X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/7n4

Venganza o provocación, primeras versiones del homicidio del ex coronel ruso Budánov

Publicado: 10 jun 2011 16:03 GMT

En Moscú mataron a tiros al ex coronel Yuri Budánov, condenado por el asesinato de una joven chechena en el año 2000.

Venganza o provocación, primeras versiones del homicidio del ex coronel ruso BudánovRIA Novosti
Síguenos en Facebook

En Moscú mataron a tiros al ex coronel Yuri Budánov, condenado por el asesinato de una joven chechena en el año 2000.

Budánov fue condenado en 2003 a 10 años de prisión por el secuestro y el asesinato, en marzo de 2000, de la joven chechena Elsa Kungáyeva, en un pueblo de la república rusa de Chechenia, al sur de Rusia.

La policía sigue esclareciendo detalles sobre el crimen y se estudian diferentes versiones. No se descarta que el móvil de los asesinos fuera la venganza por la joven asesinada por el ex coronel.

Vladímir Markin, representante del Comité de Instrucción de Rusia, informó que uno de las personas involucradas en el caso tiene apariencia eslava, según uno de los testigos oculares que están siendo interrogados.

Por otra parte, se sabe que la policía capitalina ya busca al supuesto asesino de Budánov por medio de una foto robot realizada a partir de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad en el lugar de accidente, agregó Markin.

Algunos expertos recuerdan que hace justo seis meses el asesinato de un joven en Moscú desencadenó disturbios callejeros y ultranacionalistas.

“En este caso tenemos una coincidencia interesante. Hace justamente seis meses, en Moscú fue asesinado un hincha de fútbol, lo que provocó un brote nacionalista. Quienes fomentaron aquel brote nacionalista podrían estar interesados en avivar del mismo modo el ánimo anticaucásico y contra los inmigrantes, utilizando como instrumento el asesinato de Yuri Budánov. Si optamos por la  versión de la provocación, vemos que hay una coincidencia interesante. Yo, como periodista con varias décadas de experiencia,  no creo en las coincidencias”, comentó el periodista Alexéi Krávchenko.

Sin embargo, otros expertos creen poco probable que el asesinato de Budánov degenere en protestas de grupos ultranacionalistas.

“Puede haber varias hipótesis plausibles sobre la autoría del asesinato de Budánov. Sin embargo, estoy convencido de que en este caso no hay ninguna pista nacionalista, puesto que muy poca gente se identificaba con él. Sólo unos pocos grupos ultranacionalistas lo apoyaron durante el juicio. Además, no lo respaldaban a él personalmente, sino que protestaban contra lo que se publicaba en los medios liberales, que lo declaraban culpable antes del veredicto. Por lo tanto, no creo que este caso provoque ahora una ola de protestas ultranacionalistas”, asegura el politólogo Dmitri Bábich.

El experto en Oriente Medio y el Islam, Alexéi Malashenko, opina que el asesinato del ex militar ruso podría conllevar algunas tensiones en la sociedad rusa.

“Aunque aún no se sabe quién lo mató y cómo sucedió esto, es obvio que habrá actitudes tanto positivas, como negativas hacia este trágico hecho. Creo que en el Cáucaso van a hablar de que se hizo justicia ya que no les gusta Budánov. Pero en Rusia algunos van a considerar este crimen como una venganza por parte de los caucasianos”, comentó el analista a RT.

“En mi opinión lo sucedido puede causar cierta tensión, esto no significa que la gente saldrá a las calles, aunque en algunos lugares eso puede suceder, pero este trágico incidente refleja, diría yo, el estado anormal de las relaciones interétnicas dentro del país. Así que las autoridades tienen que estar preparadas para reaccionar de manera sensata, porque si hay una escalada, eso significará que hay un intento sistémico de socavar el pluriculturalismo y la diversidad de la nación, lo que sería muy destructivo para nuestro país”.

El caso Budánov: once años entre la espada y la pared

El juicio a Budánov fue el primer caso penal que involucró a un alto mando del Ejército ruso. El proceso llegó hasta el Tribunal Supremo y fue ampliamente cubierto por los medios de información y discutido por la sociedad.

Yuri Budánov nació el 24 de noviembre de 1963. Después de la desintegración de la URSS sirvió en el Ejército ruso y completó sus estudios en la Academia Militar de las Fuerzas Armadas de Rusia. En septiembre de 1999 fue enviado con su batallón a la República rusa de Chechenia, en el sur del país, para sumarse a las fuerzas federales desplazadas a la zona de conflicto. En enero de 2000 fue galardonado con un orden estatal y nombrado coronel.

El 30 de marzo de 2000, Budánov fue arrestado y acusado de secuestrar, violar y asesinar a la joven chechena de 18 años Elsa Kungáyeva. Durante el proceso, el hombre argumentó que tomó a la mujer por una francotiradora integrante de uno de los grupos armados clandestinos y que la sometió a un interrogatorio durante el cual la estranguló porque —según sus palabras—, Kungáyeva intentó apropiarse de su arma. Budánov se declaró culpable, pero recalcó que actuó en un estado de enajenación mental transitoria.

El 28 de febrero de 2001 el Tribunal Militar del Cáucaso del Norte celebró las primeras audiencias del juicio contra Budánov, al que se le imputaron los cargos de secuestro, asesinato y abuso de poder. En julio de 2001, el proceso se vio interrumpido para someter al acusado a un análisis psicológico en Moscú.

En diciembre de 2002 fue presentado el resultado del chequeo, a partir del cual Budánov fue declarado como incapacitado mentalmente a causa de una contusión sufrida durante el servicio militar. El 31 de diciembre de 2002, el Tribunal del Cáucaso del Norte retiró al ex coronel la responsabilidad penal y ordenó su tratamiento forzado, pero el 28 de febrero de 2003 el Tribunal Supremo de Rusia recusó dicha sentencia por falta de argumentos y forzó la revisión del caso. Durante ese tiempo el militar permaneció en prisión provisional.

El 25 de julio de 2003, el Tribunal Militar de Cáucaso del Norte declaró a Budánov culpable por los delitos de abuso de poder, secuestro y asesinato. El cargo de violación le fue retirado por falta de pruebas. Fue condenado a 10 años de cárcel y privado de sus condecoraciones estatales y de su título militar.

El ex coronel comenzó a cumplir su condena en un centro penitenciario en la ciudad de Dimitrovgrad, pero en el año 2008 solicitó la libertad anticipada. En diciembre de ese mismo año la comisión regional de la ciudad de Uliánovsk accedió a su petición, lo que provocó fuerte indignación en la sociedad chechena. El abogado de la familia Kungáyev, Stanisláv Markélov, advirtió que apelaría la sentencia pero no logró hacerlo: el 19 de enero fue muerto a tiros en el centro de Moscú.

El 15 de enero de 2009, Yuri Budánov salió en libertad. El 9 de junio de 2009 fue sometido a un nuevo interrogatorio como principal sospechoso de haber asesinado a tres habitantes de Chechenia en 2000. El 10 de junio de ese mismo año el Comité de Instrucción de la Fiscalía Rusa determinó que el ex coronel no estuvo implicado en aquellos asesinatos.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias