X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3sE

Los graduados de Rusia se despiden de sus escuelas

Publicado: 24 jun 2010 01:35 GMT

Este miércoles 23 de junio, todos los graduados de Rusia celebran el fin de sus años escolares. Después de 11 años de duro estudio, los alumnos de los colegios rusos se despiden de su segundo hogar. Para ellos no es sólo un día festivo, sino también una fecha simbólica a partir de la cual comienz

Los graduados de Rusia se despiden de sus escuelasRia Novosti / Iliya Pitalióv
Síguenos en Facebook

Este miércoles 23 de junio, todos los graduados de Rusia celebran el fin de sus años escolares. Después de 11 años de duro estudio, los alumnos de los colegios rusos se despiden de su segundo hogar. Para ellos no es sólo un día festivo, sino también una fecha simbólica a partir de la cual comienza una nueva etapa de la vida.

Las fiestas de egresados se han instituido desde hace mucho tiempo como una tradición. Todo se planea con anticipación: desde el atuendo a llevar hasta el lugar de la celebración.

Elegantes, sonrientes, incluso un poco nostálgicos, los alumnos suben al escenario para saludar con un apretón de manos al director de la escuela (persona que probablemente les ha inspirado miedo a lo largo de los 11 años de estudio), quedarse inmóviles mientras sus padres les sacan una foto y finalmente, recibir el diploma, su pasaje a una vida adulta. Las ceremonias de esta simbólica despedida varían en cada escuela, pero las emociones no dependen del lugar ni del tiempo, son siempre las mismas.

Este miércoles en Moscú la fiesta de graduación la celebrarán casi 42 mil alumnos de 1.250 escuelas. La parte oficial comienza a eso de las 8 de la tarde con la entrega de diplomas y medallas de oro y de plata, premios que solo se les entregan a los mejores alumnos y con el promedio más alto.

 

Graduados con acento español

Los graduados del colegio ruso-español Cervantes, ubicado en el norte de Moscú, comenzaron a llegar a la escuela unas horas antes del comienzo de la celebración oficial. Con unos enormes ramos de flores y acompañados de sus emocionados padres, los chicos entraron en el aula principal, donde ya los esperaban los profesores.

“Ustedes tienen que estar orgullosos de haber estudiado en el colegio Cervantes”, pronunció la directora del establecimiento, Irina Anúrova, al iniciar la ceremonia. La escuela 1252 fue fundada hace 51 años, pero recién en 1973 se convirtió en el centro de la enseñanza profunda del Español. Es uno de los pocos colegios de Moscú donde los alumnos desde la primaria estudian tanto el idioma español como la historia y la cultura de España y de los países hispanohablantes. En numerosas oportunidades los alumnos han tenido la suerte de viajar a España, e incluso, vivir en familias españolas así como asistir a clases en colegios de ese país. Olimpiadas, viajes a los países hispanohablantes e interminables horas de práctica hacen que, llegado el día de graduación, para el alumno el español ha dejado de ser un idioma extranjero.

“El español para mí es como mi idioma natal, me ha acompañado toda mi vida, estoy enamorada de él”, dice una de las egresadas, cuyos padres, hace 11 años, la llevaron de la mano a ese colegio. Y las historias de otros chicos son casi iguales a ésta: la escuela la eligieron los padres … y no se equivocaron, pues sus hijos terminaron encantados con el idioma y con la cultura hispana. Algunos de ellos incluso decidieron seguir sus estudios en universidades de España o Latinoamérica.

Se confunden tratando de responder a la pregunta de qué sienten en este día tan especial. Confiesan que lo han esperado  con ansia durante todo el período escolar, pero reconocen que les entristece dejar la escuela. Algunos planean volver, pero en calidad de profesores. “Yo quiero seguir dedicándome a este idioma, voy a ser maestra de Español y probablemente trabajaré aquí”, declara una alumna. “Pero ahora no quiero pensar en el trabajo, nos espera una fiesta hasta la madrugada”.

Después de la entrega de diplomas, los ya graduados se dirigieron a un club moscovita en donde van a pasar toda la noche celebrando. Aseguraron haber elegido la música correcta para sus bailes… por supuesto, la latinoamericana.

 

¿Y cuánto cuesta una fiesta de graduación?

La fiesta de egresados se celebra sólo una vez en la vida, por lo tanto, hay que pasarla de la mejor manera posible. A lo largo del tiempo su manera de celebrarse ha cambiado: la moda, los ambientes y la tecnología son otras y, lo más importante, los precios también. Hoy en día organizar una fiesta de promoción implica tener en cuenta diversos aspectos y también desembolsar muchos billetes.

Según sondeos realizados a los padres de los graduados, este año asistir a tal celebración supone un gasto importante: flores, autobús, restaurantes o discoteca, servicios de fotógrafos, atuendos, peinados, zapatos y muchas otras cosas —consideradas como necesarias— podrían costar entre 700 y 1.000 dólares.

Al 33% de los padres les parece una suma increíblemente grande, pero la tuvieron que pagar para regalar a sus hijos una fiesta inolvidable. El 12% afirmó que sus hijos se habían negado a ir a la fiesta. “No quiere ir. En vez de eso le vamos a comprar zapatillas nuevas y una bicicleta de montaña. Se lo mereció”, dijo uno de los encuestados. Casos como éste son únicos, pues la mayoría de los graduados prefiere, antes que un par de zapatillas, pasar una noche junto a sus compañeros, bailando sin parar, sacándose fotos. No piensan cuánto costó porque, al fin y al cabo, el último día de la infancia no tiene precio.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias