X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/4cq

Entrevista de Vladímir Putin: Visión desde dentro del coche

Publicado: 30 ago 2010 14:08 GMT

El primer ministro ruso, Vladímir Putin, durante su viaje al Lejano Oriente de Rusia al volante del automóvil nacional Lada Kalina que conducía desde Jabárovsk a Chitá, dio una entrevista a varios medios de información de masas, entre ellos los canales "Rusia-24", "Mi planeta" y el diario ruso Ko

Entrevista de Vladímir Putin: Visión desde dentro del coche
Síguenos en Facebook

El primer ministro ruso, Vladímir Putin, durante su viaje al Lejano Oriente de Rusia al volantedel automóvil nacional Lada Kalina que conducía desde Jabárovsk a Chitá, dio una entrevista a varios medios de información de masas, entre ellos los canales "Rusia-24", "Mi planeta" y el diario ruso Kommersant. El primer ministro expresó sus ideas sobre los problemas políticos más importantes del país tales como las próximas elecciones presidenciales, el asunto de Mijaíl Jodorkovski y las relaciones con EE. UU.

La cadena RT les presenta la entrevista de Vladímir Putin concedida al rotativo Kommersant

El corresponsal del periódico , Andréi Kolésnikov, en el kilómetro 350 de la carretera Jabárobsk–Chitá se subió al coche donde estaba Vladímir Putin. Se bajó en el kilómetro 530.

Vladímir Putin: Y Ud. no escribió todo en su artículo de ayer, dijo él tras saludar.

Corresponsal: ¿Cómo?, me sorprendí. Escribí todo con siceridad.

En vísperas, él (Putin) hacía una biopsia con una ballesta a las ballenas grises en el Océano Pacífico y después cuando yo pregunté quién es el siguiente después de los guepardos, osos blancos y pardos, él dijo que sería yo. Dijo también que si no le gustaba cómo él me disparaba de la ballesta, entonces se podía colocar las pequeñas antenas para estudiar en qué población me encontraba y cómo me movía por Moscú.

- Y yo le dije que, además, se podía colocar un canario por si acaso para que la esposa también sepa dónde está Ud. y cómo está…, pronunció él abriendo amablemente la puerta de su coche Lada Kalina Sport, ¿O Ud. no lo necesita?

- ¿Ud. está dispuesto a hacer esto?, me sorprendí. ¡Ya es verdad que no hay exploradores antiguos! ¿Qué? ¿Está guardado equipamiento especial? ¿Lo utiliza a veces?

- No hay equipamiento especial, dijo él de forma seca, eso está en el pasado.

- Vamos a hablar del presente.

- Vamos.

- Tengo entendido que tenemos en adelante un camino largo…

- ¿Acaso es largo camino?, dice Vladímir Putin entre risas, poco más de dos mil kilómetros.

- Me refiero hasta la primera parada.

- Entonces se puede decir que sí, me dio la razón.

- ¿Es difícil manejar el coche y discutir temas que después serán transmitidos, para decirlo de una forma, de boca a boca? El autocontrol no es como siempre… ¿No van a lamentarlo después?

- ¡No!, se rio él. Ahora estoy de vacaciones. Estoy de vacaciones quizá por primera vez en diez años.

- Entonces vamos a charlar. Dígame, ¿Qué es lo más complicado?, ¿ocuparse de la economía o de la política?

- Si se hacen las cosas bien es interesante incluso ocuparse de la huerta, respondió el primer ministro sin una sonrisa en la cara. Si hacerlo con total dedicación. Me dicen: ay qué país tan grande que tienen, qué difícil para Ud… Y yo simplemente sé, estoy seguro de que eso no importa: Cuando estaba trabajando en San Petersburgo, una ciudad con cinco millones de habitantes, entonces trabajaba de día hasta la noche y nada era más fácil. Y cuanto más concreta la tarea, más difícil uno lo tiene. Y los resultados, o los hay o no. Pero, si mirarlo desde el punto de vista global, en el nivel político se toman decisiones que influyen en todos los aspectos de la vida. Es decir, las decisiones en el nivel político tienen más responsabilidad. Pero, para las personas que toman esas decisiones, es una ventaja (rió nuevamente el primer ministro). Por cierto, las decisiones económicas se puede cambiar, es más difícil para las decisiones políticas.

- ¿Hubo decisiones que Ud. quería cambiar?

- ¡No!

- ¡Y como antes Ud. dice que no se lamenta sobre nada! (Yo estaba sorprendido) ¡Igual que hace diez años. No hay errores!

- ¡Se lo digo francamente! Cuando miro atrás… empiezo a pensar… ¡No hay!

- Bueno, Ud. Se conoce a sí mismo mejor que yo…

- ¡Eso sí que es verdad!

- ¡Mejor que todos los demás juntos! Ud. se da cuenta de que hubo errores. Es que simplemente Ud. no quiere reconocerlo.

- Bueno… (Se puso pensativo) A lo mejor algunas cosas se podrían hacer con más precisión, eficacia y sabiduría… Pero, en general… errores desde el punto de vista de la elección… (Se quedó como clavado en la última palabra)… del desarrollo, la elección de la manera de solucionar las cosas… ¡Esa es una de la preguntas principales de nuestra existencia! Esa pregunta es la base de muchas cosas. Al mismo tiempo, es clara, está relacionada con el sueldo, subsidios, etc… Me refiero a que en el pasado a veces nos regañaban, a veces reprochaban seriamente porque demasiado dinero lo mandábamos a las reservas (reservas internacionales, reservas del Banco Central, y después inventaron un banco de reservas del Gobierno). “¿Pero para qué Uds. lo está haciendo? Hay que desarrollar la infraestructura, desarrollar el sector real de la economía, el sistema bancario… Devuelven ese dinero a la gente, por fin… ¡Repártanlo!” Repartíamos lo que considerábamos necesario (en forma de subsidios etc., desarrollábamos proyectos nacionales). Pero ahora voy a decir lo más importante… ya en aquel entonces actuábamos teniendo en cuenta de que habrán crisis mundiales y que iríamos a necesitar reservas… Y ahora lo principal: ¡no se puede invertir en la economía de estado un dinero que no fue ganado por un sector productivo del país!

(Lo dijo con tanta pasión que dejó de controlar bien el volante y se movió y casi nos pasamos al carril opuesto de la carretera. De todas formas no había nada por qué preocuparse: no había coches, y los inspectores de carreteras, por si acaso, habían despejado las pistas para darnos el paso).

- ¡Y no se puede “quitar la nata” del sector de gas y petróleo y completamente ingresarla en la economía! Eso va a conducir a la inflación… Eso va a desarrollar aquellas partes de la economía que están orientadas hacia la exportación y no hacia la demanda interna. El Banco Central y el sector económico del Gobierno estaban deteniendo este proceso, pero, al parecer, no fue suficiente. Y comenzaron su desarrollo aquellos sectores de la economía que eran orientados no hacia la demanda interna, sino que hacia la externa.

- ¡Es decir que hubo errores!, dije casi solemnemente.

- Y en cuanto nuestro mercado se redujo en su volúmenes (siguió él sin hacer caso a mi último frase), nuestros especialistas no sabían a dónde entregar su mercancía. En el mercado interno cuesta mucho, en el externo no lo compran. Fue un doble golpe: en los precios y en los volúmenes. Y si el Banco Central hubiera estado deteniendo esos procesos… hay muchos mecanismos para ello…no permitiendo comprar por importación tales tamaños de lo que se quiere… habrían limitado de alguna forma la exportación… entonces, el desarrollo de nuestra economía habría ido de forma más equilibrada. ¿Es necesario hacer un reproche al Gobierno por eso? ¿Se puede hacer? Sí, tal vez, además yo mismo lo reconozco.

- De hecho estaban reprochando.

- ¡Es que estaban reprochando por otra cosa! ¡Sí, por otra cosa! Hacían reproches tipo ¿por qué damos poco? Pero, si hubiéramos dado más en los tiempos de la crisis, sería peor, esa es la cuestión. Pero, al fin y al cabo, nos detuvimos y la política era correcta y satisfactoria.

- Ud. ya lleva mucho tiempo teniendo el poder, ya hace mucho… ¿Por qué? Dígame, ¿Ud. piensa que hay cosas que solamente Ud. tiene que hacer y nadie más?

- No, pienso que todos nosotros tenemos que crear un mecanismo. El mecanismo de la firme estatalidad rusa que tenga que ser resistente hacia las influencias interiores, hacia los problemas exteriores, y todo nosotros tenemos que estar seguros de que es un mecanismo equilibrado. Las relaciones equilibradas dentro de la sociedad civil y el Gobierno, tenemos que dividir los poderes, cada uno de los cuales tiene que ser autosuficiente y tener su propia competencia. Con eso un poder no tiene que participar en la toma de decisiones del otro. A lo que refiere a lo que tengo que hacer y a lo que no tengo que hacer, solo puedo elegir entre dos cosas: o mirar desde la orilla cómo se va el agua, cómo algo se está destruyendo y desapareciendo; o intervenir. Yo prefiero intervenir.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias