Actualidad

Prolongado el estatus temporal para hondureños y nicaragüenses en EE. UU.

Publicado:
El Gobierno de Estados Unidos prorrogó para otros 18 meses el Estatus de protección temporal (TPS) para los ciudadanos de Honduras y Nicaragua, que están amparados en ese país luego de la catástrofe en Centroamérica, causada por el huracán Mitch. Según informa el Servicio de Ciudadanía e Inm

El Gobierno de Estados Unidos prorrogó para otros 18 meses el Estatus de protección temporal (TPS) para los ciudadanos de Honduras y Nicaragua, que están amparados en ese país luego de la catástrofe en Centroamérica, causada por el huracán Mitch.

Según informa el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS),  tras el análisis de la situación actual en Honduras y en Nicaragua, “la Secretaría de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, determinó que se justifica una extensión de 18 meses ya que persisten las condiciones que llevaron a la designación de TPS en 1999, luego del desastre ambiental causado por el huracán Mitch". Esas condiciones, a juicio del Gobierno de EE. UU., impide que Honduras y Nicaragua "reciban a sus ciudadanos de forma adecuada".

El Estatus de Protección Temporal (TPS), concedido a personas de ciertos países que han sido declarados en disturbios permanentes y por lo tanto son inseguros, fue otorgado a los ciudadanos de Nicaragua y Honduras debido a la catástrofe ocurrida por el huracán Mitch. El TPS, cuya vigencia actual expirará el 5 de julio próximo, permite a esos inmigrantes trabajar y gozar de seguridad social. En Estados Unidos trabajan 66.000 hondureños y unos 3.000 nicaragüenses con permisos temporales.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, ya ha agradecido a Barack Obama por la extensión del régimen migratorio especial, el cual beneficia a miles de hondureños que se encuentran en ése país.

El huracán Mitch, que pasó por América Central en 1998, fue uno de los ciclones tropicales más poderosos de la historia. Dejó cantidades históricas de precipitaciones en Honduras y Nicaragua, con informes no oficiales de hasta 1900 mililitros. Cerca de 11.000 personas murieron y alrededor de 8.000 permanecían desaparecidas a finales de 1998. Las inundaciones causaron daños extremos.

En Honduras, Mitch destruyó hasta el 80% de la infraestructura de transporte, fueron arrasadas 33.000 casas y dañadas otras 50.000. Las lluvias provocadas por la tormenta resultaron en graves pérdidas en la agricultura y ganadería. Las inundaciones y deslizamientos de tierra mataron cerca de 6.500 personas y dejaron varios miles de desaparecidos. Cerca del 20% de la población del país, posiblemente hasta 1,5 millones de personas, quedaron sin hogar y vulnerables a la inanición y epidemias.

A pesar de que el propio Mitch nunca entró a Nicaragua, su larga trayectoria causó una prolongada lluvia, causando deslizamientos de volcanes. Las consecuencias del huracán causaron por lo menos 3.800 muertes, dejaron hasta 800.000 personas sin hogar. Las lluvias dañaron 17.600 casas y destruyeron 24.000, dejaron al 70% de las carreteras inutilizables, se dieron pérdidas significativas en la ganadería, los cultivos y la pesca.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19