Actualidad

Jubilados e inválidos, 'rehenes' de las guerras de EE. UU.

Publicado:
Dentro de poco las arcas de EE. UU. no dispondrán de recursos suficientes para pagar las pensiones a los jubilados e incapacitados, según un informe oficial. Los expertos creen que ello se debe tanto al lento crecimiento de la economía, como a las costosas guerras en que se ha enfangado el país.

Dentro de poco las arcas de EE. UU. no dispondrán de recursos suficientes para pagar las pensiones a los jubilados e incapacitados, según un informe oficial. Los expertos creen que ello se debe tanto al lento crecimiento de la economía, como a las costosas guerras en que se ha enfangado el país.

El informe subraya que la seguridad social, que actualmente cubre jubilaciones y ayudas por incapacidad para unos 55 millones de personas, no logrará cumplir con todas sus obligaciones para 2033 y 2016, respectivamente.

"En 2011, los costos de la seguridad social continuaron superando tanto el programa de ingreso por impuestos como el de ingresos sin interés", informaron los fideicomisarios que supervisan el programa.

El año pasado la brecha entre los ingresos y los gastos fue de -148.000 millones de dólares, tendencia que -avisa el informe-  "ontinuará a corto plazo y más adelante.

Los jubilados pagan los platos rotos de la guerra

El analista político Francisco Acosta comentó a RT que, además de un rápido envejecimiento de la población, lo que implica que cada vez haya menos gente en edad de trabajar que pague impuestos, los fondos destinados al seguro social se agotan por la financiación de guerras costosas, como las de Irák e Afganistan.

"Resulta que son las personas jubiladas y descapacitadas las que tienen que pagar los platos rotos", destaca el analista, en referencia a que el seguro social, ya al borde de la 'extinción', es la única fuente de ingresos para millones de personas.

El seguro social no peligra hasta las elecciones

A fin de mejorar la situación, el Congreso podría tratar de aumentar la edad de jubilación o de recortar algunas prestaciones para las personas acomodadas. Sin embargo, asegura Acosta, no se esperan pasos concretos hasta las elecciones de noviembre.

En este sentido, el experto explicó que los políticos tienen mucho miedo a tocar el seguro social, ya que saben que las personas mayores que siempre votan, dicen: "usted puede jugar con el santo, no con la limosna; o sea, que el seguro social es nuestra fuente de ingreso y con esto no se juega".

rtnoticiasrtnoticias
Covid19