Actualidad

Entierran en Inglaterra a un asesino que sirvió como material didáctico en la Universidad

Publicado:
La administración de la Universidad de Bristol ha tomado una decisión histórica​​ sobre el entierro de los restos de un asesino que fue ejecutado hace casi 200 años. Durante todo este tiempo su esqueleto ha estado en una urna, y ha servido como material didáctico para los estudiantes de la Facult
Entierran en Inglaterra a un asesino que sirvió como material didáctico en la Universidad

La administración de la Universidad de Bristol ha tomado una decisión histórica​​ sobre el entierro de los restos de un asesino que fue ejecutado hace casi 200 años. Durante todo este tiempo su esqueleto ha estado en una urna, y ha servido como material didáctico para los estudiantes de la Facultad de Medicina.

Después de casi dos siglos los descendientes del asesino pidieron a las autoridades universitarias que le enterraran como a un ser humano.

John Horwood, de 18 años de edad, cuyo esqueleto hasta hace poco ha estado en la Universidad, asesinó a su exnovia. Un día la vio paseando con otro chico, William Ueddi, y el celoso joven preso de un arrebato lanzó una piedra a la cabeza de Eliza Balsum, que tenía 17 años.

La joven herida se dirigió al Hospital Real de Bristol donde el cirujano Richard Smith llegó a la conclusión de que ya había comenzado la inflamación, y decidió hacerle una trepanación del cráneo intentando reducir la presión intracraneal. Pero desgraciadamente la operación se complicó con un absceso y, tras 7 días, la joven murió.

El cirujano informó a la policía sobre la paciente con la lesión en la cabeza y los agentes llevaron a cabo una investigación y detuvieron a John Horwood. El mismo doctor participó también en el proceso penal en el que declararon culpable al novio celoso.

El tribunal de Bristol condenó a Horwood a muerte por ahorcamiento. John confesó que estaba furioso y quería castigar a su novia por su 'infidelidad', pero que no tenía intención de matar a la chica. El 13 de abril de 1821 fue ejecutado y el ingenioso doctor Smith decidió utilizar los restos del delincuente en las investigaciones.

Así que debido a la severidad de la legislación británica y los bárbaros métodos de curación de la época, el impulsivo joven se convirtió en una 'cobaya' para los médicos principiantes.

John fue enterrado el 13 de abril de 2011 en el cementerio de su pueblo natal, en las afueras de Bristol. En los funerales participaron sus descendientes, en torno a unas 50 personas.

RT