El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

"A ver si son capaces de darme un tiro con mi hijo": una madre confronta a un militar en Colombia

Publicado:
En las redes circula un video en el que un uniformado, que pertenecería al Ejército, se habría hecho pasar por un miembro de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
"A ver si son capaces de darme un tiro con mi hijo": una madre confronta a un militar en Colombia

Las imágenes de un presunto militar encapuchado, que se habría hecho pasar por integrante de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y que apunta a una madre campesina con su hijo en brazos, han causado revuelo en el país suramericano.

El impactante video, que se registró el pasado 11 de septiembre en la vereda de El Manso, en el municipio de Tierralta, en el departamento de Córdoba, provocó reacciones de rechazo en todo el espectro político y demandas para que se investigue a fondo.

Luego de la conmoción pública, el Ejército colombiano emitió un comunicado –difundido por los medios locales– en el que admite que posiblemente los hombres uniformados, y con el rostro cubierto, sean parte de esa fuerza militar.

Esta presunta acción de integrantes del cuerpo castrense ha generado distintos pronunciamientos en las redes, entre los que se encuentran los de la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y otros actores políticos colombianos.

¿Qué ocurrió?

En el clip que se ha hecho viral, se observa el momento en que un grupo de cinco hombres, armados con fusiles y pistolas, irrumpe en la comunidad rural de El Manso y amenaza a la población civil.

"Ustedes fueron los que llegaron a humillarnos y tirarnos al suelo. Aquí nosotros no estamos violando nada, ustedes sí, los derechos humanos", reclama la mujer, que no suelta a su hijo cargado. "¿Por qué no se identifican? Identifíquense. Vienen a atropellarnos", continúa la campesina.

En ese momento, uno de los hombres con el rostro cubierto traquetea varias veces su arma y se acerca de manera amenazante hacia una mujer, a pesar de que lleva en sus brazos a un bebé. Esta levanta una mano y le pide que no la mande a callar.

"Vamos a ver si son capaces de darme un tiro con mi hijo", le grita al desconocido. Y en seguida, agrega: "¿Le parece justo amenazarme teniendo a mis hijos en casa?".

La mujer, que se convierte en la voz líder del grupo, inquiere al hombre encapuchado: "¿Por qué no se comparan con otros sino con uno, que es un civil, que no tiene cómo defenderse?".

"Son unos criminales, no me parece justo que ustedes me vengan a amenazar con una pistola", exclama en la grabación.

En el sitio al aire libre donde se grabó el video se observa a varias familias y menores de edad que lloran en medio de la discusión, mientras que otro de los hombres uniformados apunta su fusil hacia el grupo de personas desarmadas.

La respuesta del Ejército

En el comunicado que ha sido difundido por la prensa, el Comando de la Séptima División del Ejército adelantó que abrirá una investigación disciplinaria debido a que "se pudo evidenciar que posiblemente soldados del Batallón de Infantería N°33 'Batalla de Junín', de la Décima Primera Brigada, estarían inmersos en un posible acto de violencia contra la población civil y sujetos de especial protección constitucional".

"Este comando rechaza este tipo de comportamiento, el cual es claramente incorrecto y no representa los principios y valores enseñados en las escuelas de formación del Ejército Nacional", dice el escrito.

En el texto se relata que el pasado 11 de septiembre "se tuvo conocimiento de la presencia de hombres armados en la vereda El Manso, del municipio de Tierralta, Córdoba", por lo que "se ordenó el desplazamiento de una unidad militar" al lugar, "para brindar seguridad a los habitantes".

Tras conocer que posiblemente militares habrían estado incursos en hechos irregulares, una comisión inspectora se dirigió a la zona para verificar "los procesos y procedimientos efectuados por parte de la unidad militar".

Reacciones de la Fiscalía y la Defensoría

La Fiscalía colombiana publicó en la plataforma X que se conformó un equipo de fiscales e investigadores de la Dirección Nacional de Derechos Humanos, que "iniciaron los actos urgentes y harán presencia en el territorio".

Por su parte, el titular de la Defensoría del Pueblo, Carlos Camargo, rechazó lo ocurrido y pidió a las autoridades civiles y militares "adelantar con la mayor celeridad las investigaciones".

Al municipio de Tierralta se desplazó un equipo de la Defensoría del Pueblo que reunió con líderes comunitarios para escuchar sus denuncias sobre presuntas vulneraciones a los derechos humanos por parte de miembros del Ejército.

¿Qué dijo el gobernador de Córdoba?

En una serie de interacciones, el gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, informó que había convocado a un consejo de seguridad extraordinario ampliado para conocer detalles de lo sucedido, al tiempo que pidió al Gobierno nacional "tomar todas las medidas humanitarias que se han necesarias" para proteger a la población.

Benítez, abanderado del Partido Liberal, escribió en sus redes que tras saber que el Ejército aceptó la posible responsabilidad de lo ocurrido, se "generan más dudas que respuestas".

"¿Por qué lo hicieron? ¿Quién dio las órdenes? ¿Con qué fin? ¿Quiénes son realmente? Enorme daño a la imagen de la Fuerza Pública, a la institucionalidad y a los anhelos de paz territorial", agregó.

En las redes se conocieron también las reacciones del senador Iván Cepeda, del Pacto Histórico, quien pidió una investigación rigurosa para determinar las responsabilidades del episodio. En esa línea, asomó: "[Hay que ver] si estamos ante una estrategia de operaciones encubiertas".

Por su parte, el reconocido fotógrafo del conflicto colombiano Jesús Abad Colorado destacó "el coraje de madre campesina en río Manso", que puso "límite a la barbarie". "Duele que sigan repitiéndolo miembros del Ejército", lamentó.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7