X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/8lN

Ratko Mladic: 'No reconozco ningún juicio, excepto el juicio de mi propio pueblo'

Publicado: 2 sep 2011 12:06 GMT

El ex jefe del Estado Mayor del Ejército de la República Srpska (VRS) durante la Guerra de Bosnia (1992–1995), acusado de genocidio por el Tribunal de la Haya, Ratko Mladic, mantuvo un silencio absoluto a lo largo de varios años antes de su arresto. Hoy RT les presenta una entrevista exclusiva qu

Ratko Mladic: 'No reconozco ningún juicio, excepto el juicio de mi propio pueblo'
Síguenos en Facebook

El ex jefe del Estado Mayor del Ejército de la República Srpska (VRS) durante la Guerra de Bosnia (1992–1995), acusado de genocidio por el Tribunal de la Haya, Ratko Mladic, mantuvo un silencio absoluto a lo largo de varios años antes de su arresto. Hoy RT les presenta una entrevista exclusiva que el militar concedió a un canal occidental en julio de 1995, justo un mes después de la matanza en Srebrenica y tres semanas después de que el Tribunal de la Haya presentara cargos contra él.

Sin embargo, a pesar de lo exclusivo e importante que era el material conseguido, la entrevista jamás ha sido transmitida. Las grabaciones se conservaron en un archivo privado y RT ha logrado acceder al video para sacarlo a la luz.

El Tribunal de la Haya acusa a Ratko Mladic del uso de 'cascos azules' como 'escudo humano', del asedio de la capital de Bosnia, Sarajevo, durante tres años, que dejó más de 10.000 muertos, y de la masacre en Srebrenica, que acabó con todos los hombres musulmanes de la localidad, 8.100 en total.

En la larga historia de los serbios, ¿cómo podría describir la crisis actual, causada por el gran número de refugiados de la República Serbia de Krájina?

Ratko Mladić: ¿Hemos empezado ya la entrevista?

Por favor empiece

RM: Está bien. El pueblo serbio vivió durante siglos en los territorios de los que ahora han sido expulsados. Hay monasterios muy antiguos de la Iglesia Ortodoxa Serbia, situados en el territorio de la República Serbia de Krájina, algunos de ellos cuentan con más de mil años de antigüedad. El pueblo serbio es el primer pueblo que se estableció aquí y habitó estas tierras. Hay evidencias históricas y científicas que lo confirman. El éxodo del pueblo serbio de la tierra que había poblado durante siglos podría ser considerada una de las tragedias más grandes en la historia del pueblo serbio en general. Tal vez puede ser comparada con la tragedia de 1915, cuando el ejército serbio tuvo que abandonar Serbia durante la Primera Guerra Mundial. Pero gracias a la ayuda de fuerzas aliadas, el ejército serbio volvió a su tierra después de cuatro años de guerra sangrienta. Esta tragedia es incluso más trágica, porque, por desgracia, está ocurriendo a finales del siglo XX. Lamentablemente, esto no está sucediendo ante la comunidad internacional: estuvimos aislados y aterrorizados por el bloqueo, y no pudimos contarle al mundo nuestra tragedia, nuestros sufrimientos de esta guerra y el enorme éxodo del pueblo serbio. No queremos simpatía, sólo queremos que el mundo conozca la verdad.

¿Por qué su ejército no fue capaz de ayudar a los serbios de Krajina a prevenir la tragedia?

RM: Les prestamos tanta ayuda como entonces pudimos. Seré bastante sincero diciendo que Croacia y sus unidades armadas estuvieron presentes en la antigua Bosnia-Herzegovina desde antes de que estallara la guerra. No se observó el embargo de armas. Al contrario, algunos países de la comunidad internacional hicieron todo lo posible para armar a las fuerzas croato-musulmanas; otros países mandaron a expertos altamente cualificados, para entrenar a su ejército, y ayudarles a planear y llevar a cabo sus operaciones militares. Por desgracia, la imagen negativa del pueblo serbio, creada por algunos medios de comunicación, ha llevado a un enfoque desigual y parcial de las partes en conflicto por una parte de la comunidad internacional, que apoya a los croatas y musulmanes, que fueron quienes en realidad empezaron esta sangrienta guerra en el territorio de la antigua Yugoslavia. La resolución de la ONU fue gravemente violada ante los ojos de la comunidad mundial, ante la opinión pública internacional, y un país que era cofundador de la Sociedad de Naciones, uno de los fundadores de las Naciones Unidas, fue destruido sin motivos.

¿Cómo es posible que Krajina nunca vaya a ser recuperada? ¿Qué planes tiene para recuperar Krajina?

RM: No solo contestaré detalladamente a la primera pregunta, sino que también responderé a la segunda.

El centro de poder que está detrás de toda la crisis de la antigua Yugoslavia y prosigue su desintegración, aterrorizó al pueblo serbio y ha alentado al ejército a que se retirara de la antigua Yugoslavia por miedo a una secesión violenta. Hasta el día de hoy, estas fuerzas han recibido toda clase de apoyo, por desgracia, no sólo de los medios de comunicación. Han sido apoyadas política, diplomática y económicamente y, por desgracia, militarmente. Sobra decir que no sólo se usaron contra nosotros amenazas y ultimátums, sino también la fuerza bruta, por desgracia, no solo por parte de la OTAN, sino también, lo que es lo más doloroso, por los países que tradicionalmente eran aliados de Serbia en época de cataclismos mundiales, durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

En lo que se refiere a su segunda pregunta, nosotros, los serbios, nunca abandonaremos nuestra tierra, porque la tierra es lo más sagrado para nosotros. Esta tierra está regada con sangre serbia. El pueblo serbio de la República Serbia de Krajina sobrevivió el Imperio otomano y austro-húngaro, y no abandonó su tierra. Quiere decir que los imperios que se describen históricamente como los más implacables no pudieron expulsar al pueblo serbio de su tierra, a diferencia del ejército fascista moderno de Ustasa del presidente Franjo Tuđman y sus patrocinadores y, lamentablemente, de algunos países de la comunidad internacional, que desempeñaron un sucio papel en aquellos acontecimientos.

Vamos a hablar de la fuerza del ejército croata. ¿Cómo planea regresar a Krajina? ¿Cuál es su plan?

RM: El ejército croata nunca representó ni representará una fuerza militar considerable sin el apoyo de sus patrocinadores y algunos países del bloque alemán, encabezado por Alemania. Sólo con ayuda de la mafia internacional y de criminales lograron abastecerse de cantidades ingentes de armas y munición de los depósitos que habían pertenecido a las fuerzas soviéticas, abandonados en el territorio de Alemania Oriental, y los países del Pacto de Varsovia. Quisiera poder advertir a la comunidad internacional a través de su televisión que esas fuerzas se han embarcado en un camino muy peligroso, porque estoy convencido de que ninguno de los pueblos involucrados en esta guerra necesita armas ni munición.

Estoy seguro de compartir la opinión de las partes beligerantes, según la cual en este territorio no debemos luchar por intereses extranjeros ni por intereses de potencias mundiales. Deben enviar a personas con conciencia a estos territorios, personas que puedan contribuir al establecimiento de la paz, que puedan terminar con la guerra, devolvernos a una vida normal y reconstruir las ciudades y aldeas destruidas, porque los Balcanes son una zona estratégicamente vital para Europa y todo el mundo, donde apenas un atisbo de guerra, por no decir un huracán, es una amenaza no sólo para los habitantes de los Balcanes, sino también de todo el mundo. La historia multisecular de nuestro planeta y particularmente de los pueblos que vivían y siguen viviendo en los Balcanes lo prueban.

¿Quiere decir que la recuperará por la fuerza? ¿Hay algún plan en marcha para recuperar Krajina?

RM: Si existiese algún plan, habría sido imposible para nosotros recuperar lo que es nuestro, sólo podríamos haber liberado nuestra tierra. Nosotros es la primera vez que nos vemos, y antes de esto ni siquiera sabía que usted existiera como un ser humano en el planeta. Es mi defecto. Pero quisiera que usted preguntara si el pueblo serbio o yo, como jefe del Estado Mayor del Ejército de la República Srpska, tenemos un soldado o siquiera una pieza de equipo militar en el territorio de cualquier otro país extranjero. Le contestaría: “¡No la tenemos!”. Porque mi pueblo nunca ha sido invasor. Los serbios nunca, incluso en esta reciente guerra, conquistaron ni ocuparon el territorio de otro país. El pueblo serbio no declaró ni empezó esta guerra. Al contrario, la coalición croato-musulmana declaró la guerra al pueblo serbio en 1991-1992. Hace varias semanas hemos anunciado un emplazamiento militar para defendernos de las fuerzas croato-musulmanas y sus patrocinadores que han traído asesinos a sueldo de Irán y de algunos países occidentales a esta tierra. Permítame decir una cosa más para que lo sepa. Una vez dije que todas las armas, excepto los submarinos y armas nucleares, producidos en el mundo habían sido probados en nuestro pueblo recientemente. No sé, si usted, como periodista de CNN, se arriesgará a publicar lo que voy a decir ahora, pero si yo fuera usted, lo haría por intereses pacíficos. Yo personalmente vi como aviones F-16 y otros más lanzaban bombas contra nosotros. Lo que más nos dolía en aquel entonces no era tanto que nuestros hijos muriesen bajo aquellas bombas, sino la irrazonable decisión de los descendientes de aquellos ancestros que lucharon hombro con hombro con nuestros padres y abuelos en la Primera y la Segunda Guerra Mundial contra el enemigo común.  

Pues, los antepasados de los que ahora están sentados en las trincheras en el lado opuesto, luchaban juntos contra las tropas austro-húngaras y Hitler. Por desgracia, es una de las mentiras de la humanidad y también una de las trágicas verdades de esta dura y oscura guerra, en la que se involucraron tantas partes.

En medio de esta terrible crisis de refugiados y de todo lo que les sucedió a los serbios de Krajina la semana pasada, corren muchos rumores de Washington sobre Srebrenica y de lo que pasó allí. ¿Hay fotos que supuestamente muestran fosas comunes de musulmanes? Por lo que dicen todos, miles de musulmanes han desaparecido. ¿Hay fosas comunes fuera de Srebrenica? ¿Qué pasó con los miles de musulmanes, hombres y niños que habían desaparecido?

RM: Puedo decirle que en abril-mayo de 1993 se firmó un acuerdo sobre Srebrenica. El acuerdo claramente proclamaba el territorio como zona desmilitarizada, donde no podía haber ningún ejército excepto los soldados de las Naciones Unidas. Nosotros en la República Srpska colaborábamos con los soldados de la ONU y prestábamos ayuda a la población musulmana civil, que vivía pacíficamente en Srebrenica, Žepa, Goražde, Sarajevo y Bihaćdurante tres años. Pero en vez de desarmar las agrupaciones musulmanas, como habían prometido, firmando el acuerdo sobre Srebrenica, las fuerzas de las Naciones Unidas convirtieron aquellos territorios seguros en bases de terrorismo y fundamentalismo, desde donde fueron atacadas nuestras ciudades y aldeas. Los musulmanes de Srebrenica y Žepa incendiaron más de 200 aldeas serbias en estas dos zonas y asesinaron y masacraron en masa a toda la población civil serbia en muchas otras aldeas. Mediante nuestros contactos con la otra parte, y particularmente con jefes de la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas, instituciones internacionales correspondientes gubernamentales, y el presidente y jefe del Estado Mayor del Ejército de República Srpska, advertimos de que las agrupaciones musulmanas debían ser desarmadas y todo el territorio debía ser  completamente desmilitarizado, lo que nunca se hizo.

¿Qué ha pasado con los miles de musulmanes, hombres y niños que habían desaparecido?

RM: Permítame darle una explicación más detallada. Aprecio su curiosidad periodística, pero quisiera que escuche toda la génesis de esta historia para que tenga una visión clara, ya que cuestiones atrevidas y respuestas breves fragmentadas pueden crear una impresión errónea en los medios de comunicación, especialmente en televisión. Pueden distorsionarse y tergiversarse, lo que ha ocurrido muchas veces durante esta guerra, para nuestra desgracia. Desde 1993 no hemos tomado ninguna acción en contra de Srebrenica o Žepa mientras veíamos que los musulmanes iban armándose. De vez en cuando incluso usaban helicópteros para transportar armas y otras maquinas de combate de Irán. Derribamos uno de estos helicópteros en las cercanías de Žepa hace dos o tres meses. Lo que ocurrió en Srebrenica y Žepa nunca habría ocurrido si los musulmanes no hubieran lanzado un ataque desde Srebrenica y Žepa que era parte de su ofensiva para liberar y acabar el asedio de Sarajevo. Los musulmanes atacaron el enclave de Sarajevo, también una zona segura, aunque no fue declarada como tal por ningún acuerdo de las partes. El ataque musulmán se llevó a cabo exactamente en la zona de exclusión montañosa de Igman y Bjelašnica, de las cuales la República Srpska sacó sus fuerzas en 1993 y que estaba bajo el control de las fuerzas de mantenimiento de la paz con intención de prevenir la presencia de ambos ejércitos, el nuestro y el musulmán. Pero las fuerzas musulmanas aprovecharon la situación para su propio beneficio. Los medios mundiales, incluida su respetada cadena, apoyaron la ofensiva de los musulmanes contra Sarajevo, y, que yo sepa, ustedes no adoptaron una postura activa ni condenaron la ofensiva de los musulmanes, lanzada desde la zona de exclusión al área segura de Sarajevo.

¿Por qué no puede contestar a la pregunta sobre Srebrenica? El mundo quiere saber el porqué de estas fosas, pues existen imágenes de cámaras de vigilancia. ¿Qué ha pasado con los hombres y niños musulmanes?

RM: Sí, claro, me gustaría pedirle que se tranquilizara un poco y escuchara lo que yo quiero decirle, puesto que le diré la verdad sobre cómo ha pasado exactamente todo. Ni siquiera la ciencia puede refutar esos hechos, porque lo que estoy contando y lo que contaré estaba grabado con cámara. Entonces algún día usted y todo el mundo tendrán la información correcta.

En medio de la más grande y encarnizada batalla en el cerco de Sarajevo, los musulmanes de Srebrenica y Žepa iniciaron una serie de ataques terroristas desde Srebrenica y Žepa el 26 y 27 de junio, en vísperas de la fiesta serbia de Vidovdan. Incendiaron el pueblo de Višnjica.

Los medios de comunicación tienen un poder ilimitado, un gran poder y estaría bien si aprendieran más sobre estos sucesos. (Como puedo ver este camarógrafo es muy paciente y encantador.)

Tenemos todo el día para hablar con usted, si nos da la oportunidad.

RM: No voy  a tener tiempo de hablar con ustedes todo el día, pero espero que algún otro día tengamos la oportunidad de hablar en otras circunstancias, en  tiempos más felices y tranquilos. Si el equipo está listo y si doy la orden, podemos seguir. Creo que estaba hablando de  Višnjica.

Masacraron a todos, capturaron y mataron a varios soldados nuestros en los pueblos de Višnjica y Banja Luka. Y hemos contraatacado en esta área. Hemos actuado con mayores precauciones para no provocar bajas entre civiles y representantes de las Fuerzas de Protección de las Naciones Unidas, tomando en cuenta que la aviación de la OTAN nos atacaba, incluso atacaba los objetivos civiles en los alrededores de Srebrenica y Žepa. Hemos terminado con éxito la operación cerca de Srebrenica y Žepa. Con ayuda de los soldados del Dutchbat, representantes de la comunidad internacional que estaban en Srebrenica y con representantes de las Fuerzas de Protección de las Naciones Unidas que estaban en Žepa, gracias a la participación personal del general Smith y del general Nikolai y a mi propia participación, hemos creado la oportunidad para toda la población civil de llegar a Srebrenica-Potočari y al punto de control número 2 en Vocanica, en Žepa, de forma voluntaria, como fue acordado en el pacto. Según su voluntad los civiles podían ser evacuados a cualquier otro lugar que quisieran. Los evacuamos a la región de Kladnja. Registramos a todas las personas que podían participar en la guerra que se reunieron allí, a los civiles y a los que dejaron las armas. Inmediatamente llamamos a la Cruz Roja Internacional y a las Fuerzas de Protección de las Naciones Unidas para mediar su canjeo por civiles nuestros (serbios) que los musulmanes tenían como rehenes desde el año 1992, incluso antes de que estallara la guerra, y un gran número de civiles de los territorios controlados por los musulmanes cerca de Tuzla, Zenica, Mostar y Zagreb, a los que reunieron durante la guerra, y también los soldados serbios y oficiales que fueron capturados durante la guerra. Desgraciadamente ellos no han respondido de una manera positiva a nuestro gesto de buena voluntad y esperamos que la comunidad internacional ejerza presión sobre ellos para que realicen el intercambio según el principio “persona por persona” o “todos por todos” de acuerdo con el pacto que firmaron las comisiones estatales. Parte de los hombres de Srebrenica que han cometido atrocidades contra los serbios que lucharon en su camino a Tuzla, Kladnja y algunos hasta a Serbia aquel día, evidentemente por el miedo a la venganza por las atrocidades que habían cometido. Estaban aparentemente convencidos de que las fuerzas musulmanas de Tuzla que lanzaron un contraataque en dirección opuesta los salvarían: pensarían que eran lo bastante fuertes para abrirse camino hacia Tuzla. Como resultado de las cruentas batallas ambas partes sufrieron muchas bajas. Parte de las tropas musulmanas han luchado abriéndose paso hacia Tuzla como enfatizó su televisión, de ellos. Su comandante Rasim Delić dijo que muy pronto iba a reformar las 28 de las 38 divisiones de Srebrenica. Imagínese: toda una división formada en un área civil.

Entiendo que como periodista usted debe mostrar los intereses en este asunto a favor de EE.UU. y el público estadounidense. Pero no comprendo porque ni EE.UU. ni un periodista estadounidense pregunta cómo fue posible que una división de fundamentalistas islámicos armados con armas de Irán pudiera formarse en un área civil que la comunidad internacional había estado protegiendo con sus fuerzas para garantizar que allí no hubiera presencia militar. Hace poco pregunté a uno de sus colegas, un tal Peter de CNN qué haría EE.UU.si descubriera a un solo terrorista en su tierra. Me contestó que intentarían capturarle. A mi pregunta de qué pasaría si ofrecierá resistencia… A propósito,  ¿que hicieron ustedes con la persona que disparó cartuchos de fogueo a la Casa Blanca? ¿Lo han llevado al tribunal? ¿Qué pasó con esa persona, señor?

Lo encarcelamos y me imagino que estará en la cárcel mucho tiempo.

RM: No, no es verdad. Lo mataron en la calle, frente a las cámaras de televisión. Me están preguntando por una división de terroristas de Srebrenica, mientras que yo estoy interesado sólo en un terrorista que cometió esa estúpida  acción disparando cerca de la Casa Blanca. Su país es muy grande y esta cadena es una gran cadena televisiva. Todo el mundo les está escuchando. Ustedes tocan cuestiones muy importantes y yo quiero que digan la verdad a la gente. ¿Qué harían ustedes si una división de 10 o 12 personas armadas llegada de Irán se formara en Los Ángeles o en alguna otra ciudad pequeña? ¿Vendrían ustedes a entrevistarme o se quedarían en Los Ángeles?

El mundo quiere saber qué sucedió en Srebrenica. ¿Puede simplemente contárnoslo? ¿Está diciendo que los musulmanes que desaparecieron estaban luchando contra los serbios y murieron en un combate? ¿Fueron hechos prisioneros o han sido liberados en un intercambio de algún tipo?

RM: Creo que la mayoría de ellos se abrieron paso en un territorio controlado por los musulmanes, que Rasim Delić finalmente le dijo al parlamento musulmán que iba a formar una división en Srebrenica en un cualquier momento. Una pequeña parte de ellos se rindieron. Los que se rindieron fueron entregados o se entregarán a la Cruz Roja Internacional, bajo nuestro control. Algunos de ellos ciertamente murieron. Perecieron tanto su gente como la nuestra. Usted puede preguntar sobre esto a los representantes de las organizaciones internacionales que estuvieron presentes en Žepa. Hemos enterrado a sus muertos en tumbas musulmanas en aquel territorio.

¿Quiere usted decir que no hubo ejecuciones y que no hay fosas comunes?

RM: Sólo se enterró a aquellos que murieron en combate. Por razones higiénicas sus cuerpos se recogieron y se enterraron en lugares adecuados hasta que las partes del conflicto se comprometieron a intercambiar los restos de los muertos unos con otros.

Así que, posiblemente, ¿esto es lo que vieron esos aviones de vigilancia?

RM: En primer lugar, sus historias de aviones y sus historias americanas de que ustedes saben lo que está pasando en el Universo, en el aire, en una cabeza humana, en el suelo y en la Tierra no son del todo ciertas. No me gustaría contestar a cualquier pregunta provocativa para no despertar el interés de la opinión pública mundial sobre algunas cuestiones tristes porque en este momento hay muchas preguntas más importantes relacionadas con Srebrenica y Žepa o el destino de los terroristas musulmanes.

¿Cuáles son sus planes acerca de Gorazde y Sarajevo?

RM: Creo que usted es un periodista y no un oficial. Si usted es un periodista, entonces debe estar haciendo esta pregunta sólo por el arte de formular preguntas. Si usted es un funcionario, entonces está preguntando por falta de conocimiento. Tal vez, no espere que yo exponga mis planes frente de las cámaras de la CNN. Estas son cuestiones secundarias, probablemente de carácter global. Espero que me haga preguntas acerca de la paz y de las maneras de poner fin a la guerra. Y sin embargo, no quisiera que me pidiera una respuesta a la pregunta sobre Gorazde y Sarajevo. El estatus de Gorazde está claramente definido. Allí, un círculo de tres kilómetros de diámetro fue desmilitarizado. Por desgracia, a los musulmanes no les satisfizo esto y desplegaron otra división de muyahidines fuera de ese círculo. Ellos no podían gozar de la protección de las fuerzas de paz internacionales, porque las fuerzas de mantenimiento de la paz no deben proteger divisiones armadas fundamentalistas islámicas, porque se supone que deben proteger la paz. Los que se comprometieron a garantizar la seguridad a nivel del Consejo de Seguridad y las Naciones Unidas deberían velar para que estas fuerzas estén desarmadas y que se establezca la paz tanto para la población musulmana como para la serbia.

Además, debe restablecerse la comunicación normal y el uso de las comunicaciones en el valle del río Drina, ya que tiene una importancia estratégica para el pueblo serbio. Esto también es cierto para Sarajevo. Creo que estos y muchos otros problemas de esta región deben ser resueltos en la mesa de negociaciones por medio del diálogo político y diplomático por los jefes que saben lo que quieren hacer, que saben lo que es justo hacer en aras de un enfoque común en el cumplimiento del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas en lugar de resolver estos problemas por medio de las armas y su almacenamiento en esta región. Tal vez usted piense que el almacenamiento de armas aquí y la formación de sus soldados para pilotar F-16 y F-18 puede garantizar la seguridad de Estados Unidos... Pero yo me inclino a creer que las armas son un producto horrible del cerebro humano y que la guerra ha sido un fenómeno terrible a través de siglos de historia de la humanidad. Si por mí fuera yo prohibiría a todos los pueblos del mundo usar y pronunciar estas dos palabras: guerra y armas. Tampoco estoy de acuerdo con que las armas se vendan como juguetes de plástico para niños. Puede parecer extraño, pero me uno a los generales del pasado y del presente que, por desgracia, sintieron en su propio pellejo, como lo sentí yo, qué es la guerra. Nadie desea tanto la paz como los soldados y generales. No es porque yo haya probado las armas de alta tecnología de muchos países. No lo estoy diciendo por miedo. He estado 15 años en guerra y utilizando una jerga deportiva estoy “en buena forma” para proseguir una guerra. No tenemos otra opción excepto defender a nuestro pueblo. Pero mi mensaje a la humanidad, si todavía no ha aprendido la lección de las guerras de Vietnam, Oriente Medio, el Golfo Pérsico y Chechenia, es que debemos aprender de esta terrible guerra civil, religiosa y regional en la que algunas grandes potencias también están involucradas y deben poner fin a esta guerra. La gente debe sentarse a la mesa de negociaciones y resolver todas las cuestiones por medios pacíficos.

Hablemos de paz. ¿Cuándo puede terminar la guerra?

RM: Yo no soy adivino ni hago pronósticos. Por esa razón no voy a poner ninguna fecha concreta ni límites. Esta cuestión debería plantearse en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y los grandes centros de poder mundial. Por desgracia, algunos de ellos han provocado y han estado orquestando esta guerra. Continúa con mayor o menor intensidad y es cada vez más complicado. En lo que a mí respecta, creo que esta guerra puede terminar muy rápidamente si la comunidad internacional demanda, de forma neutral y honestamente que todas las partes del conflicto en este territorio, haciendo un análisis de conciencia y con la mente sobria, reconozcan que el pueblo serbio, que ha tenido estados en estos territorios durante siglos, tiene derecho a tener lo que le quitaron fruto de malas decisiones y resoluciones. Nuestro estado, que tuvimos durante miles de años nos fue arrebatado y entregado a otros pueblos que nunca lo tuvieron a lo largo de su historia. Digamos que los eslovenos y los croatas, y ahora algunas fuerzas independientes en Estados Unidos querrían crear un país musulmán en los Balcanes, con ayuda de Alija Izetbegović. No puedo creer humanamente o como general, que Estados Unidos haya decidido crear un pequeño Irán en Europa, que no se avergüencen de haber impuesto un bloqueo sobre nosotros. Pese a los antecedentes de un embargo proclamado oficialmente sobre la importación de armas en este territorio, los croatas y los musulmanes han estado armándose con aviones, helicópteros, tanques, barcos y tienen más municiones que las fuerzas intervencionistas de reacción rápida. Quizás algunos de ellos han acudido a su rescate, porque hace veinte días que no tenían nada. Imagínense que ni podemos obtener combustible para el transporte de tres mil personas sin hogar de la República Serbia de Krajina a lugares más seguros en Serbia y la República Srpska en Bosnia, ni tampoco obtener medicamentos para los viejos y los discapacitados o para los bebés que mueren en el camino. ¿Qué derecho tienen? Si yo fuera un periodista como usted, por favor perdónenme por mi pregunta, pero no estoy seguro de que usted se atreviera a formularla, yo les preguntaría qué derecho tienen a imponer un bloqueo contra el pueblo serbio. También les preguntaría si es realmente correcto desde el punto de vista legal que el pueblo serbio, que ha tenido un estado desde hace siglos, ahora no tenga un estado reconocido por la comunidad internacional. Recientemente he visto un informe de la CNN sobre la vida de algunas tribus en las orillas del río Amazonas y del desierto de Kalahari, de los pigmeos, que viven todavía en las sociedades tribales, pero las únicas cosas que dicen de los serbios son estupideces sobre violaciones en masa. Están demonizando a los serbios, lo que no tiene nada que ver con la realidad. Déjeme decirle que en 1993 sus medios de comunicación denunciaron y registraron -se pueden encontrar las imágenes en sus archivos- que durante una guerra entre los musulmanes y los croatas, nosotros hicimos todo lo posible para que los croatas salvaran a su población y a sus fuerzas en nuestro territorio. Cobijamos a sus mujeres e hijos, e incluso a soldados y oficiales en nuestro territorio y los transportamos desde las regiones de Žepa y Usor al territorio de Herzeg-Bosnia. Había aproximadamente 30.000 personas. En un solo día transportamos 904 soldados y oficiales armados.

Creo que su deseo de paz es sincero. Se puede ver que… ¿Cómo se siente al ser declarado un criminal de guerra?

RM: Voy a responder a esta pregunta ahora. La esperaba ya que todos los que vienen de países occidentales tienen clichés en la cabeza y hacen preguntas similares.

Usted es un militar. Así que le creo a usted.

RM: Voy a responder a su pregunta. Déjeme continuar. Está tratando de influir de una manera muy culta e inteligente. Me refiero a usted y otros de sus colegas, hombres y mujeres, que me han planteado estas preguntas. Pero estaban enmarcadas como cuadros en una pared para que cupiera en alguna de las dimensiones políticas o para satisfacer los deseos de la redacción.

Mientras estábamos luchando cerca de Vares, dimos cobijo a 25.000 mujeres croatas y niños y  posibilitamos a los croatas tomar sus unidades armadas de las áreas de Kiseljak y Vitez para rescatar a su gente en Vares. Hemos permitido a sus soldados y oficiales, después de que los musulmanes los derrotaran cerca de Vares, abandonar dicho territorio de forma segura, a pie, con armas en la mano, a la región de Stoca donde los entregamos a los croatas, a pesar de que ellos habían cometido algunos crímenes contra nuestra gente. En la región de Butojna y el Monte Komar hemos recibido más de diez mil de sus soldados y oficiales a los que más tarde transferimos cerca de Kupres a Livno para que Croacia pudiera atacar el mismo Kupres varios meses más tarde - igual que Grahovo, Glamoć y la República de Serbia de Krajina a través de los cuales les entregamos a su gente. Luego, en 1993 durante los combates en los alrededores de Srebrenica y Žepa nosotros debemos haber sido el único ejército del mundo que pudo evacuar en un solo día a 495 soldados heridos y oficiales musulmanes de Srebrenica y 202 soldados de Žepa por helicópteros suministrados por la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas. Ese número se mantuvo en aumento debido a que la evacuación se prolongó durante varios días. En abril de 1994, helicópteros de la ONU evacuaron a alrededor de 753 oficiales y soldados musulmanes a pesar de que la aviación de la OTAN nos estaba bombardeando cerca de Gorazde y mataron a nuestro personal médico en un pueblo: el médico y las enfermeras eran de la aldea de Gack. Usted puede ir allí y filmar todo esto para comprobar que yo estoy diciendo la verdad. Ahora, llegamos a su segunda pregunta.

He seguido en parte la acusación que el Tribunal de La Haya lanzó contra mí. Yo soy una persona que pertenece a mi pueblo con todo mi corazón igual que mis antepasados. No fuimos nosotros los que empezamos esa guerra. Así que ni mi pueblo, ni su líder o yo como general, hemos declarado la guerra. La guerra fue declarada contra nosotros y la empezaron aquellos que, por desgracia, en 1914 y 1941, junto con las tropas extranjeras de la monarquía austro-húngara y las hordas fascistas de Hitler, comenzaron a sacrificar al pueblo serbio y a tirarlo a un pozo. Yo estoy defendiendo a mi pueblo con todo mi corazón y toda mi fuerza del exterminio, ya que fue atacado por las formaciones armadas croatas y musulmanas en contra la voluntad de una gran parte de la población croata y musulmana, no tengo ninguna duda al respecto. Actuaron bajo las instrucciones de los centros de poder mundial que desean "germanizar" e "islamizar" los Balcanes y Europa.

No reconozco ningún juicio, excepto el juicio de mi propio pueblo. No necesito defenderme, porque estas estúpidas acusaciones han venido de lugares que han estado fabricando mentiras, como propaganda u otras organizaciones, creando tal caos en estos territorios que la comunidad internacional no sabe, no ve o simplemente no quiere ver una salida.

Ya que ustedes representan un país grande les diré lo siguiente: no me importa cuánto tiempo voy a vivir, lo importante para mí es lo que voy a ser capaz de hacer por mi gente durante toda mi vida y cómo podré contribuir a salvarlos de este terrible sufrimiento infligido por aquellos que los han atacado y de aquellos que apoyan a nuestros adversarios y a los que son más poderosos.

Yo mismo se lo dije al general Smith, al general Mayer y a otros generales que nos habían amenazado con bombardearnos. Uno de ellos era de su país. Estamos en nuestra tierra dispuestos a establecer la paz y la cooperación con todos los pueblos y países del mundo. Ni la nación serbia ni yo personalmente tenemos ningún prejuicio racial, religioso ni de otro tipo. Las autoridades, solo por serlo, no pueden decidir exterminarnos - no lograrán hacerlo porque nuestro amor hacia nuestra patria y nuestro deseo de vivir son más fuertes que todas las armas que existen en el mundo. Vamos a sobrevivir y a vivir porque el sufrimiento del pueblo de la República Serbia de Krajina nos ha dado aún más fuerzas que el sufrimiento en Kosovo o la catástrofe de 1915 cuando el ejército serbio tuvo que abandonar sus casas e ir a la nación amiga de Grecia, donde se reagrupó, se reorganizó y al cabo de un tiempo liberó su patria con ayuda de sus aliados. Si ven a algún soldado u oficial serbio en Estados Unidos o cualquier otro país del mundo que haya llegado allí por orden mía para organizar un levantamiento o destruir el equilibrio social, puede estar seguro de que iré al Tribunal de la Haya voluntariamente. Una vez un colega suyo me preguntó sobre las violaciones en Žepa. (Permítame disculparme ante una dama que se encuentra presente aquí). Al responder a su pregunta le pedí que me dejara contestar a esa pregunta en el lugar del crimen. Lo llevé en un autobús lleno en su mayoría de mujeres, niños y algunos hombres. Habló con aquellas mujeres. No estuve presente durante su conversación. Cuando salió le pedí que diera respuesta a su propia pregunta. Le pregunté sí hubiera violado a alguna de aquellas mujeres que acababa de ver. Contestó: 'Señor general, cualquier persona que le pregunte eso es tonto o está loco. Después de todo lo que he visto allí, me asombra usted como hombre y como general'. No pienso que fingiera. Pienso que hablaba en serio. Son del mismo país, por eso pueden hablar entre ustedes.

Creo que usted, un periodista distinguido también ha venido aquí con una imagen un poco diferente de la que tendrá después de nuestra conversación. Finalmente quisiera preguntarle que si usted fuera el general Mladić y tantas personas de su pueblo hubieran sido atacadas y amenazadas, que los muyahidines de Irán, Turquía u otros países árabes hubieran cortado las cabezas de niños y adultos como en el caso de Vlašić en 1993, si sus hijos hubieran sido asesinados por los narcotraficantes de algunos países occidentales, ¿no haría nada o iría a defender a su pueblo? ¿Aceptaría los planes de la OTAN si les hubieran bombardeado? Señor, con la ayuda de los medios usted ha logrado convencer a todo el mundo de que los serbios son salvajes solo porque uno de sus aviones fue derribado en el territorio de Serbia. El presidente Clinton recibió a aquel piloto como un héroe. ¿Qué derecho le permitió sobrevolar nuestro país en el cielo del estado serbio? ¿Qué amenaza representamos para Estados Unidos? ¿Amenazamos su soberanía e integración o simplemente redujimos su papel como superpotencia?

Como general y como soldado, como oficial comandante y soldado, si conociera a un soldado serbio que hubiera herido o asesinado a una mujer o a un niño, ¿cómo reaccionaría?

RM: Cualquier soldado que infringiera las leyes internacionales o las leyes de la República Srpska por la razón que fuera cometería un crimen, al margen de su rango militar o la tarea que realice, comparecería ante el tribunal de la República Srpska.

Déjenme contarles algo en el contexto del aquel triste escenario cerca de Potočarien las afueras de Srebrenica, sobre el episodio que fue filmado. Podría entregarlo a los medios algún día. Hablé con aquellas mujeres y niños inocentes. Me presenté a ellos. Los ayudamos con lo que pudimos. Les dije como les iban a evacuar. Entonces una mujer que tenía alrededor de treinta años me dijo: “General Mladić, usted resulta fotogénico por la tele, pero nadie podría imaginar lo guapo que es usted en realidad”. Pero no soy un hombre muy guapo, no tanto como usted. 'Tiene los rasgos típicos de un americano: los hombros anchos y esa sonrisa”, me dijo. Entonces le dije a aquella mujer: “Señora, no me eche piropos., que me están acusando de violaciones. ¿Cómo va a reaccionar el mundo ante sus palabras?”. Y ella me contestó con sorna: “No tiene que violar a nadie, simplemente dígalo”. Pienso que se contaron tales estúpidas historias sobre altos cargos de la República Srpska. No puedo entender cómo ciertas televisiones no han explotado todavía de vergüenza por todas las mentiras que están transmitiendo. Señor, todos tenemos educación superior. No hay ninguna escuela militar que no haya terminado. He trabajado con gente durante toda mi vida. Si le interesa le diré que era gente absolutamente normal que pasaba exámenes médicos sistemáticos dos veces al año. Todos pasaron estos exámenes dos veces al año – reclutas, mandos subalternos, oficiales. Mi familia, mi escuela, mi vida me enseñaron a decir la verdad y a luchar por la verdad. Si no hubiera sido por esta guerra, probablemente nunca habría visto lo que se puede ver, lo que puede suceder y lo que puede haber en la gente. Y ahora, mis queridos periodistas, déjenme provocarlos a ustedes a pesar de que sean de la CNN. Engañaron al mundo, todos ustedes que anunciaron la decisión del Consejo de Seguridad de elevar la aldea de Žepa, donde no hay más que diez casas, al rango de ciudad. Nunca ha sido y nunca será una ciudad. La guerra en Sarajevo empezó cuando los musulmanes atacaron una boda serbia y entró en ebullición cuando los terroristas musulmanes atacaron la columna del Ejército Popular de la Antigua Yugoslavia en la calle Dobrovoljacka, donde los insurgentes musulmanes en presencia de general McKenzie disparaban a los ciudadanos y soldados desarmados a veces desde los coches de la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas. Los musulmanes hicieron todo y continuarán haciendo todo lo posible para involucrar a la comunidad internacional y a la OTAN en particular, en su lucha para alcanzar sus propios objetivos mediante la organización de distintos ataques, actividades subversivas y terroristas. Por ejemplo, el ataque a la cola del pan cuando mataron a muchos serbios y a algunos de los suyos para demostrar que la tragedia ocurrió a causa de la artillería serbia y fuegos de mortero. O hablemos de la tragedia en Markalama. Solamente aquellos que habían planeado y realizado aquellas monstruosas acciones y quienes cubrieron aquellos eventos en la prensa, engañando a todo el mundo, fueron declarados inocentes. Y ahora déjeme defenderme a mí mismo de sus nobles ataques.

¿Qué derecho tiene usted como hombre y como periodista, supongo que siendo periodista es usted un ser humano, a estar interesado en enclaves como Žepa o Sarajevo sin hacer ni una sola pregunta sobre cómo se sienten los serbios… en aquellos enclaves que se les impusieron por la voluntad de las grandes potencias, incluido su país, cuando nuestros ancianos no tienen el oxígeno que necesitan para respirar? Y ahora déjenme hacer una pregunta: ¿Se sienten felices o infelices por las monstruosas sanciones que impusieron al pueblo de la República Srpska? Les aseguro que la presente migración (de la República Serbia de Krajina) y esta columna de 600 kilómetros de refugiados son los resultados de las monstruosas decisiones de sancionar al pueblo serbio y su demonización. Las grandes potencias del mundo están dispuestas a todo para alcanzar sus viles objetivos y dominar los Balcanes. Deben dejar los Balcanes en paz así como el pueblo balcánico que necesita ayuda para salir de este calvario.

La última pregunta. ¿Cómo piensa, como soldado y como persona, que terminará esta guerra? Ayer el vicepresidente Koljević nos dijo que él cree que terminará dentro de un mes.

RM: El profesor Koljevic es un político y puede ser que esté más informado que yo. Tiene contactos políticos en distintas partes del mundo.

¿Es posible que la guerra termine el mes que viene?

RM: ¿Está usted casado?

Sí, casado y con dos hijos.

RM: ¿Ha reñido alguna vez en su vida y en su matrimonio con su esposa?

Nunca.

RM: No me lo creo. Yo he reñido con mi esposa. A veces esas riñas duraban mucho tiempo… En la juventud eran más breves. Ahora son más largas. Se necesita mucha valentía para empezar una guerra, pero se necesita aún más para terminarla. Estoy seguro de que el pueblo serbio quiere vivir en paz y estoy seguro de que los musulmanes y los croatas lo quieren también. Estoy seguro de que se puede terminar esta guerra con la ayuda de la comunidad internacional, así como convencer a Croacia de que retire sus tropas de la antigua Bosnia-Herzegovina. Si no las hubieran tenido allí, no habría habido guerra en Bosnia-Herzegovina. Tenemos que sentarnos a la mesa de negociaciones para resolver todos los asuntos en conflicto en pie de igualdad a corto y largo plazo. No tenemos nada en contra de que los musulmanes o los croatas tengan su propio estado. Pero estamos en contra de que este estado sea creado en tierra serbia.

¿Sería esto posible mientras haya croatas en Krajina?

RM: Deben retirar sus tropas de la República Serbia de Krajina y las fuerzas pacificadores deben venir para restablecer el orden que había existido antes de la agresión croata. No hay nadie que esté intentando verificar la ocupación croata de cualquier parte de la República Serbia de Krajina.

¿Es imposible la paz mientras los croatas no retiren sus tropas de la República?

RM: Quiero decirles lo siguiente. Los que permitieron a las tropas croatas invadir la República Serbia de Krajina deben contestar a esta pregunta. Les diría que estuvimos en guerra con el Imperio otomano durante 500 años y en algunas regiones durante 600 años hasta que liberamos nuestros hogares y las tumbas de nuestros antepasados. Durante décadas luchamos contra la monarquía austro-húngara hasta que liberamos nuestras tierras y durante media década luchamos contra la Alemania nazi para lograr el mismo objetivo. Nuestros antepasados lucharon mejor que nosotros. Nuestra tierra es santa para nosotros. No fuimos a Alaska, ni a Groenlandia, ni a las Malvinas ni a Vietnam. Nos hemos quedado aquí y vamos a seguir viviendo en nuestra tierra. Sería mejor para las partes del conflicto si la paz se estableciera lo más rápido posible. También sería bueno para sus patrocinadores: el búmeran siempre acaba volviendo contra uno. Los vientos de guerra deben calmarse.

Intérprete: Usted debería tener la biografía del general Mladić

RM: No la tomen de mí. He encontrado a muchas personas destacadas y buenas entre los generales que ocupaban puestos dirigentes en el ejército de la antigua Bosnia-Herzegovina o en el ejército de la antigua Yugoslavia. Eran de la misma edad que yo. Es mi primera guerra y algunos de mis colegas, no voy a mencionar sus nombres, participaron en más de una docena de guerras, pero nunca combatieron en su propia tierra porque nunca fueron atacados. En lo que a mí respecta, el camino hacia la Haya está abierto para mí.

Usted tiene pocas preguntas y yo muchas respuestas.

 

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias