Actualidad

El alcalde de Nueva York se paga la campaña electoral más cara de EE.UU.

Publicado:
El martes que viene los neoyorquinos irán a las urnas para elegir a su nuevo alcalde. Muchos de los votantes están enfurecidos por la actitud del alcalde actual, el multimillonario Michael Bloomberg, que está cambiando las reglas tras haber cumplido dos mandatos seguidos.

El martes que viene los neoyorquinos irán a las urnas para elegir a su nuevo alcalde. Muchos de los votantes están enfurecidos por la actitud del alcalde actual, el multimillonario Michael Bloomberg, que está cambiando las reglas tras haber cumplido dos mandatos seguidos.

En la ciudad que alberga casi 8 millones de habitantes, una sola persona con miles de millones colocados en cuentas bancarias tiene en sus manos un enorme poder. Hace 8 años llegó a presidir la ciudad de Nueva York. Ahora está en plena campaña electoral para conseguir mantener su corona durante cuatro años más.

Las ambiciones insaciables de Bloomberg en la política han despertado una indignación profunda en los neoyorquinos, especialmente cuando el alcalde convenció a los parlamentarios para que prolongaran el mandato sin referéndum. Este paso socavó los resultados de los dos referéndums anteriores en los que la inmensa mayoría de los vecinos de Nueva York habían expresado su deseo de no dejar en el poder a los políticos elegidos durante más de dos mandatos consecutivos.

Los rivales de Bloomberg lo presentan como un dictador en sus campañas publicitarias.

Gene Russianoff, del New York Public Interest Group, dice que el multimillonario ha violado la democracia y que lo que está pasando en la ciudad “es política y moralmente incorrecto”. Señala que “todavía no sabemos qué les dio el alcalde a los del Consejo a cambio de sus votos en pro de alargar el mandato.”

El año pasado, en plena crisis económica, Bloomberg afirmó que su negocio ayudaba a mantener la ciudad. Mientras tanto los índices de desempleo y de número de personas sin hogar en Nueva York siguen siendo extremadamente altos.

Ahora el hombre más rico de Nueva York está financiando la campaña electoral más costosa de la historia de los EE.UU., gastando más de 100 millones de dólares en la lucha por la alcaldía, que es 20 veces más de lo que asigna a la misma labor su rival del Partido Democrático, Bill Thompson. Los votantes de Nueva York tendrán que convertir las elecciones en su propio referéndum para decidir si Bloomberg merece el tercer mandato en el corazón de la Gran Manzana.


rtnoticiasrtnoticias
Covid19