Actualidad

Aprobado el presupuesto de educación de 2012 en Chile pese a las protestas

Publicado:
La Cámara de los Diputados de Chile aprobó el presupuesto de educación de 2012, que incluye un aumento de más de 400 millones de dólares. Los estudiantes universitarios y de secundaria del país rechazaron esta iniciativa por considerarla insuficiente. El presupuesto fue aprobado por 58 voto
Aprobado el presupuesto de educación de 2012 en Chile pese a las protestas

La Cámara de los Diputados de Chile aprobó el presupuesto de educación de 2012, que incluye un aumento de más de 400 millones de dólares. Los estudiantes universitarios y de secundaria del país rechazaron esta iniciativa por considerarla insuficiente.

El presupuesto fue aprobado por 58 votos a favor y 55 en contra. Los partidos de la oposición de centro izquierda votaron en contra exigiendo al Gobierno un incremento de unos 1.000 millones de dólares en los recursos destinados a la educación.

El ministro de Educación, Felipe Bulnes, aplaudió la votación y aseguró que el Gobierno está haciendo un esfuerzo para solucionar los problemas de la educación chilena a través de este presupuesto. "Estamos muy satisfechos de que democráticamente hayamos llegado al trámite de aprobación del presupuesto de Educación", aseguró Bulnes.

También destacó que las becas casi se duplicarán y la tasa de interés de los créditos se reducirá considerablemente. Por su parte, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, afirmó que el presupuesto de Educación crece más de un 10%, mientras que el presupuesto general crece solo un 5%.

Los estudiantes universitarios y de secundaria de Chile consideran el presupuesto oficial insuficiente. Según el gremialista estudiantil Camilo Ballesteros, "no rescata lo que han planteado los estudiantes y engaña a la gente. Esto no asegura beneficio para los más pobres. Nos parece terrible que los diputados le den la espalda a la gente".

Una serie de protestas por parte de los jóvenes chilenos se iniciaron a mediados de mayo para exigir que el Gobierno central volviera a administrar la educación primaria y secundaria, que evitara que las universidades privadas se lucren con la educación y que garantizara en la Constitución el derecho a una educación pública, gratuita y de calidad.