Actualidad

Recomiendan que las mujeres puedan luchar en puestos de combate en EE. UU.

Publicado:
Combatir hombro con hombro... con hombres. Un reciente informe presentado por la Comisión sobre la Diversidad en el Liderazgo Militar considera que las mujeres soldado en el campo de batalla deben tener derechos iguales a los varones y poder luchar directamente sobre el terreno en primera línea d

Combatir hombro con hombro... con hombres. Un reciente informe presentado por la Comisión sobre la Diversidad en el Liderazgo Militar considera que las mujeres soldado en el campo de batalla deben tener derechos iguales a los varones y poder luchar directamente sobre el terreno en primera línea de combate. El informe recomienda que el cambio se aplique por "fases", de modo gradual.

El Departamento de Defensa, a su vez, declaró que examinaría las recomendaciones de la Comisión cuando se complete el informe, que previsiblemente se hará el próximo marzo.

"Las políticas que prohíben que las mujeres puedan acceder a ciertas áreas en su carrera, especialidades o misiones relacionadas con el combate se basan en la idea de una guerra convencional, que tiene líneas de batalla muy delimitadas", dice el informe y argumenta que en la actualidad las nuevas tácticas y la tecnología moderna ya hacen imposible distinguir los puestos de combate.

Además, según los partidarios de la iniciativa, "las guerras más recientes, en Irak o Afganistán, no se han ajustado al modelo convencional de combate". Más de 200.000 mujeres lucharon durante los nueve años de guerra en Afganistán y casi ocho en Irak, 721 de ellas resultaron heridas y más de 130, asesinadas.

Según las políticas actuales del Departamento de Defensa de Estados Unidos, a las mujeres se les prohíbe ocupar puestos y asignaciones de combate directo desde principios de 1990. No se permite que las mujeres participen en el terreno en los combates directos, incluso en infantería, en cuerpo blindado y en artillería de campo. Sin embargo, entre 1993 y 1994 cuando algunos cambios en la ley federal anularon las restricciones en la aviación de combate, en la Marina, y el Pentágono modificó su política sobre la exposición de mujeres al fuego hostil, miles de mujeres norteamericanas obtuvieron un empleo.

Según la agencia EFE, en la actualidad a pesar de que las damas componen una parte esencial de las Fuerzas Armadas (el 19,2%), solo el 14,6% integran el Ejército de Tierra, mientras que las restricciones más severas tienen lugar en la Infantería de Marina, donde constituyen sólo el 7,5%.

"Los oponentes a la nueva iniciativa argumentan que la presencia de las mujeres en combate dificulta la eficacia de las misiones, y dañan la moral y la cohesión de las unidades", afirma la colaboradora de RT, Manuela Guardia. Además los opositores de esta posibilidad afirman que las mujeres carecen de la fuerza o la resistencia necesarias para combatir en primera línea.

La propuesta de permitir a las féminas luchar en primera línea de combate fue planteada menos de un mes después de que fuera aprobada la abolición de la polémica ley 'Don't Ask Don't Tell' ('No preguntes, no lo digas'), que prohibía que los homosexuales pudieran formar parte de las Fuerzas Armadas estadounidenses. El 22 de diciembre pasado, el presidente Barack Obama promulgó la abolición de esa ley que databa de 1993.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19