X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3t6

Candados y limoneros, símbolos principales de la ciudad de Pávlovo

Publicado: 24 jun 2010 18:05 GMT

La antigua localidad rusa de Pávlovo es patria no sólo de ingeniosos artesanos del metal, en especial de candados, sino también de aficionados al cultivo de limoneros.

Candados y limoneros, símbolos principales de la ciudad de PávlovoRT
Síguenos en Facebook

La antigua localidad rusa de Pávlovo es patria no sólo de ingeniosos artesanos del metal, en especial de candados, sino también de aficionados al cultivo de limoneros.

El Museo de Historia de Pávlovo, ciudad situada en el centro de Rusia en las orillas del río Oká, presenta muchas cosas asombrosas.

Por ejemplo, una rosa tan diminuta que sólo se ve con un microscopio o una maqueta del Kremlin hecha con 143 navajas ensambladas. Además, es evidente, aquí ubican los candados hechos en la ciudad, diversos en sus formas y tamaños.

Pávlovo empezó a hacerse famoso por sus candados ya desde el siglo XVI, relata el director de este museo, Nikolai Fedótov. "La ciudad era un punto importante de la ruta fluvial que va desde el centro de Rusia hacia el Río Volga, y pasaban por aquí gran cantidad de comerciantes. Ellos comenzaron a comprar los candados para proteger sus mercancías", explica Fedótov.

Los candados de Pávlovo se convirtieron en esa época en los más famosos del mundo. Los fabricantes apenas daban abasto para atender la demanda, no sólo de Rusia sino también de Europa Occidental, donde no tardaron en hacerse famosos. Hoy, cuatro siglos mas tarde, esa historia de prestigio se convirtió en el símbolo primordial de los artesanos lugareños.

El director del museo muestra el candado más grande del mundo, que pesa 415 kilógramos y está certificado por el Libro Guiness de los Récords.

Este mayor orgullo de la ciudad fue construido por estudiantes de la Escuela de Arte de Pávlovo para homenajear este lugar conocido desde hace siglos por la calidad de este tipo de objetos.

En esta ciudad pequeña pero tan sorprendente, el candado colosal contrasta con la obra de Pável Kulikov que ha creado el candado más pequeño del mundo, de apenas 0,09 gramos enhebrado en la cabeza de una aguja, logrando para la ciudad otro récord en tamaños de candados, esta vez en el otro extremo.

Según dice Kulikov, la técnica le costó años de entrenamiento y hasta un aprendizaje especial para manejar la respiración y no arruinar su trabajo. "Es una labor muy intensa, y a veces tienes que retener la respiración, hasta que ni siquiera te das cuenta de cuánto tiempo pasas sin tomar aire. Porque lo más importante para ti es que el detalle en el que trabajas salga bien. Tanto te preocupas para lograr el resultado final, que ni siquiera piensas por cuánto tiempo no respiras", dijo Kulikov.

Aún así, las curiosidades de Pávlovo no se agotan en los candados. Aquí la gente dice que no hay una sola vivienda en esta ciudad norteña donde no haya al menos un limonero.

El monumento al limón construido en el centro de Pávlovo para uno de los aniversarios de la ciudad demuestra que para los habitantes de este lugar se trata de algo más que de una simple fruta.

En efecto, el limón, traído hace siglos desde Turquía, es otro de los símbolos de la ciudad. Pero si un día se encuentra en Pávlovo no espere verlos en huertas o jardines, porque lo más seguro es que los vea a través de alguna ventana.

Semión Diákonov, un habitante de Pávlovo, dice que en su opinión es maravilloso cuando dentro de la casa crece un árbol cítrico. "Y cuando da frutos, es tan lindo", añadió. "Por eso plantamos estos limones en el interior", explicó Diákonov.

La técnica para cultivar limones dentro de cuatro paredes surgió ante la necesidad de luchar contra la hostilidad del clima ruso que hacía difícil la adaptación de la planta. Hoy los habitantes de Pávlovo están orgullosos de haber desarrollado una forma de producción que, a cambio de un gran cuidado, da los mejores resultados.

Diákonov afirma que el limón es una planta muy caprichosa y no va a crecer en cualquier vivienda. "El limón puede morir fácilmente y requiere de mucho cuidado. Básicamente prestarle tiempo suficiente, para que se formen los frutos, para que no se enfermen y los frutos puedan madurar", agregó Diákonov.

Éstas son sólo algunas historias de Pávlovo ligadas a la identidad de un lugar maravilloso de Rusia central, donde sus habitantes seguirán traspasando a las futuras generaciones sus curiosas tradiciones.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias