Actualidad

La Duma Estatal está ampliando la lista de restricciones a la adopción

Publicado:
La Duma Estatal aprobó el viernes la ley que prohíbe la adopción o tutela de niños por personas que fueron condenadas por una serie de delitos intencionales o por delitos que “no son compatibles con la capacidad de garantizar la educación adecuada de un niño”.
La Duma Estatal está ampliando la lista de restricciones a la adopción

La Duma Estatal aprobó el viernes la ley que prohíbe la adopción o tutela de niños por personas que fueron condenadas por una serie de delitos intencionales o por delitos que “no son compatibles con la capacidad de garantizar la educación adecuada de un niño”.

Actualmente, sólo las personas que fueron condenadas por un delito intencional contra la vida o la salud de los ciudadanos (aparte de otros requisitos sobre el estado de salud o las condiciones de vivienda),  no pueden  adoptar o tutelar a un niño.

A partir de ahora, según explicó Nadezda Guerásimova, la viceportavoz de la Duma Estatal, esa norma abarcará a las personas que fueron declaradas culpables de los delitos reflejados en los artículos del Código Penal de Rusia sobre “Secuestro de una persona”, “Venta de personas”, “Uso del trabajo esclavo”, “Delitos en contra de niños y menores de edad”, “Delitos en contra de la integridad sexual y libertad sexual personal”, así como aquéllos que fueron condenados por producción y venta de drogas y sustancias estupefacientes, organización de prostitución y divulgación ilegal de materiales u objetos pornográficos. Este tipo de crímenes se refieren a la categoría de crímenes graves o sobreentienden la violación de las normas de moral social.

El viceprimer ministro, Serguéy Ivanov, informó a los diputados en un informe oficial que el Gobierno apoya la ley, destacando, sin embargo, que “la lista de delitos, incluidos en el documento, necesita una revisión adicional dirigida a ampliarla, incluyendo, en particular, los delitos en contra de la seguridad común que no son compatibles con las tareas de garantizar el respeto de los derechos y los intereses legales de los ciudadanos adoptados y tutelados”.

RT