Actualidad

El cocodrilo que se tragó un celular hace unos meses lo ha expulsado de forma natural

Publicado:
Con la llegada de la primavera el cocodrilo llamado Guena, que se tragó un celular hace unos meses, expulsó el aparato él solo de manera natural. Hace unos días, cuando el zoo se preparaba para abandonar la ciudad ucraniana de Dnepropetrovsk, su famoso cocodrilo Guena finalmente recobró la salud.
El cocodrilo que se tragó un celular hace unos meses lo ha expulsado de forma natural

Con la llegada de la primavera el cocodrilo llamado Guena, que se tragó un celular hace unos meses, expulsó el aparato él solo de manera natural. Hace unos días, cuando el zoo se preparaba para abandonar la ciudad ucraniana de Dnepropetrovsk, su famoso cocodrilo Guena finalmente recobró la salud.

Cuatro meses pasaron desde que el cocodrilo engulló el teléfono móvil de una visitante que casualmente se cayó a la piscina donde residían los reptiles. El cocodrilo no lo pasó nada bien: el celular se atrancó firmemente en su vientre y le causaba muchas molestias. Los veterinarios incluso querían intervenirle. Mientras Guena sufría y no comía nada, todo el mundo seguía con interés el íntimo proceso de su digestión. Y al final sucedió. Tras un ayuno prolongado, el animal comió copiosamente y espontáneamente empezó a devolver las piezas del celular.

"Ahora estamos seguros de que no hace falta hacerle ninguna operación. Con la llegada de la primavera y el buen tiempo todos los cocodrilos empiezan a alimentarse bien. Así que si dentro de Guena quedan algunas piezas del celular, saldrán en los próximos días", informó Alexánder Shuleshko, uno de los veterinarios que han seguido el caso del cocodrilo.

No obstante, será imposible utilizar el móvil o, mejor dicho, las partes que salieron del cuerpo de Guena ya que se han estropeado por la acción de los músculos y el ácido del estómago del cocodrilo. Pero la dueña del aparato, que al principio reclamó que al menos le devolvieran la tarjeta de memoria, lo ha aceptado. "Ya me he resignado al hecho de que no voy a ver nada: ni celular, ni ninguna compensación, pero a pesar de esto no tengo intención de recurrir al tribunal. Decidí olvidar esta historia".

Los residentes de la ciudad de Dnepropetrovsk, que se han preocupado mucho por Guena durante este tiempo, no quieren olvidarse de esta curiosidad. Así, la gente propone recoger las partes del teléfono que salieron indemnes y entregarlas a algún museo. O vender el lote en una licitación de caridad.

Covid19