X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/2CS

El discurso no pronunciado del presidente de Polonia

Publicado: 13 abr 2010 00:57 GMT

Para el 10 de abril de 2010, en el cementerio militar polaco en Katyn, estaba previsto el discurso del presidente de Polonia, Lech Kaczyński, para homenajear a las víctimas de la tragedia de Katyn, que tuvo lugar 70 años atrás. A continuación les ofrecemos el texto de este discurso.

Síguenos en Facebook

Para el 10 de abril de 2010, en el cementerio militar polaco en Katyn, estaba previsto el discurso del presidente de Polonia, Lech Kaczyński, para homenajear a las víctimas de la tragedia de Katyn, que tuvo lugar 70 años atrás. A continuación les ofrecemos el texto de este discurso.

 

¡Estimados miembros de las familias de Katyn! ¡Estimados Señores!

En abril de 1940 fueron asesinados más de 21.000 presos polacos de los campos y cárceles del NKVD. Este acto de genocidio fue cometido según la voluntad de Stalin, según la orden de la administración soviética suprema.

El crimen de Katyn fue la culminación monstruosa de la unión entre el Tercer Reich y la URSS, del Pacto Ribbentrop-Mólotov y de la agresión contra Polonia, iniciada el 17 de septiembre de 1939. No solamente en los bosques de Katyn, sino también en Tver, Járkov y otros lugares conocidos y todavía no conocidos de ejecuciones de ciudadanos de la Segunda República Polaca, de personas, que formaban el fundamento de nuestra estatalidad, siendo firmes en su servicio a la patria. Al mismo tiempo, familias de los asesinados y miles de habitantes de Kresy fueron extraditados al interior de la URRS y el camino del Calvario polaco del Este está marcado con sus martirios inefables.

La parada más trágica en este camino fue Katyn. Oficiales, sacerdotes, empleados civiles, policías, guardias fronterizos y empleados penitenciarios polacos fueron asesinados sin estar ni procesados, ni sentenciados. Resultaron ser víctimas de una guerra no declarada. Su asesinato fue cometido con conculcación de los derechos y convenciones de la sociedad civil. Su dignidad –como soldados, como polacos y como personas– fue hollada. Las fosas de la muerte debían ocultar para siempre los cadáveres de los asesinados y la verdad sobre el crimen. El mundo no debía saberlo jamás. A las familias de las víctimas les privaron del derecho al luto público, a llorar y honrar debidamente la memoria de sus íntimos. La tierra ocultó las huellas del crimen y la mentira debía borrarlo de la memoria humana.

Ocultar la verdad sobre Katyn, una consecuencia de la decisión tomada por aquellos que perpetraron este crimen, resultó ser una parte fundamental de la política de los comunistas y de la Polonia de posguerra: la mentira angular de República Popular de Polonia. Fue la época en la que hubo que pagar un precio muy alto por la memoria y la verdad de Katyn. Pero íntimos de los asesinados y otras personas valientes defendían esta memoria, la salvaguardaban y traspasaban a las siguientes generaciones de polacos. La llevaron consigo por todo el periodo del régimen comunista y la comunicaron a sus compatriotas en la Polonia libre e independiente. Por eso estamos obligados expresar nuestro respeto y nuestro agradecimiento a todos ellos y a las familias de Katyn, en particular.

En nombre de la República de Polonia, expreso la gratitud más profunda por los que, defendiendo la memoria sobre sus familiares, habéis salvaguardado la esfera tan importante de nuestra conciencia e identidad polaca.

Katyn resultó ser una herida dolorosa en la historia polaca y envenenó las relaciones entre los polacos y los rusos durante muchas décadas. Pues, ¡hagamos que la herida de Katyn pueda finalmente cicatrizar y quedar cerrada! Ya estamos en el buen camino. Nosotros, los polacos, apreciamos lo que han hecho los rusos en los últimos años. Y tenemos que seguir este camino que aproximó a nuestras naciones, sin parar y sin retroceder.

Todos los detalles del crimen de Katyn deben ser estudiados e investigados completamente. Es muy importante que la inocencia de las víctimas sea reconocida jurídicamente, que se hagan públicos todos los documentos acerca del crimen y que la mentira de Katyn desaparezca para siempre del espacio social. Demandamos que se realicen estas acciones por la memoria de las víctimas, sobre todo, y por respeto a los sufrimientos de sus familias. Pero las demandamos también en nombre de los valores comunes que deben formar las bases de confianza y cooperación entre los pueblos vecinos en toda Europa.

Rindamos todos juntos el homenaje a la memoria de los asesinados y recemos sobre sus tumbas. ¡Loa a los héroes! ¡Loa a su memoria!

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias