X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/433

Renunciar voluntariamente a la ciudadanía estadounidense

Publicado: 17 ago 2010 20:27 GMT

Muy pocas veces se dan casos de desnaturalización estadounidense; al revés, miles de hombres y mujeres acceden a diario a la ciudadanía norteamericana. Pero toda regla tiene su excepción.

Renunciar voluntariamente a la ciudadanía estadounidenseRT
Síguenos en Facebook

Muy pocas veces se dan casos de desnaturalización estadounidense; al revés, miles de hombres y mujeres acceden a diario a la ciudadanía norteamericana. Pero toda regla tiene su excepción.

Ken O'Keefe es un ciudadano norteamericano que prestó servicio en la Infantería de Marina y pasó por la Guerra del Golfo Pérsico, pero en vez de asumir la idea nacional descubrió la imposibilidad de realizar su sueño americano. "Me castigaron por decir lo que pensaba sobre las acciones de mis superiores. Y mi vida se hizo muy difícil. He empezado a revisar la historia y la política estadounidense y entendí que durante toda mi vida me mintieron. Creía en aquellos ideales, pero Estados Unidos no se comportaba así en el resto del mundo. Entonces quedó claro para mí que renunciaría a mi ciudadanía". Finalmente lo hizo y pidió asilo político en los Países Bajos. Sus creencias se quemaron junto con su pasaporte estadounidense.

Los pilares estadounidenses de la libertad y la justicia resultaron ser un castillo de arena.

"A finales de la Segunda Guerra Mundial los ideales norteamericamos y los logros económicos prometían mucho. Pero la fuerza era más útil que la moralidad para alcanzar objetivos", comenta Carol Turner, de la coalición Stop the war. El especialista cree que EE. UU. fracasó en los principios éticos cuando comenzó a usar su potencia militar para imponer su voluntad. "En el caso del Oriente Medio perdió su autoridad moral hace tiempo. No resolvió nada en Palestina, es muy cínico en sus acciones en Irak, apartando del poder al gobierno local para sus propios intereses petroleros. Tampoco se puede agradecer lo que hace en Asia Central y, en concreto, Afganistán", comenta Turner.

"Para muchos, la lucha por sus ideales les revela la dura realidad. Aquellos que lo entienden, no pueden evitar sentir por su país afecto y rabia al mismo tiempo", dice Alan Hart, experto en Oriente Medio. "Tengo una relación de amor-odio con Estados Unidos", añade. Dice que los norteamericanos son los más desinformados, son más idealistas. Pero de otro lado el periodista piensa que "si estuvieran bien informados sobre las causas y los efectos de los asuntos de Oriente Medio, participarían más en el desarrollo de su democracia".

Mientras tanto para O'Keefe, que al final logró recibir la ciudadanía irlandesa, una vez fuera de su ex patria dice que fuera se comprenden mejor los principios democráticos. "Entendí que la ciudadanía es un tipo de contrato social, y no acepto sus condiciones. Tenemos derechos y obligaciones. Lo último que debemos hacer es pagar impuestos que se utilizan para cometer masacres. Yo no estoy de acuerdo con eso. Muchos interpretan la renuncia de la ciudadanía como una expresión de odio a Estados Unidos, pero no es así. Quiero mucho a su pueblo y deseo que el ideal norteamericano sea realidad".

Cabe destacar que la Sección 349 (a5) de la Acta de Inmigración y Nacionalidad de 1952 dice que "una persona que es nacional de los Estados Unidos, sea por nacimiento o naturalización, perderá su nacionalidad voluntariamente al hacer una renuncia formal de nacionalidad ante un oficial diplomático o consular en un estado extranjero. La renuncia a la ciudadanía estadounidense es la forma más inequívoca de manifestar su intención de que uno no desea ser ciudadano de este país. Es extremadamente importante que uno considere las consecuencias de esta decisión ya que esta acción es irrevocable y el proceso no puede ser cancelado o revocado sin una apelación administrativa o judicial. Sólo cuando una persona renuncia a la ciudadanía antes de los 18 años de edad, puede recuperarla si así lo solicita al menos seis meses antes de cumplir los 18 años, y esta solicitud tiene que hacerse al Departamento de Estado de Estados Unidos. Nadie puede renunciar a la nacionalidad ni desistir de ella mediante una declaración unilateral salvo en la forma prevista por la ley.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias