X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/4we

La lucha por los inmigrantes en la sociedad norteamericana

Publicado: 25 sep 2010 09:41 GMT

Según un reciente informe el número de inmigrantes latinos que solicitan la ciudadanía estadounidense se ha incrementado considerablemente.

La lucha por los inmigrantes en la sociedad norteamericanaRF
Síguenos en Facebook

Según un reciente informe el número de inmigrantes latinos que solicitan la ciudadanía estadounidense se ha incrementado considerablemente.

El Pew Hispanic Center reveló un estudio de 2010 donde se asegura que 340.000 de los 4,3 millones de niños que nacieron en Estados Unidos en 2008 eran hijos de ciudadanos inmigrantes indocumentados. Y no es nada extraño, teniendo en cuenta que a principios de la primera década del siglo XX se conoce a través de los censos de la época, que en el país había más de 11 millones de ciudadanos indocumentados.

Lógico que en estas condiciones Estados Unidos, tradicionalmente conocido como país receptor tradicional de inmigrantes, afronta una crisis sin precedente en ese renglón. Para solucionarlo, en los últimos años en el país se lleva a cabo una campaña que los incita a someterse al proceso de nacionalización.

Este pasado 24 de septiembre el popular actor cómico estadounidense, Stephen Colbert, afirmó con seriedad en el Congreso estadounidense frente a una audiencia del subcomité de Inmigración de la Cámara de Representantes, que ya es hora de resolver el problema de la inmigración ilegal en el país una circunstancia por la que los "trabajadores migrantes sufren y no tienen derechos". Colbert conoce la situación desde dentro, ya que este verano pasó 10 horas trabajando en una granja en Nueva York al sumarse a la campaña ‘Tomen nuestros trabajos’, que lanzó el pasado 24 de junio el sindicato de trabajadores agrícolas UFW, para contrarrestar las acusaciones las cuales presuponen que los indocumentados "roban" trabajos a los estadounidenses.

Sin embargo entre el pueblo norteamericano también existen personas que toman ventaja de manera deshonrosa del estatus migratorio de los extranjeros. El mismo día (24 de septiembre de 2010) fue sentenciado en Carolina del Norte un ex agente de la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración estadounidense (USCIS, en inglés) por violar los derechos civiles y amenazar y chantajear a una inmigrante salvadoreña indocumentada que tenía orden de deportación desde 2005 pero nunca abandonó el país y por eso era buscada por las autoridades. El ex funcionario deberá pasar un año en prisión más otros 12 meses de prueba como parte de un acuerdo con la Fiscalía federal al aceptar su culpabilidad en el caso que involucró a la ciudadana latinoamericana.

Recordamos al respecto el primer discurso totalmente dedicado a inmigración, 1 de julio de 2010 del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien expresó su apoyo a una reforma migratoria que solucionara el tema para los 11 millones de indocumentados que viven en el país y fortalezca la seguridad de las fronteras estadounidenses. "Estoy listo para seguir adelante, la mayoría de los demócratas están listos para seguir adelante y creo que la mayoría de los estadounidenses también lo está", puntualizó el mandatario. "Pero el hecho es que sin el apoyo bipartidista que tuvimos hace pocos años, no podemos resolver el problema", subrayó.

El 22 de septiembre Obama ofrecía una entrevista a la cadena Telemundo, durante la que subrayó la necesidad de impulsar una reforma migratoria común, afirmando que, en el asunto migratorio, los estadounidenses piden "responsabilidad a todos los niveles", lo que implica tanto reforzar la seguridad en la frontera como "permitir a quienes llegan realizar todo el proceso hacia la ciudadanía". El presidente aseguró que los estadounidenses quieren "que las empresas sean responsables y que los empleadores no contraten a trabajadores indocumentados, a los que van a explotar". También se refirió a la necesidad de afrontar los dramas que sufren las familias en las que el padre o la madre de niños nacidos en territorio norteamericano son deportados. Sin embargo, destacó que no es "el rey ni el emperador de Estados Unidos" y que no puede "hacer la ley unilateralmente", por lo que continuará tratando de persuadir "al país y a sus representantes elegidos democráticamente para poder cambiar la ley".

El próximo mes noviembre en Estados Unitos tendrán lugar las elecciones legislativas, en las que además hay un número considerable de asientos vacantes que están en juego. Además, 36 de los 50 estados elegirán o reelegirán a sus gobernadores. Algunos expertos señalan que en este contexto electoral, los legisladores no se atreven a debatir una nueva reforma migratoria, después del fracaso de los dos intentos anteriores en 2006 y 2007.

Activistas del movimiento a favor de una reforma migratoria criticaron la omisión del tema en la plataforma política que promueven los líderes republicanos de la Cámara de Representantes, de cara a los inminentes comicios. El 24 de septiembre fue presentado, el documento de 48 páginas que no hace mención alguna de una reforma migratoria, pero sí pide el "establecimiento del control operacional de la frontera", una mayor cooperación policial entre las autoridades estatales y locales para el cumplimiento de las leyes migratorias y el fortalecimiento del sistema de trámite de visas, aboga por la creación de empleos, la revocación de la reforma de salud, recortes al gasto fiscal, reforma y mayor transparencia del Congreso, y una estrategia de defensa para "derrotar a la amenaza terrorista".

La presentación de la plataforma política se produjo después de que el 21 de septiembre, la oposición republicana bloqueara el debate de un proyecto de ley de gastos de Defensa que incluiría el ‘Dream Act’ para la legalización de los estudiantes indocumentados en el país. Así que representantes de varios grupos coincidieron en que los republicanos han perdido la oportunidad de presentar soluciones ‘reales’ al problema de la inmigración ilegal en Estados Unidos. Por ahora los líderes de los demócratas, endeudados han insistido en que volverán a intentar presentar el proyecto de ley migratorio pero no han precisado cuándo ni cómo.

La posibilidad de que el voto inmigrante sea vital para un posible resultado electoral, es una teoría que ya se ha venido planteando a lo largo de las diferentes administraciones. Éstas conscientes del peso del sufragio entre los ciudadanos extranjeros o de ‘segunda’ generación que convivían con los ciudadanos estadounidenses, fueron pronto motivo de movilizaciones para cautivar su posible intención de voto. El último en hacerlo fue el propio Obama quien supo entender el importante peso que los inmigrantes podrían tener en unas elecciones donde su voto no estaba registrado en las estadísticas. Así, que su cantidad representa un buen ‘bocado’ muy perseguido por los partidos políticos y más en aquellas localidades donde la comunidad inmigrante ganaba mayor presencia. De hecho la mayoría de las formaciones a la hora de las elecciones estén dispuestas a prometer lo que sea para lograr sus simpatías.

Una situación que analiza en exclusiva para RT una integrante del Consejo Nacional de la Raza, según la opinión de la experta, Olga Medina, “lo que encontramos es que primero desde los años 2003 y 2006 solamente habían 5 ciudades donde los latinos constituyeron la mayoría de la ciudadanía. Después del 2006 habían 11 ciudades y estas 11 ciudades estaban localizadas en estados que tienen mucha fuerza política a nivel nacional… como Texas, California, Florida y Nevada. Entonces creemos que el efecto será amplificado si los latinos se registran a votar y actualmente participan en proceso político. Y creemos que para los políticos a nivel nacional es un señal que tienen que ir poniendo atención a esta comunidad y los temas de importancia como lo es el tema de inmigración.”

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias