X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/8lu

El terror en Rusia, una tragedia con muchos ‘actos’

Publicado: 1 sep 2011 14:05 GMT | Última actualización: 21 oct 2013 15:39 GMT

En la Rusia postsoviética los actos de terror más sangrientos han estádo vinculados a la actividad de extremistas y separatistas de las repúblicas del Cáucaso del Norte de Rusia. He aquí una lista con los atentados más cruentos.

Dmitri KorobéinikovRIA Novosti
Síguenos en Facebook

Durante el imperio ruso el terrorismo fue asumido por revolucionarios extremistas que dirigían sus ataques contra altos funcionarios estatales, zares o miembros de la realeza. Sin embargo, en casi todos los casos durante aquellos atentados, sobre todo en las explosiones de bombas, morían personas inocentes.

Durante la época soviética (1917-1991) la actividad terrorista fue relativamente baja. Sólo en los primeros años del poder comunista los actos fueron dirigidos contra órganos del poder o dirigentes del Partido. Más tarde, concluida la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de actos terroristas, muy escasos, estuvo vinculada con intentos de huida de la URSS o actividad separatista, también muy poco activa en aquella época.

En la Rusia postsoviética los actos de terror más sangrientos han estádo vinculados a la actividad de extremistas y separatistas de las repúblicas del Cáucaso del Norte de Rusia. He aquí una lista con los atentados más cruentos.

El 8 de enero de 1977 tuvo lugar el primer atentado en la historia del metro de Moscú. Tres bombas explotaron casi simultáneamente: una en un vagón cuando el tren se encontraba en el túnel, entre las estaciones Izmailóvskaya y Pervomáiskaya, y dos en el centro de la ciudad, cerca de la sede de KGB, (Comité de Seguridad Estatal). Los atentados fueron organizados por separatistas armenios. Murieron 7 personas y otras 37 resultaron heridas.

El 14 de junio de 1995 en la ciudad de Budiónnovsk, región de Stávropol (Cáucaso del Norte) un destacamento de 195 terroristas chechenos encabezados por su jefe, Shamíl Basáyev, atacaron la ciudad. Tomaron por la fuerza a más de 1.600 rehenes y los retuvieron durante seis días en el edificio del hospital. Los terroristas demandaron al Gobierno ruso que detuviera las operaciones militares en Chechenia y se aviniera a entablar negociaciones con el autoproclamado gobierno separatista. El intento de asaltar el hospital fracasó. Tras las negociaciones con el gobierno ruso, los terroristas liberaron a los rehenes en el hospital a cambio de recibir medios de transporte para volver a Chechenia. Para asegurarse de que los dejarían salir de la ciudad, los terroristas abandonaron Budiónnovsk llevándose consigo a 123 rehenes voluntarios, entre ellos 20 periodistas, 3 diputados del parlamento ruso, así como funcionarios de la administración urbana y regional. Más tarde todos ellos fueron liberados por los extremistas, estando ya en el territorio checheno. Como resultado de la incursión terrorista perecieron 129 personas y 415 resultaron heridas. El impacto de esta acción terrorista sobre la sociedad rusa fue enorme. Tras los sucesos en Budiónnovsk en Rusia se aprobó una ley especial que prohíbe satisfacer las demandas de bandidos.

El 9 de enero de 1996 un numeroso destacamento de terroristas de Chechenia, cerca de 400 personas, mitad de ellas mercenarios árabes, encabezados por Salmán Radúyev irrumpieron en la ciudad de Kizliar, en la república rusa de Daguestán. Inicialmente el objetivo principal de sus ataques fueron las instalaciones militares, pero al ser repelidos en la base de helicópteros y en otras áreas militares, los extremistas irrumpieron en el edificio de la maternidad. Muy pronto trasladaron a este inmueble a unos 3.000 habitantes de la ciudad en calidad de rehenes. Tras mantener negociaciones con las autoridades de Daguestán abandonaron la ciudad, llevándose consigo a unos 160 rehenes. Al día siguiente los terroristas ocuparon la población de Pervomáiskoye, donde se atrincheraron con los rehenes, mientras las fuerzas federales rodeaban el poblado. Transcurridos cinco días, los terroristas fusilaron a dos ancianos de la república que intentaron negociar con ellos y a 6 policías-rehenes, momento a partir del cual los comandos especiales intentaron tomar el poblado al asalto. Durante estas tentativas otro destacamento de Chechenia intentó desbloquear a los terroristas en Pervomáiskoye pero fue rechazado y dispersado. Después de una semana de combates, gran parte del destacamento de Radúyev pudo escapar del poblado y volver a Chechenia, llevándose a parte de los rehenes. La incursión terrorista se saldó con la muerte de 11 rehenes, 26 efectivos de las tropas federales, y 95 heridos. Del total de rehenes 85 fueron liberados. En Pervomáiskoye 250 casas quedaron destruidas. Los terroristas perdieron 153 efectivos. Los 30 extremistas que cayeron prisioneros fueron más tarde canjeados por los rehenes restantes.

El 11 de junio de 1996 otro atentado terrorista sacudió el metro de Moscú. Un artefacto explosivo estalló entre las estaciones Túlskaya y Nagátinskaya, en la línea Serpujovskaya, matando a 4 personas y causando heridas a 14.

El 16 de noviembre de 1996 en la ciudad de Kaspiysk, en la república rusa de Daguestán, terroristas chechenos hicieron explotar un edificio de viviendas. Como resultado murieron 69 personas, incluidos 20 niños.

El 19 de marzo de 1999 en la ciudad de Vladikavkaz, capital de la república rusa de Osetia del Norte, explotó una bomba en el mercado central. 52 personas murieron y cerca de 200 resultaron heridas.

El 4 de septiembre de 1999 en la ciudad de Buinaksk, en Daguestán, un edificio de viviendas de cinco pisos fue derribado por una explosión que se cobró la vida de 64 personas (incluidos 23 niños), y dejó 146 heridos.

La noche del 9 de septiembre de 1999 se vino abajo un bloque de nueve pisos en la calle de Guriánov de Moscú debido a una explosión que dejó 109 muertos y más de 200 heridos.

A las 5 de la madrugada del 13 de septiembre de 1999  la dramática secuencia de atentados contra bloques de vivienda halló continuidad en la carretera Kashirskaya de Moscú, donde fue demolida otra casa de 8 pisos por la explosión de una bomba de una potencia equivalente a 300 kilos de trilita. El artefacto estalló en el sótano del edificio. Casi todos los vecinos que se encontraban en el inmueble fallecieron: 124 personas en total. De los seis extremistas islámicos que perpetraron este atentado sólo uno, sobre el que pesa una orden de captura y extradición internacional, permanece en libertad.

El 16 de septiembre de 1999 explotó un coche bomba cerca de una casa residencial de la ciudad de Volgodonsk. Según los expertos la camioneta estaba cargada con una bomba de una potencia equivalente a 1000-1500 kilos de trilita. Parte de la casa quedó destruida. Perecieron 19 personas y 89 tuvieron que ser hospitalizadas. Según el Servicio Federal de Seguridad, los autores del atentado fueron los mercenarios separatistas chechenos de origen árabe Khattab y Abu Umar.

El 8 de agosto de 2000 en el paso subterráneo de peatones de la estación Púshkinskaya, en el centro de Moscú, se produjo una explosión que mató a 13 personas murieron y dejó 118 heridos, incluidos seis niños.

El 24 de marzo de 2001 explotó un coche bomba aparcado ante el mercado central de Mineralniye Vody, en la región caucásica de Stávropol. 21 personas murieron y cerca de un centenar resultaron heridas.

El 9 de mayo de 2002 la ciudad de Kaspiysk, en Daguestán, fue sacudida por la explosión de una bomba detonada en medio de las celebraciones del Día de la Victoria sobre el nazismo. El artefacto fue activado cuando desfilaba por el centro de la ciudad una brigada de infantería de marina. Murieron 45 personas, incluidos 12 niños. Más de 170 resultaron heridas.

El 23 de octubre de 2002 el terrorismo se fijo como objetivo el Centro Teatral en Dubrovka, en Moscú. Un comando formado por 30-40 terroristas chechenos, hombres y mujeres provistos de armas y gran cantidad de explosivos, atacaron el centro en plena función, consistente en un musical llamado ‘Nord-Ost’, sobre la conquista del ártico ruso. En aquel momento se encontraban en la sala más de 800 personas, que automáticamente se convirtieron en rehenes. Sumando los actores y empleados del teatro, la cifra total de rehenes fue de 916 personas. El comando terrorista minó la sala, mientras que las mujeres terroristas se apostaron entre el público portando cinturones explosivos. Las negociaciones con los terroristas se prolongaron hasta el 26 de octubre, día en que el edificio fue asaltado por fuerzas especiales, que eliminaron a todos los extremistas. El atentado costó la vida a 129 rehenes.

El 27 de diciembre de 2003 fue volado el edificio del Gobierno de Chechenia. En el territorio de la sede gubernamental irrumpieron dos camiones cargados hasta los topes con explosivos y conducidos por terroristas suicidas. Murieron 72 personas y 210 personas resultaron heridas.

El 12 de mayo de 2003 un camión conducido por una mujer suicida y cargado con explosivos explotó cerca de las oficinas de seguridad del distrito Nadtérechniy de Chechenia. El atentado dejó más de 60 muertos y 200 heridos.

El 5 de julio de 2003 en el aeropuerto Túshino de Moscú, dos mujeres-terroristas de Chechenia activaron un artefacto explosivo durante el festival de rock “Krilia” (“Alas”) atestado de jóvenes. Murieron 16 personas y cerca de 50 resultaron heridas.

El 1 de agosto de 2003 una explosión echó abajo el hospital militar en Mozdok, en Osetia del Norte, dejando un saldo de 50 muertos y más de 60 heridos.

El 3 de septiembre de 2003 siete personas murieron y 92 resultaron heridas en un atentado perpetrado por el terrorista checheno Ibragim Israpilov, que hizo estallar dos bombas bajo un tren de cercanías entre las localidades de Kislovodsk y Mineralnye Vody (región del Cáucaso del Norte).

El 5 de diciembre de 2003 una gran explosión reventó el vagón de un tren de cercanías junto a la estación de Yesentukí (región del Cáucaso del Norte). Como resultado del atentado 44 personas perdieron la vida y 156 resultaron heridas, incluidos 62 niños. 

El 9 de diciembre de 2003 una terrorista suicida activo una bomba que llevaba adosada a su cuerpo ante la fachada del hotel Nacional de Moscú, a pocos metros de la Plaza Roja. Seis personas murieron y 14 personas resultaron heridas.

El 6 de febrero de 2004 una terrible explosión sacudión un vagón del metro de Moscú entre las estaciones de Avtozovódskaya y Pavelétskaya. El potente artefacto explosivo de origen casero acabó con la vida de 42 personas e hirió a 250.

El 9 de mayo de 2004 , en el transcurso de las celebraciones por el Día de la Victoria, una bomba accionada a distancia explotó bajo la tribuna del presidente de la República rusa de Chechenia, Ajmat Kadýrov y el presidente del Consejo de Estado de Chechenia, Husein Isayev, que presenciaban un solemne desfile militar en Grozni, la capital de de la república. Otras 4 personas perdieron la vida y 53 resultaron heridas. También fue herido de gravedad el comandante del contingente militar en Chechenia, el coronel general Valeri Baranov, a quien más tarde tuvieron que amputar una pierna.  
 

La noche de 21 a 22 de junio de 2004 fueron lanzados varios ataques contra instalaciones de seguridad y policía de Nazrán, en la república rusa de Ingushetia (Cáucaso del Norte). Los datos sobre los caídos y heridos son varían, pero posiblemente el balance final superó el centenar de personas, entre ellos en ministro del Interior de Ingushetia, Abukar Kostoyev. Según los servicios de seguridad locales en el ataque combinado participaron cerca de 200 comandos extremistas.

El 24 de agosto de 2004 explotaron dos bombas en sendos aviones, un Tu-154 y un Tu-134, que despegaron del aeropuerto Domodédovo de Moscú rumbo a Sochi y Volgogrado, respectivamente. Ambos aparatos estallaron en pleno vuelo cuando sobrevolaban las provincias de Tula y Rostov, respectivamente. Los explosivos fueron activados por dos terroristas suicidas. A consecuencia de este doble atentado, cuya autoría asumió el terrorista Shamil Basáyev, murieron 90 personas.

El 31 de agosto de 2004 una terrorista suicida detonó un artefacto explosivo que llevaba adosado a su cuerpo en la boca del metro moscovita Rízhskaya. La mujer quería entrar en el metro, pero al ver que unos policías revisaban la documentación y los bolsos de la gente, se detuvo y detonó su carga explosiva. Diez personas murieron y otras 51 sufrieron heridas. La autoría fue asumida por Shamil Basáyev.

El 1 de septiembre de 2004 tuvo lugar un atentado terrorista, posiblemente uno de los más cruentos de la historia, conocido como 'la masacre de Beslán', considerado uno de los mayores secuestros de la historia. Un grupo de terroristas chechenos compuesto de 31 hombres y mujeres, irrumpió en la escuela número 1 de la ciudad de Beslán, en la república rusa de Osetia del Norte. Los asaltantes se apoderaron del edificio el primer día del curso, una fiesta nacional que reúne a padres y alumnos en las escuelas de todo el país. Los terroristas tomaron 1.181 rehenes, la mayoría de ellos menores, escolares de entre 7 y 18 años, que permanecieron hacinados en el gimnasio del centro durante tres días, sin agua ni comida. Varios hombres y chicos fueron fusilados durante el secuestro. En medio de las negociaciones estalló una bomba, explosión que vino seguida por el fuego indiscriminado de los terroristas, que procedieron a la matanza de los rehenes, lo que obligó a fuerzas especiales rusas activar inmediatamente su plan de asalto al colegio. En total murieron 334 rehenes, de los que 186 eran niños, Sólo un terroristas sobrevivió al asalto. Fue capturado y más tarde condenado a la cadena perpetua. La autoría del crimen fue asumida por Shamil Basáyev.

El 13 octubre de 2005 una docena de grupos extremistas asaltaron las comisarías policiales, oficinas del Servicio Federal de Seguridad y cuarteles de guardafronteras en la ciudad de Nalchik, capital de la república rusa Kabardino-Balkaria, en el Cáucaso del Norte. Como resultado de los combates 87 extremistas fueron abatidos y otros 50 detenidos. Murieron 12 civiles y 35 agentes de seguridad, policías y soldados. Más de 100 personas resultaron heridas, 85 de ellas uniformados.

El 13 de agosto de 2007, una bomba estalló en la línea ferroviaria que une Moscú y San Petersburgo afectando al tren Nevski Express, 60 de cuyos pasajeros resultaron heridos.

La noche del 27 al 28 de noviembre de 2009 descarriló el tren Nevski Express entre Moscú y San Petersburgo, debido a dos explosivos que fueron detonadas en la vía al paso del tren. 28 personas murieron y 90 resultaron heridas.

El 29 de marzo de 2010 en las estaciones Lubianka y Park Kultury del metro de Moscú se produjeron dos explosiones con un intervalo de 40 minutos entre ellas que dejaron un saldo de 40 muertos y alrededor de 160 heridos. Los autores intelectuales y materiales del doble atentado fueron identificados, según el Comité de Investigación de Rusia. Seis de ellos fueron abatidos en operaciones especiales llevadas a cabo por fuerzas rusas. Otro más se halla en búsqueda internacional.

El 24 de enero de 2011 se produjo una fuerte explosión en la Terminal internacional del aeropuerto de Domodédovo de Moscú que se cobró la vida de 36 personas y dejó más de 130 heridos. Doku Umárov, líder de los terroristas del Cáucaso del Norte, asumió la responsabilidad por el atentado.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias