Actualidad

Falsificadores de documentos se lucran a costa de inmigrantes en EE. UU.

Publicado:
La falsificación de la documentación para inmigrantes se ha convertido en uno de los negocios ilegales más lucrativos en Estados Unidos. Los falsificadores a menudo aprovechan la desesperación de los indocumentados para obtener ganancias millonarias.

La falsificación de la documentación para inmigrantes se ha convertido en uno de los negocios ilegales más lucrativos en Estados Unidos. Los falsificadores a menudo aprovechan la desesperación de los indocumentados para obtener ganancias millonarias.

A pesar de los esfuerzos del Gobierno en la lucha contra la producción y distribución de documentos falsos, este problema sigue estando pendiente. “La avaricia de las organizaciones delictivas por sacar el mayor provecho de los negocios ilícitos y enriquecerse a cualquier costo es lo que mueve a estos criminales”, comentó a EFE Bárbara González, portavoz del Servicio de Inmigración y Aduana (ICE por sus siglas en inglés) para la zona sureste.

El más reciente golpe contra estas redes criminales tuvo lugar este jueves, cuando durante la denominada ‘Operación Falange’, llevada a cabo en Virginia, fue desmantelada una banda de falsificadores de documentos con base en México, que operaba en 19 ciudades y 11 estados de EE. UU. Los miembros de la banda no sólo producían y distribuían falsificaciones de todo tipo de documentación, como tarjetas del seguro social, licencias de conducir y documentos laborales, sino que también secuestraban, golpeaban y asesinaban a sus enemigos.

Un gran jurado federal de Estados Unidos ya presentó acusaciones contra más de 20 miembros de la banda que estaba encabezada por un hombre de 28 años, Israel Cruz Millán, del Estado de Carolina del Norte, apodado ‘El Muerto’. Los acusados se enfrentan a 12 cargos, entre los cuales figuran extorsión, homicidio, posesión de armas de fuego y lavado de dinero.

El precio de los documentos falsificados que vendía esta red variaba dependiendo de la localidad, pero el costo medio de las credenciales falsas de Residente Extranjero y de Seguridad Social era de 150 a 200 dólares. Desde enero de 2008 hasta noviembre de 2010 los miembros del grupo criminal lograron enviar a México más de un millón de dólares de ganancias obtenidos mediante este negocio ilegal.

Según informó en un comunicado el director del ICE, John Morton, la “apariencia de tener estatus legal” otorga a los indocumentados “acceso y oportunidades a los que no tienen derecho”. Para combatir esta tendencia, las autoridades intentan obligar a las empresas a utilizar el sistema federal de identificación E-Verify, que comprueba el estado migratorio de las personas. Recientemente el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció que exigirá a unas 1.000 compañías estadounidenses que presenten sus registros de empleo para una auditoría como parte de una campaña contra la inmigración ilegal.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19