X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/6Mt

Una amiga rusa de Berlusconi: “Silvio y yo estamos más cerca que nunca”

Publicado: 15 abr 2011 15:53 GMT

Silvio Berlusconi está acusado de pagar por mantener relaciones sexuales con una joven menor de edad. Pero una mujer rusa afirma que se trata de una historia inventada.

Una amiga rusa de Berlusconi: “Silvio y yo estamos más cerca que nunca”RT
Síguenos en Facebook

Silvio Berlusconi está acusado de pagar por mantener relaciones sexuales con una joven menor de edad. Pero una mujer rusa afirma que se trata de una historia inventada.

RT desvela la vida personal del primer ministro italiano en una entrevista exclusiva con Raísa Skórkina, a quien llaman la “amante rusa” de Berlusconi.

RT: Raísa, a usted se la conoce como una muy íntima amiga de Silvio Berlusconi. ¿Podría contarnos cómo lo conoció y cuál fue su primera impresión de él?

RS: Claro, conocí a Silvio en Cerdeña hace ocho años. Me invitaron como huésped a una velada de multimillonarios. Anteriormente había sido ahí “Miss Billonaria”. Llegué a la fiesta con un amigo mío, quien conocía personalmente a algunos de los invitados que estaban sentados a la mesa con el primer ministro Silvio Berlusconi. Nos acercamos para saludarlos, incluso sin saber que él estaba allí. Simplemente nos paramos pare decirles “¡Hola!”, al igual que haría usted al encontrar a sus amigos. Entonces nos acercamos y le di la mano:

—¡Hola!

—¡Hola!

—Soy Raísa.

—Silvio.

—Un placer conocerlo.

—Encantado

Empezamos a conversar. Me contó un chiste, no lo recuerdo ahora, pero después cenamos juntos. Me preguntó: “¿Raísa, le puedo dejar mi número de teléfono?” Le contesté: “Claro que sí”. Intercambiamos los números telefónicos pero después salimos de allí porque la música para bailar estaba muy alta. Fuimos abajo, a un restaurante; había dos restaurantes en aquel sitio, uno arriba y otro abajo. Fuimos al de abajo. Cuando nos marchamos mi amigo me preguntó: “¿Raísa, sabes quién es ese hombre?”. Claro que me había dado cuenta de que era una persona muy respetada y de alto rango, eso era evidente. Yo le pregunté: “¿Te refieres a Silvio?”. Y él me contó, bueno, que aquel hombre era el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. No le puedo decir lo que sentí en aquel momento. Se me puso la carne de gallina porque él era muy guapo. Ahora me doy cuenta de que fue amor a primera vista. ¿Cómo se lo puedo explicar? Fue un verdadero caballero, un caballero cien por cien en todos los sentidos. En el trato con las mujeres, no me alcanzan las palabras para describirlo. He ofrecido tantas entrevistas intentando a explicar cómo era. Y cada vez digo lo mismo. ¿Por qué? Simplemente porque se trata siempre de las mismas palabras. Sólo las mejores palabras pueden describirlo. Y todas estas palabras se refieren a la misma persona. Las mejores palabras son sobre él. 

RT: Entonces, ¿su primera impresión sobre él fue que era un hombre muy guapo, verdad?

RS: Sí, quedé muy impresionada con él como hombre. 

RT: ¿Con cuánta frecuencia hablaban ustedes? Cuéntenos, por favor, sobre su relación. 

RS: Para mí siempre ha sido como un 'ángel protector', como dijo él una vez. Me dijo: "Raya, tú sabes que me gusta vivir con alegría". Entendió claramente qué tipo de persona soy yo y me dijo: “Raya, quiero que seas feliz”. Y desde el momento en el que se convirtió en mi ángel protector, empezamos a vernos con más frecuencia, a pesar de los viajes de trabajo y el estricto calendario.

RT: Dice que ustedes son muy buenos amigos. Sin embargo, medios de comunicación, en primer lugar las prensa italiana, dijeron que usted era parte de…

RS: ¿Del harén?

RT: Sí

RS: Bueno, ahora saben que no hay tal harén. Eso es lo que quiero decirle primeramente. Empezaré con mi historia, ¿vale? Y después voy a abordar el resto. Como ya he dicho, los medios de comunicación pueden hablar demasiado. Recibí una llamada telefónica de algunos periodistas, ¿sabe? Me llamaron y dijeron: "¿Raya?" y respondí: “Sí. Buen trabajo, bravi, por incluirme ¿Por qué lo hicieron?"

"Raya, lo sentimos mucho!", contestaron. Créame que sí me llamaron, de veras. Tengo el registro de llamadas en mi teléfono, y se lo puedo mostrar. La gente del Corriere della Sera me llamó para disculparse, me explicaron que por no tener mi número telefónico publicaron la información sobre mí sin ponerse en contacto conmigo antes. Y pidieron disculpas por ello. Ya dije en otra entrevista que es imposible que yo sea parte de un harén, y además es que no hay harén ninguno. Y eso es otra cuestión. ¿Por qué imposible? Porque soy amiga de Silvio desde hace mucho, mientras que estos rumores andan circulando sólo un año o dos, ¿verdad? Cualquier persona sensata entenderá que Raísa Skorkina no tiene nada que ver con eso. En cuanto al harén, todo eso es mentira y quiero proteger a Silvio. No hay harenes. Lo que pasa es que este hombre gestiona canales de televisión, y es donde la mujeres hermosas trabajan, ¿no? Y él, siendo el jefe de la televisión organiza numerosas veladas, fiestas benéficas, incluso fiestas en casa. Eso es normal, igual que invitar a sus empleados a esas veladas, y estas chicas trabajan para él. Tanto mujeres como hombres, porque también hubo hombres en las veladas, no sólo chicas. Y eso es normal. ¿Por qué todo el mundo habla sobre un harén? ¿Por qué? Porque quieren tirar piedras contra él, por eso. Igual que la gente escribe cosas malas sobre mí, aunque no saben nada de mí. La gente disfruta con los trapos sucios de los demás. Eso es porque están muy avergonzados de sus propios trapos sucios. Tienen cosas tan sucias que podrían volverle loco a uno y, sin embargo, estas personas se atreven juzgar a otras personas, personas a las que ni siquiera conocen.

RT: ¿Qué diría sobre la historia de Ruby. No es su empleada, y es una situación completamente diferente.

RS: Lo puedo explicar también. Sabe cómo es si uno lleva a un amigo consigo a la casa de otro amigo suyo. Diría: “Ven, Olga, conozco a este tío”. Lo que le sucedió a ella fue igual. Una chica que conoce a Silvio la invitó consigo y es probable que incluso no conociera a Ruby bien. Acabarían de conocerse y diría: “Bueno, estoy invitado a una velada de tal y cual hombre, ¿quieres venir conmigo?” Eso es lo que ocurrió. ¿Cómo podría haberlo sabido? ¿Sabe?, cuando yo organizo una fiesta y mis invitados llevan a sus amigos consigo suelen decir:

- Hola, Raya, este es Vladímir.

- Hola, encantada.

Eso es lo que digo. No digo “Vladímir, quiero ver tu pasaporte. ¿De dónde eres? ¿Qué haces?” ¿Está claro?

RT: ¿Nos podría contar quiénes son estas mujeres de los jolgorios? ¿Las conoce personalmente? ¿Cómo las podría caracterizar?

RS: Sí, las conozco, porque las he visto por la tele. Trabajan en la televisión. Y la gente las está lapidando tal como lo hicieron con nosotras. Me quedé totalmente impactada. Son chicas de la televisión. Las he visto. Han hecho una carrera exitosa en la televisión y lo han conseguido todo por su cuenta, con su trabajo, sin atajos. Hablé con una chica que se sentaba a mi lado. Comimos juntas y nada más, no vi nada raro, nada de bunga-bunga, como lo llaman. Me entrevistaron luego y me preguntaron sobre la bunga-bunga, me sorprendí, “¿qué es eso?”. Silvio se rió del tema y lo convirtió en un chiste. Me dijo: “Raya, ¿quieres saber qué es bunga-bunga? Es una tribu india donde la gente baila el bunga-bunga así. Oh, perdón, la tribu es africana”.

RT: El nuevo testigo en el caso de Berlusconi dijo que los invitados de las fiestas se portaban de forma indecente e incluso se vieron involucrados en juegos frívolos. ¿Qué nos podría decir de esas reuniones de Berlusconi?

RS:  No había nada de eso. En 2010, creo, fui dos fiestas y no vi nada por el estilo. Puesto que me habían invitado fui para allá. Pregunté: “Silvio, ¿puedo ir a verlo, debo discutir algo con usted?” y él dijo: “ven, pero estoy en una fiesta”. Dije: “De acuerdo”. Había una mesa enorme, la gente llevaba fabulosos vestidos de noche mientras yo estaba vestía de forma modesta. Todos los demás se veían preciosos. Él empezó a cantar, porque siempre canta. Canta excepcionalmente bien, como Pavarotti, tiene una voz muy fuerte. Él mismo compone las canciones y luego las canta. Es así como la cosa normalmente pasa: comemos y él empieza a cantar o a contar bromas. Luego nos levantamos, lo tomé del brazo, fuimos a su despacho, hablamos de mi negocio y me fui a casa, eso es todo. No he visto nada de eso. No entiendo porqué la gente habla de esto. No vi nada por el estilo. Mire, me dijo que el bunga-bunga es una pista de baile, no tiene nada de especial, igual que las de Rusia. De la misma forma yo tuve mis fiestas de cumpleaños. Comemos y luego todos vamos a la pista de baile. Aquí lo mismo.

Una vez estuve en su celebración de Año Nuevo, no recuerdo qué año fue, y todos pasamos paulatinamente a la pista de baile, había un DJ y empezamos a bailar, se servían bebidas y entremeses fríos. Había hombres también, no solo mujeres como afirman los medios. Una vez él me invitó a un espectáculo especial de bailes, pero no fue nada escandaloso, fue un show muy bello al estilo del Moulin Rouge. Incluso hay una foto del evento con bailarinas, creo que francesas. Eso es todo.

RT: Usted tiene una relación de amistad con Silvio Berlusconi, usted es su amiga. ¿Y qué puede decir sobre las demás mujeres que estuvieron allí? ¿Por qué llegaron? ¿Son sus admiradoras? ¿Se interesan por él como hombre o como primer ministro?

RS:  Bueno, simplemente son sus empleadas, así es la cosa. Trabajan en la televisión. Usted sabe, cuando el jefe de una empresa organiza una fiesta todos los empleados tienen que asistir, ¿no? Es normal.

RT: ¿Usted sabe si Berlusconi les dio regalos a algunas de esas mujeres?

RS: Te puedo decir algo sobre eso también. Silvio hace regalos a todas las mujeres, no así a los hombres. Recuerdo que vi una familia americana en una de esas fiestas, ellos eran personas de rango muy alto, un matrimonio que tenía alrededor de 60 años. Eso era en Cerdeña. Él tiene pañuelos, fulares, que regala a las mujeres en calidad de recuerdo por visitar a Berlusconi. Pero también puede ser un prendedor, o un anillo —nada caro— o una bufanda. Todo está hecho especialmente para él con el fin de ofrecer a los huéspedes sus propios regalos.

RT: ¿Podrían estos obsequios forzar a las mujeres a hacer algún tipo de cosas?

RS: ¡Por el amor de Dios, claro que no! ¿Está bromeando? ¡Por supuesto que no! Son solamente regalos de bienvenida, y el portero los entrega a los huéspedes al momento que entran en su casa.

RT: ¿Qué regalos recibió usted por parte de Silvio Berlusconi?

RS: Eso es algo personal y prefiero no hablar del tema. Por favor, no me malinterprete. Podría contárselo todo, ¿pero, con qué fin? Como entenderá, tengo una vida pública y todo el mundo me observa. Mientras tanto, soy una persona modesta y prefiero guardar para mí ciertas cosas que son privadas.

RT: ¿Qué es lo que más importa en esos regalos, su precio o los sentimientos románticos?

RS: Su sentido romántico.

RT: ¿De qué manera este escándalo ha influido en su vida personal?

RS: De hecho, no ha tenido ninguna influencia. Esperemos que sea para mejor.

RT: Vimos un artículo sobre usted en un periódico británico que dice que la oficina del fiscal italiano sospecha que usted ha proporcionado mujeres para su harén.

RS: No, esa no soy yo. Esa noticia se trata de Nicole Minetti; ellos cometieron un error.

RT: ¿Eso realmente tiene que ver con Nicole Minetti?

RS: No es así. ¿Pero se trata solamente de la oficina del fiscal? Ellos dijeron que Nicole Minetti, Lele Mora y Emilio Fede lo hacían. Pero no puede ser verdad. ¿Por qué? Me encontré con Nicole Minetti un par de veces. Es una chica muy inteligente y una mujer de negocios. De hecho, muy seria. No siquiera puedo imaginar que lo haya estado haciendo. Nunca en su vida podría hacer cosas como esas, especialmente teniendo en cuenta su sobresaliente carrera política. Trate de entender que para ella no tiene sentido. Y Lele Mora fue mi gerente y a quien conozco personalmente. Es mi amigo y me cae muy bien. Le debo muchas cosas. Él solamente ayuda a la gente. Conozco a muchas personas a las que ayudó a progresar en la vida, por ejemplo, para convertirse en una gran estrella. Es una persona muy buena, de carácter amable. Emilio Fede tiene unos setenta años. Es un periodista serio, sabe? Reportero en un importante programa de noticias en el canal 4, “Reto Quattro”. También lo conozco desde hace muchos años. Y le voy a decir que él nunca se habría metido en ese negocio de prostitución. Es ridículo. ¡Créame! Son personas muy serias y respetadas. Tendría que ser aceptado automáticamente por todos, que esas personas nunca van a hacer cosas de este tipo. ¡Nunca!

RT: ¡Pero su nombre aparece en esa edición británica!

RS: Realmente no entiendo por qué. Debería demandarlos.

RT: ¿En qué aspectos cambio su vida?; ¿De qué manera el escándalo ha influenciado en su carrera?

RS: Yo esperaba algún cambio positivo, pero todos los planes se han quedado en el camino, no le voy a mentir. Pero ahora Silvio y yo tenemos algo más de lo que teníamos antes. Antes estábamos cerca el uno del otro, pero ahora lo estamos incluso más.

RT: ¿De qué manera el escándalo ha influido en su vida cotidiana y su carrera?

RS: No le voy a engañar. Tenía en mente un proyecto muy serio e interesante. Ahora tengo que dejarlo de lado y esperar. ¿Por qué? Porque la situación actual así lo exige. Espero que vengan muchos otros proyectos. Silvio y yo estábamos muy unidos en nuestra amistad, y ahora lo estamos todavía más.

RT: ¿Es decir que el escándalo de alguna forma los unió más?

RS: Exactamente, nos unió.

RT: ¿Cómo fue la reacción de sus parientes y amigos con respecto al escándalo?

RS: ¿Y cómo podrían haber reaccionado? Los que me conocen y están informados de mi relacióncon él, desde el principio hasta ahora, no tuvieron reacción alguna. Simplemente me dijeron: “Raya, ¡Aguanta!" Y ahora, ¿sabe qué pienso? Que incluso estoy contenta. ¿Quiere saber por qué? Porque la gente que me quería sinceramente, y no por interés personal, se quedó a mi lado. Y los amigos falsos mostraron sus verdaderos sentimientos.

RT: Quién podría beneficiarse del escándalo, ¿cree usted que a Berlusconi lo ataca una campaña mediática especial?

RS: ¡Son los comunistas! Claro que son ellos, ¿quién más podría sacar beneficios? Quieren deshacerse de él con la mayor brevedad posible y utilizando cualquier medio… No sé, incluso podrían traer algo de la Luna y decir que Berlusconi hizo algo por allá… ¡Sería lo que nos faltaba!

RT: ¿Usted cree que están avivando el fuego?  

RS: Por supuesto que lo están haciendo. ¡Sin duda alguna! Y es muy extraño porque tuvo que enfrentarse a tantas demandas a la vez. Lanzan el primer proceso judicial, pero lo resiste, no lo pueden doblegar. Lanzan el segundo, pero tampoco tienen éxito. Lo están asediando; esa es la palabra precisa. Y solamente a él. Es terrible. Hay tantos asesinatos, robos y estafas, pero nadie se preocupa de descubrir y castigar a los verdaderos criminales. Y cuando detienen a los criminales, los liberan. Nunca los llevan a juicio. No me lo puedo explicar. Y Berlusconi debe ser procesado. Los comunistas creen que pueden decir: “¡Hagan a Berlusconi comparecer ante el tribunal!” Y él sonríe en respuesta…“¡He comparecido tantas veces!”. Si no me equivoco, actualmente se enfrenta a 30 procesos judiciales a la vez. ¡Ya es hora de parar, creo yo! Día tras día sigue yendo a juicio. Dicen que no le importan los juicios, pero de hecho no es así. Ocurre que de vez en cuando sus asuntos de negocios no le dejan tiempo para asistir. ¡Así es! Pero siempre comparecerá ante el tribunal porque no tienen nada que ocultar.

RT: ¿Qué papel tienen los medios de comunicación en este escándalo?

RS: No tengo palabras. Me supera. Tenemos que esperar y ver cómo irán las cosas. Es todo lo que podemos hacer por ahora.

RT: ¿Podría usted contarnos más sobre el lenguaje secreto que usted emplea para comunicarse con Silvio Berlusconi?

RS: Se puede hacer cuando conoces a alguien durante un tiempo muy largo. Mis llamadas de teléfono han sido interceptadas durante mucho tiempo. Sucedió muchas veces. Nos conocemos desde hace mucho tiempo y nos llamamos a menudo. Sobre todo al principio. Y en 2005 comenzaron a hurgar en mi vida personal y a aprovechar mi teléfono para desacreditar a Silvio. Comprendimos la situación y elaboramos algunas palabras y frases de código. Por ejemplo, si tengo problemas y no los puedo manejar le puedo pedir apoyo y de inmediato me comprende y ayuda. Él entiende muy rápido. Dice: “Ven”, y yo puedo conseguir ayuda de inmediato.

RT: ¿Podría darnos algunos ejemplos de ese lenguaje secreto?

RS: Bueno, ya sabe usted sobre el gas. Hay algunas otras palabras, pero yo no le puedo decir, porque si me interceptan de nuevo van a entender todo. Déjeme pensar. Bueno, son para cuestiones personales ¿sabe? Vamos a quedarnos con lo que ya conoce.

RT: A propósito, ha mencionado usted que no está saliendo con nadie debido a Silvio.

RS: Es cierto.

RT: ¿Puede explicar por qué?

RS: Ya ve, en mi corazón mis sentimientos hacia él destellan todavía y él lo sabe. Y esto va a permanecer para siempre. Debe entender que incluso si me enamoro o me caso, mi marido podría resentirse por ello, pero Silvio estará en mi corazón siempre. Estoy a punto de ponerme a llorar…

RT: ¿Entonces, se trata del hombre número uno de su vida?

RS: Bueno, no el número uno. El número uno fue mi marido. Yo amaba a mi marido. He tenido dos hombres importantes en mi vida, es cierto.

RT: Berlusconi dijo que va a renunciar al cargo. ¿Se siente segura a pesar de que Berlusconi deje la presidencia en 2013?

RS: ¿Sabe usted? creo que tendré construido mi propio futuro para 2013. Voy a tener mi propia línea de vida y nos veremos y nos sentaremos en el banco de su jardín, nos reiremos y contaremos chistes.

RT: ¿Cree que estará bien? ¿Cree que seguirá en la política?

RS: No se puede imaginar cuánto ama a Italia. Una vez me dijo: “Raya, creo que voy a morir trabajando”. Eso es lo que dijo.

RT: ¿A quién se le ocurrió la idea de crear ese lenguaje secreto?

RS: Bueno, por supuesto, fue idea suya.

RT: ¿Le ha ensañado palabras rusas alguna vez?

RS: La verdad es que no. Creo que no. Puede ser que una vez, pero ahora no me acuerdo. Hablamos de Rusia, pero sobre todo me contaba su política y lo que estaba haciendo por el bien de su pueblo: “Mira, yo he hecho esto y esto y tengo que hacer eso y aquello. Tenemos que cambiar eso”. Hablaba más de Italia que de Rusia. Realmente no hablábamos de Rusia.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias