Actualidad

Atrocidades que no cesan: el Estado Islámico extermina a sangre fría a tribus sunitas

Publicado:
Actualmente el Estado Islámico elimina no solo a los musulmanes chiitas, sino también a aquellos que practican la misma rama del islam que los yihadistas. En los últimos 10 días masacraron a casi 400 miembros de la tribu sunita Albu Nimr en Anbar.
Atrocidades que no cesan: el Estado Islámico extermina a sangre fría a tribus sunitas
El grupo yihadista Estado Islámico en los tres últimos días ha ejecutado a más de 200 miembros de la tribu sunita Albu Nimr, de la provincia iraquí de Anbar, informa AFP citando al coronel de la Policía Shaaban al Obaidi.

Les advertimos de que las imágenes y video publicados en este artículo pueden herir su sensibilidad.  

En los tres últimos días, el jefe adjunto del consejo provincial de Anbar, Faleh al Essawi, aseguró a la agencia que durante los últimos tres días los radicales mataron a al menos 258 personas, inclusive mujeres y niños.

Photos of #ISIS massacre against #Sunni (not #Shiite) tribe of Albu-Nimr in Anbar. #Iraqpic.twitter.com/ipyuLD3dj0

— New Babylonia (@New_Babylonia) 29 октября 2014
El jeque de la tribu, Naim al Kuoud, denunció en declaraciones a la prensa el "nuevo crimen" de los yihadistas y explicó que la mayoría de las víctimas murieron abatidas por balas y que algunas fueron decapitadas. El líder de la tribu, además, aseveró que desde el 24 de octubre hasta el día de hoy los islamistas del Estado Islámico han masacrado en total a 381 miembros de la tribu Albu Nimr.

#Iraq | Second wave of summarily executions of Sunni al-Bonemer tribe by #ISIS took place Saturday in Ramadi & Hiit pic.twitter.com/7NuZAOrzQQ

— Zaid Benjamin (@zaidbenjamin) 2 ноября 2014
En un video difundido por el portal LiveLeak se muestran los cadáveres de más de 70 hombres de la tribu Albu Nimr que fueron arrojados cerca de la ciudad de Hit, a unos 140 kilómetros al oeste de Bagdad. Según testigos, la mayoría de las víctimas eran miembros de la Policía o de la milicia sunita Sahwa, que lucha contra el Estado Islámico.
 
 
El miércoles se informó sobre otra terrible ejecución por parte del Estado Islámico. Los radicales fusilaron a unos 30 combatientes tribales vinculados a las fuerzas gubernamentales en la ciudad de Hit. Según fuentes iraquíes, todas las víctimas eran sunitas.

El presidente del Consejo de la provincia de Anbar, Sabah Karhot, hizo hincapié en la confesión de las víctimas para señalar que los integrantes del Estado Islámico perpetraron una masacre contra quienes pertenecían a su misma religión.

Anteriormente, las atrocidades del Estado Islámico fueron perpetradas en su mayor parte contra chiitas. Así, esta semana la organización internacional de protección de los derechos humanos Human Rights Watch reveló que el pasado 10 de junio los extremistas del Estado Islámico ejecutaron a unos 600 reclusos chiitas de una prisión situada a las afueras de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.

 

Covid19