial se daría el próximo domingo, después de una elección nacional en la que debían participar más de dos millones de ciudadanos que se inscribieron, los tiempos se adelantaron en una frenética jornada en la que la senadora Beatriz Paredes, la última rival que tenía Gálvez, declinó de manera sorpresiva luego de perder el apoyo de su propio partido.

El Frente Amplio por México, que está integrado por los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), inició la interna a fines de junio con 33 candidatos.

La lista se fue acortando en medio de escándalos. Algunos renunciaron inconformes con el procedimiento, otros no fueron admitidos supuestamente por incumplir los requisitos y unos más declinaron, como el caso del diputado Santiago Creel. 

En la recta final de la competencia, Gálvez representaba al PAN y Paredes al PRI, pero el miércoles por la tarde el dirigente de este partido, Alejandro Moreno, anunció que apoyaría a su rival en la elección interna.

"Hemos tomado la decisión de respaldar la candidatura única de Xóchitl Gálvez (…) la vamos a apoyar con todo", afirmó en una conferencia de prensa que se retrasó durante tres horas, lo que evidenció la tensión que estaba marcando al proceso.

Histórico

Las redes sociales de inmediato se colmaron de denuncias de traición de Moreno a Paredes, una líder de larga trayectoria que también llegó a dirigir al PRI, el partido que fue todopoderoso y que monopolizó la política en México durante siete décadas, pero que hoy enfrenta un fuerte declive.

De hecho, esta será la primera vez en sus casi 100 años de existencia que el PRI no tendrá un candidato propio para la presidencia.

La decisión tiene tanta trascendencia en la historia de la política en México que, cuando Gálvez se enteró durante uno de sus eventos de campaña que Moreno acababa de confirmar que el PRI apoyaría su candidatura, no pudo contener las lágrimas.

Moreno afirmó que su decisión se basaba en una segunda y última encuesta que reveló que Gálvez tenía una "ventaja amplia" de entre el 56,8 % y el 59,4 %, mientras que Paredes solo concitaba una intención de voto del 40,6 % al 43,2 %.

Usuarios de redes sociales recordaron que los organizadores recortaron el tiempo de la encuesta y anticiparon los resultados porque, conforme pasaban los días, era evidente que Paredes subía en intención de voto.

"Más sucio que el lodo", "vergonzoso que un presidente de un partido le diga a una dirigente (Beatriz Paredes): 'Ni modo, no saliste', son muy burdos", "fue pura simulación", "la humillaron", "hicieron pedazos sus propias reglas, abusaron de sus compañeros que creyeron en el proceso, le dieron la puñalada a Beatriz Paredes", "tienen la traición en la sangre", fueron algunos de los mensajes que más se replicaron. 

Gálvez, en tanto, reconoció, condenó y se desligó de las presiones a las que fue sometida su contrincante.

"Nunca voy a hacer algo que lastime a una persona y mucho menos a una mujer, en este sentido, presionarla a la mala", dijo.

Explicaciones

Abandonada por su partido, un rato más tarde Paredes confirmó una declinación que había negado hasta el último momento, a pesar de que cada vez eran mayores las presiones de los dirigentes del Frente para que se retirara de la competencia.

El sábado pasado, en uno de sus actos de campaña, la senadora aseguró que de ninguna manera renunciaría a su candidatura porque ello implicaría repetir el añejo sistema de construcción de poder machista.

"Si las mujeres vamos a repetir el modelo patriarcal de los arreglos, perdónenme, ¡estamos jodidas!", dijo. Solo pasaron cuatro días más para que se contradijera.

"Era natural, como culminación de mi biografía política, que intentara la candidatura presidencial para ser la primera presidenta de México, como también es natural, como demócrata que soy y absolutamente consistente, que reconozca cuando los resultados no me favorecen", señaló el miércoles.

En un intento de aclarar su posición, afirmó que, cuando dijo que continuaría "hasta el final", se refería al momento en que se dieran resultados que demostraran "el irreversible triunfo" de Gálvez, lo que ocurrió con la segunda encuesta.

Reacciones

"Traigo una sonrisota como un día después de mi noche de bodas", celebró Gálvez cuando ya se había concretado su candidatura única y mientras el Frente Amplio intentaaba acallar las polémicas.

El líder del PAN, Marko Cortés, felicitó a su colega del PRI por haber manifestado su respaldo a Gálvez, ya que ello demostraba que había escuchado a la ciudadanía.

Por el contrario, el presidente del oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Mario Delgado, ratificó sus críticas al proceso.

"Se acabó la simulación. Alito (Alejandro Moreno) ha consumado la demolición total del PRI. Hoy derribó sus últimas Paredes", escribió en sus redes sociales.

También recordó que, tal y como denunció López Obrador, la candidatura opositora se definió "por dedazo de los poderosos", ya que el PAN, PRI y PRD optaron por someterse a "la oligarquía económica".

Con este desenlace, Gálvez será designada como "responsable de la construcción del Frente Amplio por México", eufemismo creado por el Frente para no anunciarla todavía como candidata presidencial, ya que ello violaría la ley electoral.

Será, además, la principal oponente del candidato que emane de la elección interna de Morena y en la que los principales precandidatos son la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y el excanciller Marcelo Ebrard. El nombre de la ganadora o el ganador se dará a conocer el próximo miércoles.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7