X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/qEo

Más listo que su banco: varía el contrato y reclama 727.000 dólares

Publicado: 8 ago 2013 22:56 GMT | Última actualización: 9 ago 2013 00:04 GMT

Un ruso hizo lo que muchos sueñan: imponer sus propias condiciones a un banco utilizando las mismas argucias que estos practican con sus clientes. Además, ahora reclama a la entidad 727.000 dólares por infringir el contrato que él les propuso.

Síguenos en Facebook
El banco Tinkoff Credit Bank Systems (TKS), una de los bancos en línea más importantes de Rusia, en 2008 ofreció a Dmitri Agárkov una tarjeta de crédito. Para obtenerla, este residente de la ciudad de Vorónezh de 42 años tenía que imprimir y firmar un contrato que le mandaba la entidad. Pero Agárkov escaneó el contrato original, introdujo sustanciales modificaciones y remitió a la empresa su versión del documento. El personal de TKS no detectó los cambios y al cabo de pocos días mandaba a Agárkov su tarjeta de crédito bajo las condiciones que el propio cliente había fijado.

El nuevo documento establecía que la cuenta no tendría cargo alguno para el contratante. Contenía, además, una serie de cláusulas que multaban al banco por cada modificación unilateral del contrato: de acuerdo con el texto firmado entre el cliente y TKS, Agárkov debía ser indemnizado con una suma equivalente a 91.000 dólares por cada cambio unilateral que realizara la empresa. El nuevo documento estipulaba también que al cliente le correspondían otros 182.000 dólares en caso de que el banco cancelara el contrato.  

En 2010 TKS canceló la tarjeta de Agárkov debido a atrasos en los pagos, y dos años después demandó a Agárkov para obtener el dinero que según la entidad se le adeudaba por tasas de interés impagas, en total 1.363 dólares. Sin embargo en esa ocasión el tribunal decidió que el contrato firmado en 2008 era totalmente válido al considerar que el cliente tenía derecho a proponer sus propias condiciones.

El banco se justifica arguyendo que cuando dio el visto bueno a la propuesta del cliente la entidad estaba empezando su actividad y los criterios de formalización de contratos todavía no estaban bien definidos. Pero Agárkov no está de acuerdo y exige a TKS 727.000 dólares por haber violado varios de los puntos estipulados por el documento de contratación de la tarjeta, entre ellos la prohibición de rescindir el acuerdo unilateralmente, infracción que según las condiciones impuestas por Agárkov se penalizaba con una multa de 182.000 dólares.

El banco asegura que, en lugar de una cuantiosa compensación, Agárkov recibirá una condena de cuatro años de cárcel por fraude. Pero el ciudadano ruso no cede en su empeño y opina que los únicos culpables son los empleados de TKS, que firmaron unos documentos sin ni siquiera leerlos. La próxima audiencia está prevista para septiembre. 

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias